El tiempo - Tutiempo.net

Protestas a las puertas de los Centros penitenciarios de la provincia de Ciudad Real por las agresiones del personal penitenciario

​ACAIP, CC.OO Y UGT han vuelto a apelar a la necesidad de incrementar las plantillas, la consideración de los funcionarios como agente de la autoridad, mejorar la clasificación interior de la población interna, contar con una formación adecuada y que se aborde el problema de la enfermedad mental.
|

Concentarion cau0301rceles


Tras la gravedad de las últimas agresiones sufridas por empleados de Instituciones Penitenciarias, entre las que se encuentra la brutal agresión sufrida el pasado 22 de julio en el C.P de Navalcarnero, así como por el aumento considerable de las mismas en estos últimos años, desde ACAIP, CC.OO Y UGT esta mañana se han realizado protestas en las puertas los dos Centros Penitenciarios con los que cuenta la provincia de Ciudad Real, Herrera de la Mancha y Alcázar de San Juan, a las que estaban convocados todos los Centros Penitenciarios del país bajo el lema #Prisiones Sin Agresiones.


Por parte de los representantes sindicales se ha vuelto a recordar que el déficit estructural que sufren las plantillas junto a la media de edad cada vez más elevada está afectando a la seguridad de los internos y los trabajadores. En concreto, el número de agresiones ha aumentado considerablemente en los últimos años, siendo un 60 por ciento superior en el año 2017, y los accidentes laborales del personal penitenciario supusieron en 2017 un incremento del 30% hasta contabilizar la cifra de 1.186.


Por su parte María José Muñoz, representante de UGT prisiones en Ciudad a Real, ha indicado que para solucionar el problema consideran imprescindible un incremento de la plantilla, superior a la Oferta de Empleo público de 2018 con 831 plazas publicadas, que se mejore la clasificación interior de la población interna y que se aborde el grave problema de la enfermedad mental, ya que- según ha indicado- se ha incrementado el número de internos con patologías psiquiátricas en prisión.


Javier Ortega, delegado de la Junta de personal por ACAIP ha reclamado de manera urgente la consideración de los funcionarios de prisiones como agente de la autoridad así como que el personal penitenciario reciba una formación adecuada y específica para abordar estas situaciones de conflicto ya que cada vez se hace más difícil garantizar la integridad de los trabajadores penitenciarios y de los internos.


Según han manifestado los representantes de Acaip y UGT el Centro Penitenciario de Herrera de la Mancha, que cuenta con unos 400 internos, tiene una RPT (Relación de Puestos de Trabajo) obsoleta, ya que no se adapta a las necesidades actuales, además de que tiene sin cubrir unas 40 plazas. Todo ello, según han declarado, se está agravando porque la media de edad de sus funcionarios alcanza los 55 años, muy cercanos a poder acogerse al derecho de pasar a segunda actividad, a partir de los 57, o de jubilarse a partir de los 60.


En lo que se refiere a las agresiones dos funcionarios de Herrera de la Mancha sufrieron heridas de consideración, tras un grave altercado, el pasado 17 de junio. A estas agresiones físicas -han manifestado-hay que sumar las agresiones verbales como insultos, vejaciones, amenazas, así como el aumento de agresiones entre internos. Todo ello, según los representantes sindicales, está provocando que las condiciones laborales del colectivo también hayan empeorado considerablemente al tener que enfrentarse a un mayor número de conflictos cada día.


El Centro Penitenciario de Alcázar también sufre un déficit de plantilla importante ya que 16 plazas de su RPT se encuentran sin cubrir, lo que provoca que, en un centro pequeño como éste, haya departamentos sin personal. Asimismo al igual que Herrera de la Mancha cuenta con una media de edad elevada lo que va traer consigo que en poco tiempo haya serios problemas para cubrir el servicio de interior, ya que no se podrán asumir situaciones de incapacidad temporal o funcionarios que se acojan a la segunda actividad, que son plazas que no se cubren, así como futuras jubilaciones.


En solidaridad con todos los compañeros y compañeras afectados y con el objetivo de que la Administración Penitenciaria adquiera el compromiso de tolerancia 0 con las agresiones, los representantes sindicales han emplazado a los responsables de la Institución a cumplir la legalidad vigente garantizando una prevención y protección eficaz de todos los riesgos laborales existentes en el medio penitenciario.


Por último han recordado que esta movilización surge como preámbulo de las protestas que los trabajadores de Instituciones Penitenciarias tienen previsto llevar a cabo a partir del 1 de septiembre ya que el colectivo lleva durante meses reivindicando unas mejoras laborales que hasta la fecha no han sido atendidas.

tiempo.es