El tiempo - Tutiempo.net

Gran parte de la historia de Socuéllamos, a la venta en un portal de compra-venta en internet

​La Casa de Mendoza, de propiedad privada, se anuncia en idealista.com, por un precio de 1.400.000 euros.
|


En los últimos días, no se habla de otra cosa en Socuéllamos. “¿Te has enterado que venden la Casa de Mendoza?” Sí, así es, una parte importante de la historia y patrimonio de Socuéllamos se expone en el portal de compra, venta y alquiler idealista.com.


La Casa de la Encomienda o Casa de Los Mendoza, cuya construcción data del año 1.440, siempre ha sido un gran edificio del que hemos presumido dentro de la historia de Socuéllamos, pero que en realidad, muy pocos hemos podido conocer profundamente, al ser de propiedad privada. Desde hace unos días, el anuncio en el portal idealista (que puede ver en este enlace), se ha convertido en viral en nuestra localidad y ha sido uno de los enlaces que más se ha compartido en redes sociales o por mensajería móvil.


El precio de venta de este histórico edificio de 3.804 m2 y 37 habitaciones (o casa de pueblo, como se indica en el anuncio) es de de 1.400.000 euros.


La Casa de Mendoza o de La Encomienda, ubicada junto a la Parroquia Nuestra Sra. de La Asunción, es una casa-palacio cuya construcción data del año 1440. En medio de lo que fue la plaza pública de la ciudad y frente a la antigua casa consistorial, se encuentra la que fue la encomienda que la Orden de Santiago y sus comendadores tenían en la villa. Los diferentes moradores fueron imponiendo sus gustos e ideas a las distintas reformas que la casa sufrió, motivadas por las órdenes dadas por los visitadores de Santiago y por la riqueza y la duración del mandato de los distintos comendadores.


La casa actualmente se compone de un cuerpo de dos edificios unidos por un corredor. El primero de ellos, el que se encuentra más al sur, es el más antiguo, con planta de proporciones regulares, un cuadrado casi perfecto, superpuesto de otros tres cuadrados. Es un recinto pequeño y estrecho, debido probablemente a su origen defensivo, de cuyo sólo quedan las caballerizas. El segundo edificio es la ampliación mandada construir por Antonio de Mendoza virrey de México y Perú en 1524, cuando quiso residir en la villa. Introdujo las ideas renacentistas heredadas de su padre, Íñigo López de Mendoza y Quiñones cuyas evidencias se plasman en la escalera del final del corredor y en los pilares y capiteles con volutas jónicas. Organizó la casa de modo coherente, dejando las piezas de servicio en la planta baja y las residenciales en el segundo piso, frente a la plaza pública, con cinco habitaciones que se conservan en la actualidad. De entre ellas podríamos destacar el aposento de los huéspedes, donde entre las muchas personalidades se alojó Santa Teresa de Jesús.


El Marqués de Aguilar completó la obra, imitando el estilo de su predecesor. Quedó entonces un conjunto homogéneo de cuatro corredores de piedra y madera. Los actuales propietarios, los señores Lodares, hidalgos en Socuéllamos desde el siglo XVIII, le han dado el rumbo definitivo a la casa construyendo escaleras y nuevas dependencias, que han servido para conservar el pleno uso de la casa, que sigue en manos privadas.



Oferta trabajo
tiempo.es