El tiempo - Tutiempo.net

Caballero apela a la solidaridad de las familias de la provincia para que acojan a menores saharauis este verano

|


El presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha dado a conocer esta mañana la nueva convocatoria del Programa Vacaciones en Paz, que permite recibir a un buen numero de niños y niñas saharuais que sufren las dificultades de vivir en los campamentos de refugiados y la penuria de no contar con recursos básicos para tener una alimentación equilibrada, así como padecer las condiciones habitacionales de las propias condiciones del Sáhara, y que durante dos meses tienen la posibilidad de encontrarse con otros niños y con unas familias de adopción y acogimiento.

Caballero, que ha estado acompañado por el vicepresidente del Área de Cooperación Internacional, David Triguero, y por el delegado del gobierno saharaui en Ciudad Real, Abdelahe Almed, así como por el coordinador regional de la asociación de amigos del pueblo saharaui, Silvestre del Río, respectivamente, ha indicado que pretenden que sean acogidos en el territorio ciudadrealeño 180 niños y niñas.

Ha señalado que lo que hace la Diputación, "que es poner dinero" es lo más fácil y sencillo. "Lo mas importante es lo que hacen las familias. Lo que tiene mas valor es recibir en tu casa y como a un hiijo o una hija más a niños y niñas saharauis. Si quisiéramos cuantificarlo en términos económicos sería imposible, no habría números para calcular el coste, sobre todo en afectividad, en amor, en el cariño que dan las familias de acogida a estos niños".

La Diputación correrá con los gastos del traslado de los menores saharauis, un desembolso que supone la cantidad de 120.000 euros para el trasalado de avión desde el aeropuerto militar de Tindouf hasta el aeropuerto de Alicante, y del traslado en autobús desde aquí hasta la provincia de Ciudad Real.

El programa Vacaciones en Paz está dirigido a niños que cuentan con edades que oscilan entre los 8 y los 15 años y se trata de una iniciativa que tiene que ver con la línea de apoyo y cooperación con el pueblo saharaui que mantiene la institución provincial.

El presidente de la Diputación ha recordado que las condiciones de habitabilidad en los campamentos de refugiados saharauis son muy duras, por lo que el programa no sólo comprende el elemento solidario, sino que existen razones solidarias y prácticas, porque los menores pasan revisiones médicas gratuitas en las que se detectan y curan enfermedades, vinculadas algunas de ellas a la mala alimentación.

Ha destacado por experiencia propia, puesto que su familia ha acogido a saharauis algunos años, que la convivencia con estos niños y niñas es enriquecedora, y ha hecho una llamada de atención para conseguir que se unan a este proyecto alrededor de 30 ó 40 familias más de la provincia para llegar al número de 180 niños que se han propuesto sean acogidos este verano.

Ha mostrado finalmente su satisfacción porque desde la Diptuación se puedan atender "las necesidades de los que peor lo pasan aquí, pero tambien que tenga capacidad de atender y apoyar a los que también sufren fuera de nuestras fronteras".

Por su parte, Silvestre del Río, responsable regional de la asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, ha remarcado que este año la recepción de los niños en la provicnia se hará en Alcázar de San Juan, en la madrugada del 1 al 2 de julio, y que el encuentro anual se tendrá en la Dehesa Boyal de Puertollano.

Abdelahe Almed, representante del gobierno saharaui en la provincia de Ciudad Real, ha agradecido el apoyo constante que recibe de la Diputación, no solamente por este programa sino por el resto de ayudas como son la adquisición de allimentos y productos de primera necesidad y con el programa de prácticas de los alumnos de Magisterio.

Abdelahe ha reiterado que la Diputación Provincial de Ciudad Real es una de las instituciones españolas que más ayuda al pueblo saharaui.


tiempo.es