El tiempo - Tutiempo.net

¡Del Madrid Castilla al cielo!

Se vaticinaba en la previa día grande en el Paquito Giménez y el Domingo 13 de Marzo no defraudó. En los prolegómenos del choque la peña madridista de Socuéllamos “El Tragaluz – Julio Casabella” entregaba una insignia conmemorativa al entrenador merengue Ramis.
|



Fecha que va a quedar marcada en la memoria de todos los aficionados socuellaminos. Se lo barruntaba mi padre que en la víspera me mandó a por una entrada, gran aficionado a la Unión este año no había visto a su querido equipo al estar delicado de salud. Pues acertó, sabio el, vaya que si acertó, ha sido testigo del mejor partido de los azules en lo que va de temporada y de un hecho histórico para la localidad.


El Yugo U. D. Socuéllamos ha goleado 4-0 al todopoderoso Real Madrid Castilla. Y lo ha hecho acompañado de 2400 personas que no han parado de animar en todo momento y que han convertido el Paquito en una fiesta. La fiesta de la Unión.


Los hombres de Cosín han dominado todas las facetas del juego de principio a fin, el técnico alcazareño ha planteado un esquema de juego con dos delanteros arriba y un tercero, (Omar) que aunque partía de una banda, alternaba posición en la punta del ataque. Dos medio centros presionando la salida de balón y la defensa un tanto adelantada. El objetivo era no dejar pensar a los jugones del equipo blanco y pisar terreno visitante el mayor tiempo posible. Acierto de pleno.


Imposible destacar ningún jugador hoy. Los 14 que pisaron el césped rayaron a gran altura. Portería muy bien cubierta por Javi López. Defensa muy segura y concentrada. Medio del campo presionando la salida del Madrid y llegando con mucho peligro al área rival y delantera fajandose con los centrales y bajando el balón al suelo cuando así lo requería el partido. Los cambios acertados oxigenando al equipo y dándole profundidad.




En el minuto 11 empezaba todo. Saque de banda de Carlos, tras varios rechaces el balón le llega a Jesús García que conecta un disparo que se cuela por toda la escuadra. Golazo.1-0. Desde ese minuto hasta el descanso vendaval de fútbol y ocasiones para la Unión que no dejaba respirar a los hoy de gris.


13, Calle dispara alto.
14, Centro chut de Omar al larguero.
16, Gran jugada de equipo. Calle para Kike que deja sentado a su par y su centro es rematado por Jesús al larguero.
20, Salva desde fuera del área a las manos del portero.
22, Jacinto de cabeza fuera.
26, Jacinto de nuevo de cabeza, para el portero.
35, Centro de Carlos y Jesús García entrando en plancha remata de cabeza con gran intervención del portero.


Siete ocasiones claras antes del segundo gol obra de Kike Domínguez que empalmaba un balón desde la frontal ante el que nada puede hacer Herrero, celebración por todo lo alto con sus paisanos de Aceituna que se desplazaron para la ocasión.


Primera parte de ensueño para enseñar a los niños. Del Castilla poco rastro, dos jugadas de Mariano solventadas con acierto por un Javi López muy seguro toda la mañana. Todavía pudo la Unión irse a vestuarios con un gol más pero Calle fallaba un penalti lanzado a lo Panenka.




La segunda mitad empezó con un acercamiento del Castilla con remate de Lucas Torró de cabeza que salía desviado.


El Socuéllamos por su parte volvió a tener el dominio del juego y a emplearse con intensidad. Así Zurdo en el 50 remataba de volea alto, hasta que llegó el tercero en un saque de esquina lanzado por Kike con remate marca de la casa de Javi Gómez. Duodécimo gol del Conquense que volvía a la senda goleadora.


Las gradas del Paquito que hacían la ola y los locales que se gustaban ante los olés del público, en medio paradón de Javi a lanzamiento de falta de Mariano.


La guinda la ponía Ocaña al transformar un penalti cometido sobre el mismo.


4-0 final. Partido Histórico el vivido hoy en Socuéllamos que será recordado por mucho tiempo y mi padre tan contento a su casa. Algo se olía el hombre.


43 puntos que colocan al equipo séptimo y que ya mira para arriba sin ningún atisbo de vértigo. La próxima jornada visita a San Sebastián para medirse al filial de la Real Sociedad.


No tocamos el cielo pero casi.