El tiempo - Tutiempo.net

Hoy se cumplen 20 años del Campeonato de Europa de Roberto Parra

Herminio Arjona entrevista al único Campeón de Europa de Socuéllamos.
|


Tal día como hoy hace veinte años en la ciudad sueca de Estocolmo un joven atleta de Socuéllamos al que faltaba poco menos de un mes para cumplir los 20 años, se proclamaba Campeón de Europa de 800 metros, parando el crono en 1'47"74.


La mayor gesta deportiva de un socuellamino en toda la historia ¿Su nombre? Roberto Parra Mateo, nacido en Socuéllamos un 6 de Abril de 1976.


Desde Forosocuellamos queremos rendir un pequeño homenaje a la figura del atleta que paseó con orgullo el nombre de su pueblo por todo el mundo, campeón de España en varias ocasiones, tres en categoría cadete sobre 1.000 metros, otras tres veces campeón nacional en categoría junior sobre 800 metros, una en categoría promesa sobre 800 metros y siete veces campeón nacional absoluto. Además de un campeonato de Europa Junior de 800 metros, el campeonato de Europa de 800 que hoy conmemoramos, Roberto fue 25 veces internacional, atleta olímpico en dos ocasiones y participó destacadamente en varias pruebas del campeonato del mundo. Además estableció varios récords en las categorías infantil, cadete, iunior y promesas.


Veinte años después de su gesta, Herminio Arjona entrevista al campeón.


Roberto, parece que fue ayer pero han pasado veinte años...

Sí veinte años, yo no sé que tiene esto de las fechas señaladas, pero es verdad que hoy me he levantado pensando más que otras veces en esto. La verdad es que te “toca” un poco más cuando se cumple una fecha tan redonda, por inercia al levantarme he puesto un post en facebook, porque días atrás con motivo del campeonato de España mucha gente me ha estado recordando lo que pasó. Y después de hacer balance de estos veinte años lo único que puedo estar es agradecido de haber vivido esa experiencia y que supusiera tanto para tanta gente sobre todo en Socuéllamos.


Ese Campeonato de Europa sigue siendo el hito más importante de cualquier deportista socuellamino ¿Qué te dice eso?

Lo que me dice es que fue algo muy importante incluso dentro del ámbito del atletismo nacional y hasta internacional, con la perspectiva que dan veinte años, uno se da cuenta que aquello fue serio yo venia de ganar un campeonato de España dos semanas antes en Anoeta, donde ya hice 1´47´´71 que es una marca que hoy por hoy nadie se acerca a ella para ganar un campeonato de España, En el ámbito de Socuéllamos tenemos deportistas importantes y relevantes, tenemos a Diana Sánchez, a la Unión, el fútbol sala, Toribio... y en estos veinte años hay cuestiones en deporte que no han avanzado, como la falta de apoyo, porque con el saldrían mejores resultados deportivos. Los apoyos los tuve al principio de mi familia y luego después del gobierno regional y marcas deportivas.


Como bien nos dices venias de proclamarte Campeón de España en San Sebastián, quince días antes ¿Pero en la carrera de Estocolmo pensabas poder ganar la carrera y hacer esa marca?

En la final del europeo prácticamente calqué la marca del nacional, estaba corriendo a un gran nivel, cuando salí a la final sí me creía que iba a ganar, no me cabía en la cabeza otra cosa que no fuera ganar. Había ganado prácticamente a todos los que me encontré en la final, la única duda que yo tenía era el desarrollo de la carrera y que yo llegué a la final destrozado, estaba entrenando un máximo de 77 kilómetros a la semana que es poquísimo y me pasaba factura a nivel muscular, pero suplía el dolor con la cabeza, me imaginaba una y mil veces ganando la carrera como al final sucedió.


¿Qué recuerdas de aquel 10 de marzo de 1996?

Yo había ganado en todas las categorías, era como un nuevo reto que yo tenía ante mí, tanto el campeonato de España, como el europeo, eran una especie de retos continuos y en muy poco tiempo. En unas semanas pase de ganar el campeonato promesa a ganar el absoluto y el europeo, prácticamente no me daba tiempo a hacerme a la idea de donde iba a estar mi limite, lo que si sabía es que estaba respondiendo a todo. Como anécdota hace unas semanas fue el campeonato de España y la gente me llamaba diciéndome que la marca que yo establecí sigue vigente como récord del campeonato. Yo no era consciente del nivel al que estaba corriendo en ese momento, unas semanas antes yo no me podía imaginar que iba a ser campeón de Europa en mi primera internacionalidad absoluta, rompiendo muchos de los retos a los que me estaba enfrentando.


Después viene ese recibimiento en Barajas, luego aquí en el ayuntamiento con la plaza llena ¿Cuándo se abren las puertas del aeropuerto y ves toda esa gente de Socuéllamos cómo te sentiste?

Fue increíble, estaba totalmente desbordado, pero ya en el viaje yo me di cuenta que algo gordo había pasado porque cuando paraba en sitios la gente ya me conocía, fueron dos semanas de mi imagen ganando el nacional y el europeo, entonces se dedicaba más información al atletismo, incluso había artículos especializados en “El País”, “Marca” y el “As”. Lo del pueblo fue increíble, siempre hay gente que anima como Eugenio y Juan Torres que fueron los que más movieron el recibimiento. Muy agradecido y sobre todo contento de que ese haya quedado como uno de los más felices en Socuéllamos, porque yo siempre presumía de ser socuellamino y así lo comentaba con orgullo cada vez que tenía ocasión y hoy en día en el mundo del atletismo saben que Roberto Parra es de Socuéllamos.


Img 15911



Después de esa carrera se crearon unas expectativas entorno a tí en todo el mundo, se hablaba ya del futuro del

medio fondo mundial y viene ese percance que tienes en la rodilla, cuéntanos un poquito...

Hombre tantas expectativas eran difícil que se materializaran aún sin haber lesión por el medio, pero es verdad que yo competía con los que fueron campeones del mundo y han estado en finales olímpicas, ese era al nivel al que estaba compitiendo, en el 96 voy lesionado a las olimpiadas y en el 97 me operan de una rodilla, y años después se frustan mis temporadas en años olímpicos, yo seguía defendiéndome a nivel nacional y europeo pero ya no con las previsiones que se habían hecho. En mayo del 96 gané una superliga europea que consolidaba aún más el campeonato conseguido ante gente tan potente o más que en pista cubierta. Yo tenía muy poca capacidad de acumular cargas, por eso tenía mejores resultados en la temporada de pista cubierta ya que mi cuerpo todavía no sufría sobrecargas y lesiones, al aire libre siempre llegaba más tocado. Lo único que lamento es no haber podido desarrollar los 1.500 que nunca pude entrenar adecuadamente, en 2003 fui finalista en el campeonato del mundo, entrando por delante de Estévez y con marcas como el 3´34´´66 de 2003 fue la segunda mejor marca europea de todos los tiempos por delante de Cacho, Coe, Estévez, pero me lesionada constantemente y así era imposible, estaba más tiempo encima de la camilla que entrenando.


¿Se te ha quedado clavada la espinita de olimpiadas? En Atlanta te tuviste que retirar lesionado y en la segunda no llegaste al 100%.

No guardo más espina que la de la suerte, el haber tenido un físico que me limitaba un poquito. ¿Qué podría haber hecho de no haber estado tan tocado por la lesiones? Pero no sólo en las olimpiadas, a nivel de marcas, estoy seguro que en 1.500 mi carrera hubiera sido totalmente distinta, pero esta reflexión me pilla muy satisfecho, en el momento que yo gano un campeonato de España ya estoy agradecido, ya estoy completo, cuando gano el europeo junior ¡imaginate!, el europeo, la superliga europea... todo viene de más y la consecución de un billete para las olimpiadas es algo espectacular, el hecho de vivir unas olimpiadas es algo increíble. Me hubiera gustado estar en mi mejor momento pero yo sabía que iba a un 70% de mis posibilidades. No lo guardo como espinita, lo guardo como bueno por las grandes experiencias que han significado para mí.


Roberto hablanos un poco de Carbonel, tu primer entrenador.

De Carbonel podríamos hacer una entrevista aparte, me gustaría decir tantas cosas de él. José Luis ha marcado la vida de mucha gente, el más que un entrenador era el tutor de nosotros, los éxitos que he tenido se los debo a él, a la impronta que dejó en mí. Un montón de chavales del “Gerardo Martínez” gracias a él hicimos atletismo, longitud, altura, carreras... mucha gente le debemos a Carbonel el habernos metido en este mundo. Hoy muchos de nosotros tenemos el objetivo que nuestros hijos hagan lo mismo que nos enseñó Carbonel. Él que era profesor, y después fue entrenador, no era consciente de la capacidad psicológica que tenia sobre el deportista. No sólo me sacó a mí, ahora hay una campeona de España. Irene Sánchez Escribano, que esta ahí gracias a Carbonel, un entrenador al nivel de los mejores y muy buena persona.


¿Qué ha sido para ti tu familia? Ya no sólo en la faceta deportiva, en tu vida personal, en la laboral...

Yo he tenido muy claro la suerte de tener a mi familia apoyándome, como al resto de mis hermanos, quizás lo mío exigía más. He visto gente como yo en categorías inferiores que lo dejaban por falta de apoyo familiar, en mi caso ha sido todo lo contrario, han viajado conmigo siempre que ha podido, en mi casa la economía siempre ha sido justa, yo siempre me he sentido muy privilegiado. En todo tipo de deportes cuando llegas a un nivel se viven todo tipo de presiones y eso lo supieron entender mis padres, con 16 años me dejaron volar por indicación de Carbonel para entrenar con Martín Velasco. Siempre los he tenido detrás, los quiero un montón, han estado siempre conmigo, antes, durante y después.


Otra persona importante fue tu tío abuelo Ramón Parra...

Mi recuerdo de él no es muy diferente al que mucha gente de Socuéllamos tiene, una persona seria que estaba asumiendo la alcaldía de Socuéllamos, tengo el recuerdo de que era una persona que unificada, una buena persona, que para mi padre había sido como un segundo padre para él. Recuerdo sus palabras en el salón de plenos cuando el campeonato de Europa expresando lo feliz que sentía en ese momento a nivel familiar y por no ser alcalde en el momento de ese homenaje de cara a la gente malpensada que pudiera mal interpretar el acto.


Tras tu retirada comienzas una nueva andadura ligada al deporte ¿Cómo fue Roberto?

Siempre me ha llamado mucho el mundo de la gestión, sabía que mi carrera no podía ser alargada mucho más, fui formándome, en el 2006 dejé de competir y complete mi formación en Adecam, después me llamaron para desarrollar un programa de educación en valores junto a Fernando Romay durante cuatro años, la Junta que era uno de los patronos de la fundación Cultura y Deporte que me sitúo muy cerca de la política, de manera accidental llegué a la Dirección General de Deportes de Castilla La Mancha, para ocupar la vacante que dejaba Martín del Burgo, estuve más de tres años, la experiencia fue increíble volcándome en todas las áreas, si fuera por mi voluntad ahí hubiera dejado mi paso por la gestión política. Después el partido socialista me propone para liderar un cambio politico en Socuéllamos, cosa que no se pudo conseguir pero del que también estoy satisfecho de mi trabajo. Cuando uno lo da todo no queda nada por hacer. Ahora sigo vinculado a la gestión del mundo del deporte, gestión deportiva integral, soy entrenador deportivo nacional llevando gente, participo y colaboro en eventos deportivos, represento marcas deportivas en el mundo del running, fútbol y pádel.




Para terminar Roberto ¿Quién o quienes han sido importantes en tu vida de atleta?

No puedo ceñirme a nombres, la labor que yo he realizado en el atletismo ha sido una labor de equipo, sin la familia y el resto de actores, tres entrenadores, compañeros de entrenamiento, marcas deportivas que me han apoyado, el apoyo de institucional de Castilla La Mancha y amistades como la de Fran que ha sido incondicional, es imposible; a todos y todas mi agradecimiento porque sin ellos la historia se hubiera desarrollado de otra manera. ¡GRACIAS!