El tiempo - Tutiempo.net

La última actuación arbitral indigna a la masa social de la U.D. Socuéllamos

El último partido disputado en el Paquito Giménez ha dejado, además de a el equipo en una situación cuanto menos preocupante, a una afición indignada con el arbitraje que firmó el colegiado Héctor Juan Bustos.
|



El colegiado Castellanoleonés, que era la primera vez que pitaba a los socuellaminos, sacó de sus casillas a jugadores, técnicos y aficionados con una arbitraje prepotente donde amonestó con ocho tarjetas amarillas a los de Cosin, cuatro de ellas por protestar sus decisiones, y que culminó con la expulsión de Javi Gómez cuando el partido ya había concluido. Refrendó su lamentable actuación con la no señalización de un penalti clarísimo a Jacinto (ver foto de cabecera) estando situado a sólo tres metros de la infracción, que podría haber supuesto el empate a 3 goles.


No queremos que nos regalen nada, ya que este equipo se ha ganado en el campo, con una gran gestión fuera de él por parte de la directiva con su presidente a la cabeza y con el apoyo de una afición ejemplar, estar meritoriamente en Segunda B, pero tampoco que nos quiten.


El ser un pueblo pequeño, con poco recorrido en la división de bronce, no debe servir de coartada para realizar arbitrajes tan nefastos como el del pasado Domingo.


Este club se merece ser tratado con la misma humildad que lo abandera desde su creación hace 91 años. Las consecuencias del encuentro del Domingo deja mermado a un Yugo que viajará a Guernica con las ausencias de Jacinto, Pelegrina y Javi Gomez por sanción.


Dicho esto, plantilla y afición deberíamos pasar página, olvidarnos de arbitrajes y usar todas nuestras energias para que este equipo haga del Paquito un fortín en esta segunda vuelta.