El tiempo - Tutiempo.net

Impugnan la Asamblea General de la Cooperativa Cristo de la Vega celebrada el 7 de abril

​Un grupo de socios consideran que existieron irregularidades en las votaciones que se llevaron a cabo ese día.
|

Un grupo de socios de la Cooperativa Cristo de la Vega, ha presentado la impugnación a la Asamblea General celebrada el pasado 7 de abril de 2018, ante la Comisión de Arbitraje, Conciliación y Mediación del Consejo Regional de Economía social de Castilla La Mancha, al considerar que existen irregularidades en las votaciones que se llevaron a cabo ese día.


La Asamblea, cuyo orden del día tenía como objetivo la renovación de los cargos de presidente y vicesecretario, la modificación de Estatutos Sociales y la aprobación de las cuentas anuales 2016-2017, entre otros, según este grupo de socios, presentó anomalías tales como la existencia de tres papeletas más que votantes, por lo que estiman que alguien pudo votar con más de una papeleta o que algún socio votó más de una vez, socios que pudieron votar sin acreditarse previamente como exigen los Estatutos, socios que sin figurar en la lista de asistentes se les permitiera votar, votos delegados que no se presentaros con el modelo oficial y obligatorio que se adjuntaba en la convocatoria, entre otros.


Para este grupo de socios que presentan esta impugnación, "más grave que estos hechos, es la actitud del actual presidente, Fernando Montserrat Martínez, la Junta Rectora y del gerente, Javier Ruíz, que lejos de solucionar estos errores y convocar nuevas elecciones, se niegan a abrir la caja en la que está toda la documentación y que fue presentada por la Sra. Notaria y que es fundamental para comprobar la veracidad de los hechos, recordando que hubo tan solo un voto de diferencia entre el actual presidente y el otro candidato, Joaquín Marchante Ramos".


Más que una cooperativa de socios cuyo fin es trabajar juntos por el bien de todos, Bodegas Crisve se ha convertido en el cortijo de una Junta Rectora y un gerente que ignoran las peticiones de los socios y actúan según su libre albedrío, que reconocen no haber controlado nada en los últimos años y ser la causa de la grave situación económica en la que se encuentra la cooperativa, y de un presidente que está actuando como tal y por tanto tomando decisiones a pesar de estar las elecciones impugnadas. Y mientras tanto, la indignación y crispación de los socios sigue aumentando, ante la impotencia de ver como estas personas que deberían ser garantes del buen funcionamiento de la cooperativa y velar por sus intereses, juegan con el futuro y bienestar de sus familias”, afirman este grupo de socios en un comunicado.

tiempo.es