El tiempo - Tutiempo.net

El Centro de la Mujer coordina un proyecto sobre el uso responsable de las nuevas tecnologías

La idea del proyecto es encontrar una fórmula que permita hacer llegar la información a los pequeños de la forma más realista posible para que el mensaje sea más efectivo.
|



La Asociación Punto Omega está impartiendo durante este mes de noviembre en los centros escolares del municipio una serie de talleres sobre el uso responsable de las nuevas tecnologías. Se trata de un proyecto coordinado por el Centro de la Mujer que va dirigido a alumnos de 5º y 6º de Primaria y 1º, 2º Y 3º de la ESO y que tiene como objetivo persuadir a los alumnos sobre los peligros de Internet y las Redes Sociales.



“Desde hace ya tres años venimos desarrollando acciones de sensibilización en Primaria y Secundaria en los centros de Castilla La Mancha. Trabajamos para que chicos y chicas menores adquieran conciencia de qué son las redes sociales, cómo usarlas de forma inteligente y cómo superar los obstáculos que se pueden presentar”, ha explicado Andrés Carmona Durán, uno de los monitores del taller.



Además de impartir estos talleres, este año la asociación ha querido dar un paso más y ha invitado al Instituto de Socuéllamos a participar en un proyecto llamado ‘Alumnado ayudante’, en el que se forman monitores entre los alumnos más mayores para que sean estos los que impartan la formación entre los más jóvenes. “Se trata de un proyecto que tiene un modelo de aprendizaje-servicio en el que alumnos y alumnas aprenden a la vez que enseñan a los más pequeños. Los alumnos aprenden habilidades que tienen que ver con la comunicación y la expresión oral que les permiten advertir a los más pequeños, que pronto se incorporarán al instituto, sobre los peligros de las nuevas tecnologías”, dijo Carmona.



Una de las alumnas mayores que participan en este proyecto de formador de formadores es Andrea Pacheco, alumna de 3º de la ESO del Instituto que ha querido formar parte de este proyecto para ayudar a los niños pequeños, “que muchas veces ya cuentan con whatsapp y acceso a Internet, a conocer los peligros que estas herramientas conllevan”.



Cuando los alumnos finalicen la formación podrán poner en práctica lo aprendido a través de dos charlas que darán a otros alumnos más pequeños de nuestro municipio, una sobre intimidad y otra sobre respeto, orientadas a prevenir conductas vinculadas con el ciberbullying y la violencia de género. “Se trata de que los niños tengan más conciencia de lo que son las redes para que no se dejen manipular, porque no todo lo que ocurre en las redes está bien”, comentó Andrea Pacheco.



La idea del proyecto es encontrar una fórmula que permita hacer llegar la información a los pequeños de la forma más realista posible para que el mensaje sea más efectivo. “Cuando el mensaje lo traslada la Guardia Civil lo hace de una forma, cuando lo trasladamos nosotros lo hacemos de otra, pero cuando lo traslada un compañero mayor, al que a los niños les gustaría parecerse, la información tiene un impacto mucho mayor y esto es lo que estamos intentado conseguir con este proyecto”, añadió el monitor, Andrés Carmona.



Para el concejal de Bienestar Social e Igualdad, José Manuel Fernández, se trata de “un proyecto novedoso y muy atractivo, puesto que son los jóvenes los que se encargan de instruir o guiar a otros alumnos más jóvenes”.


“Este curso forma parte de las jornadas que se están realizando contra la violencia a las mujeres y hemos querido centrarlo en el mal uso de las TIC favoreciendo la participación de los jóvenes”, aseguró el concejal, que añadió que el proyecto tendrá continuidad en años sucesivos.