El tiempo - Tutiempo.net

La Delegación de UPyD Socuéllamos realiza una carta abierta a los ciudadanos

Entre varios asuntos, acusan al Equipo de Gobierno de "veto a la información de documentación", "propuestas y escritos que acababan en la papelera", "no se nos permitió participar en la elaboración de presupuestos", "no se atendía a las empresas" ó "solo les preocupa salir en televisión y organizar ferias y fiestas", entre varios asuntos.
|

CARTA ÍNTEGRA DE UPYD A LOS CIUDADANOS


El pasado lunes, Mar Delgado ofreció una rueda de prensa donde explicó a los Socuellaminos/as sus razones de apoyar la moción de censura presentada por el PP el mismo día. Desde entonces hasta la fecha, la propaganda socialista ha desplegado todo su arsenal lanzando injurias y calumnias sobre esta delegación local, con especial virulencia sobre nuestra portavoz y concejal Mar Delgado.


En base a nuestro parecer, el PSOE se ha suicidado políticamente desde el momento que no entendió la diferencia entre mayoría simple y mayoría absoluta. El PSOE nunca ha entendido que ocho más uno son nueve, que si ellos están en el gobierno es porque nuestro partido, conforme lo prometido en elecciones, dio su apoyo incondicional a la lista más votada. Este apoyo le dio la oportunidad al PSOE de gobernar, pero no le dio permiso ni derecho para gobernar como si de una mayoría absoluta se tratase. Bajo esta circunstancia, estaban obligados a dialogar y a consensuar con otros partidos todas y cada una de las decisiones que fuesen tomadas desde nuestro Ayuntamiento. Lejos de esto ocurrir, su prepotente carácter se impuso sobre el sentido común impidiendo que esto sucediese.


Cierto es que hubo muchas reuniones e intentos de acercamiento por nuestra parte, pero como si de una pelota contra un muro de hormigón se tratase, todos esos acercamientos se convertían en distanciamientos. Cierto es que nos llegaron a ofrecer la concejalía de hacienda con un salario y liberación total, pero a cambio de ocuparse en exclusividad a ella, evitando entrometerse en nada más. Lejos de aceptarlo, pues nos resultaba un acuerdo muy oscuro que sometía a nuestra concejala a una esclavitud socialista durante cuatro años, lo rechazamos de pleno. Preferimos quedarnos sin ocupar cargo alguno a vendernos por “cuatro perras” tal y como se está diciendo que hacemos ahora. Que por cierto, cabria preguntar si la reacción de los críticos hubiese sido la misma que ahora, de haber aceptado.


Cabe señalar que, entre otras cosas, Mar Delgado tenía vetada la información, teniendo que superar toda la burocracia a disposición del Gobierno para solicitar cualquier documentación. UPyD presentaba escritos y propuestas que terminaban en el fondo de una papelera, así como la cantidad de mociones que hemos presentado ante este pleno que se ha intentado rechazar una y otra vez, buscando tecnicismos que ni ellos mismos se creían. Entre otras mociones rechazadas a nuestra delegación, la ordenanza de transparencia y buen gobierno presentada en noviembre, el reglamento de participación ciudadana, que a la tercera intentona fue aprobado hace un mes con el apoyo del Partido Popular, un estudio acerca de la calidad de nuestras aguas, por la continua escusa de “estamos en ello”, entre otras.

Lo que nuestra modesta delegación local no entiende por más que lo intenta comprender es, ¿Por qué no permiten que participemos en la elaboración de los presupuestos?¿Acaso no se dan cuenta que si no participamos en dicha elaboración, es difícil que pudiéramos votar a favor?¿Acaso no saben que si votamos en contra, el Ayuntamiento, así como el pueblo en general se paraliza?¿Acaso no se imaginan lo catastrófico que sería un pueblo con el Ayuntamiento bloqueado institucionalmente?¿Acaso no se imaginan lo desastroso que sería para todos y cada uno de los que somos vecinos de esta localidad esta situación? UPyD solo pedía una cosa y así lo expresó Mar Delgado en su discurso de investidura, “participar”.


Se nos ha acusado de irresponsables, pero nosotros entendemos como irresponsable no atender a las empresas del pueblo que han acudido al Ayuntamiento en busca de ayuda y se les ha negado; irresponsable es preocuparse continuamente de salir por televisión y organizar ferias y fiestas donde ellos puedan acudir a lucirse para luego comenzar a preparar un borrador para los presupuestos el 11 de enero, cuando tenían que tenerlo terminado el pasado 15 de octubre por Ley. Irresponsable es gastarse un dinero en poner un anuncio de “un Ayuntamiento abierto a todos” y cerrar con llave el despacho de la alcaldesa, tal y como nos cuentan algunos vecinos, para que estos no puedan tener audiencia con ella. Irresponsable es mandar un mensaje a nuestra concejala diciendo “deja de pedir información a los concejales porque estas entorpeciendo la labor de las concejalías”. Irresponsable es cortar y pegar reglamentos de otros municipios para elaborar los nuestros. Irresponsable es intentar en Junta de Gobierno Local adjudicar un contrato a una empresa que recibió menor puntuación que otra, que de no ser por la presión de nuestra concejala de UPyD, esto hubiera ocurrido. Irresponsable es gobernar con los presupuestos del gobierno anterior. Irresponsable es gastar el dinero del 2016 antes de elaborar unos presupuestos donde esos gastos vengan programados. Irresponsable es que te pidan la dimisión en el Pleno del Ayuntamiento y, en lugar de intentar un acercamiento para arreglar las cosas, salir en todos los medios criticando nuestra modesta delegación local. En definitiva, irresponsable sería por nuestra parte no denunciar todo este cúmulo de incompetencias e inoperancias y cerrar los ojos ante un desastre inminente.

Es por eso que solo teníamos dos opciones: ser cómplices silenciosos de este gobierno insulso, inoperante, opaco y dictatorial, o por otro lado tener la valentía y el coraje de hacer lo que hemos hecho para paliar el error que cometimos de dar el voto incondicional a la lista más votada. Cualquiera de estos dos caminos era sin duda un viacrucis, y por eso mismo optamos por la opción más dura, difícil y de peor calado social, que es apoyar una moción de censura.

Sin embargo, queremos decirle al pueblo que hemos aprendido. A golpes socialistas, pero hemos aprendido, y por eso cedemos el testigo al Partido Popular, pero esta vez con un acuerdo ya firmado que garantiza que todo esto que ha sucedido durante estos ocho meses no vuelva a suceder. Ese es el motivo de nuestro acuerdo y así lo queremos hacer entender.


Sin más, decir a los vecinos y vecinas de nuestra localidad, que para que algo se arregle, antes debe romperse, que las cosas hay que demostrarlas con hechos, no con propaganda. Nuestra concejala Mar Delgado siempre ha dado la cara ante los vecinos, nunca ha dejado una pregunta sin respuesta. Y no piensen en el último Pleno, donde la alcaldesa, ante un premeditado propósito de envilecer a las masas, expuso a nuestra concejala ante una situación de potencial peligro, saltándose el reglamento del propio Pleno incumpliendo por ello la Ley. Esa aptitud de la Alcaldesa no es irresponsabilidad, es maldad, crueldad cuyas acciones están motivadas por el rencor y el odio, lejos de las virtudes y cualidades que debiera de tener un político.


En política, la violencia no es una opción. Afortunadamente vivimos en un estado de derecho donde podemos cambiar de gobierno de una manera pacífica, legitima y acorde a lo escrito en nuestra Constitución. Cualquiera que considere lo contrario, será tildado de antidemócrata y anticonstitucional a todos los efectos por dicho comportamiento.

Es por eso que, dado que en frío las cosas se hablan mejor y los oídos son más receptivos a cumplir su labor, la semana próxima nuestra concejala Mar Delgado ofrecerá otra rueda de prensa para volver a ofrecer sus explicaciones a los ciudadanos, ya que desafortunadamente, la rueda de prensa que conjuntamente realizó con el PP, no fue emitida en la televisión local por supuesta avería, que horas más tarde fue subsanada para poder retransmitir el Pleno. Para quien tenga la urgencia de saber más, como bien dijo Mar Delgado, su despacho está abierto a quien quiera para que, de una manera personal y cívica, pueda ofrecer sus explicaciones con detalle.


Un cordial saludo: Todos y cada uno de los componentes de esta delegación local de UPyD Socuéllamos.