El tiempo - Tutiempo.net

La Plataforma Contra la Privatización del Agua de Alcázar, expone en Socuéllamos "los perjuicios" del modelo de gestión público-privado

​Han destacado entre varios temas, "el oscurantismo total" sobre la gestión y calidad del agua.
|



La Plataforma contra la privatización del agua, de Alcázar de San Juan, ofrecieron un charla informativa en Socuéllamos, para explicar las diferencias de modelo de gestión pública o privada del agua.


En la charla, motivada por los ciudadanos que últimamente debaten a través de las redes sociales sobre la calidad del servicio que ofrece la empresa privada que la gestiona, el portavoz de la Plataforma alcazareña, Fernando Ruiz de Osma, ha explicado en primer lugar que el acceso al agua es un derecho humano y lo que no se puede es “comerciar” con los derechos humanos, “cualquier negocio que esté basado en la gestión del agua, nos parece inmoral”. Los diferentes modelos de privatización del agua, ha sido la base de la charla, sobre todo el modelo público-privado, el que normalmente comparten un ayuntamiento y una empresa privada, “un modelo que esconde trampas en esa gestión”, dando a entender que el socio privado “sabe hacer todo para ganar dinero”, mientras el socio público lo que tiene que hacer “es pagar constantemente” y por ese motivo, explica, la gestión privada “se lleva mucho dinero aquí en Socuéllamos o en cualquier otra localidad y lo que intentaremos explicar es de qué manera se llevan esos beneficios a base de explotar algo que es un derecho humano”.


Para la Plataforma, los perjuicios para los ciudadanos con este modelo de gestión del agua como el que disponemos en Socuéllamos, “son todos, pero sobre todo económicos y de índole del propio servicio”, ya que cuando una empresa accede a la gestión de un servicio como la del agua, nunca lo hace para unos pocos años, se firman contratos de 20, 25 años, o más y a lo largo de esos períodos “las inversiones que realiza la empresa privada es realmente nula, como el caso que Socuéllamos, si pasan los años y no se invierte en renovar la red de agua, ¿qué sucede?, que se queda vieja, falla”. Es el caso de nuestra localidad, según explican desde el Ayuntamiento y la empresa Aquona, concesionaria del servicio en Socuéllamos, la presión del agua por la noche desciende notablemente “porque la red es muy vieja y al mantener la misma presión por la noche, cuando, hay menos consumo, estas pueden reventar”. En algunos casos de viviendas de diferentes alturas, el agua por la noche, desde las 12, ha llegado a ser nula, con el considerable enfado de los vecinos.


Otro de los perjuicios explicado por Ruiz de Osma, es en muchos casos la cláusula de ganancia mínima para la empresa privada que se reflejan en los contratos, “si la empresa no llega a ese beneficio al año, entonces es el ayuntamiento el que debe poner la diferencia o bien subir las tarifas”.


Remunicipalizar el servicio no es tarea fácil “pero tampoco imposible”. “Lo importante es gestionarlo con honestidad, con transparencia y en medida de lo posible con participación ciudadana, eso garantiza que el servicio es bueno”.


En cuanto a la calidad del servicio y el nivel de estado de abastecimiento, el ayuntamiento debe exigir a la empresa privada que los haga públicos, “pero esa es otra parte de las privatizaciones, el oscurantismo total que cae sobre la gestión del agua, se ocultan cifras, datos, subcontrataciones que realiza la empresa a filiales, poco invierten en la localidad”.


Tras la charla, los vecinos asistentes debatieron sobre la gestión del agua en Socuéllamos, acordando de nuevo una reunión el próximo jueves en el parque de las señales, sin descartar la formación de una Mesa del Agua, que pueda ser un medio entre los vecinos y sistema público-privado, que pueda exponer los problemas y dudas de los ciudadanos.