El tiempo - Tutiempo.net

Una sentencia anula la moción de censura en Ontígola y el PSOE recupera la Alcaldía

​El juzgado considera que se apoyó en un caso de "transfuguismo" por el que el edil de Ciudadanos obtuvo una "ventaja personal", al encontrarse en paro y ser nombrado después concejal con 2.300 euros de sueldo.
|


El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Toledo ha anulado una moción de censura consumada el pasado 10 de febrero en el municipio de Ontígola, en la cual los votos de seis concejales --cuatro de la Agrupación de Electores Independientes AEIO, uno del PP y otro de un edil electo por Ciudadanos pero considerado tránsfuga al proceder a la votación--, arrebató la Alcaldía a la socialista María Engracia Sánchez en favor del ex alcalde independiente José Gómez Ruiz.


En la sentencia, recogida por la agencia de noticias Europa Press, entiende el juzgado toledano que el acto administrativo de la moción de censura ha de declararse "nulo y sin efecto alguno" por haberse vulnerado "el derecho fundamental de acceso a cargos públicos", por lo cual ha de restablecer en el cargo de alcaldesa a María Engracia Sánchez "con todos los efectos que correspondan".


En sus fundamentos de derecho, explica el juzgado que el concejal electo por Ciudadanos, José Antonio Fernández de la Torre, ya había visto acreditada su condición de concejal no adscrito, toda vez que había sido expulsado de la formación naranja no solo por mostrar su intención de apoyar esta moción de censura sino además por no pagar las cuotas del partido en los últimos seis meses.


Un día antes de la moción de censura, el 9 de febrero, la alcaldesa dictó una Resolución en la que se reconoce que Fernández de la Torre, al haber sido expulsado de Ciudadanos, ya es oficialmente concejal no adscrito, por lo que su voto en la moción de censura no tenía validez.



IU CREE QUE SE INTENTÓ EVITAR UNA AUDITORÍA


Rubén Díaz, único concejal electo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, ha considerado que esta moción de censura se ideó "para evitar una auditoría que iba a esclarecer por qué el municipio debe 4,5 millones de euros" por la gestión de José Gómez Ruiz, quien fuera predecesor y a la vez sucesor de la alcaldesa socialista tras la moción.


Además, Díaz ha añadido que tras la moción de censura, la secretaria vio incrementado en 500 euros mensuales su retribución. Ante la "gravedad" de estos hechos, el concejal de la formación de izquierdas exige la dimisión de todos sus cargos públicos a los concejales José Antonio Fernández de la Torre, Luis Miguel González Álvarez-Palencia, José Gómez Ruiz, María Vicenta Esparza Francés, David Aguilar Blascoy Ángel Calrderón García-Panadero, "responsables todos ellos de los hechos acontecidos y que han supuesto un perjuicio político, social y económico aún por determinar en el Ayuntamiento de Ontígola".


Igualmente, "se exige la inmediata dimisión como secretaria Carmen de la Cal Perelló, funcionaria sin cuya colaboración toda esta trama no hubiera sido posible". "La moción de censura no cumplía con los requisitos necesarios para prosperar y ser sometida a votación, y Carmen de la Cal Perelló, debió impedir la votación, e incluso la celebración del pleno", entiende Rubén Díaz a raíz de la sentencia.


La "negligencia" de la secretaria, según ha explicado Rubén Díaz en un comunicado, es que avaló que el propio Fernández de la Torre presidiera la Mesa de Edad que decidió si él mismo podía votar la moción de censura. Por ello, dicha decisión, tal y como refrenda la sentencia, es nula de pleno derecho.