El tiempo - Tutiempo.net

"Se cree el ladrón que todos son de su condición..."

​Artículo de opinión de Angel Laguía.
|

Haciendo uso del símil boxístico denominado “GOLPE BAJO”, es lo que ha recibido la Empresa que gestiona el Servicio Municipal de Agua de Socuéllamos, al comprobar cómo se divulga la información que vengo aportando periódicamente sobre la mala y nefasta gestión del Abastecimiento de Agua de nuestro pueblo y como se desmorona la presunta trama que tienen montada (abuso, estafa, fraude, engaño, mala calidad de agua, hurto, etc.) al ponerlo en conocimiento a todos los habitantes a través de los medios de comunicación (prensa y radio), para que sepan los ciudadanos lo que está sucediendo y sufriendo económicamente durante estos últimos 16 años.


Pero no lo han sabido encajar y a partir de recibir el mencionado “CROCHET” ha decidido tomar represalias contra mí e involucrar a mi familia confundiendo “LAS CHURRAS POR MERINAS”, cometiendo el error de menospreciarme y chantajearme en contestación a todo lo que estoy divulgando y sacando a la luz, porque a partir de estas denuncias están adoptando medidas revanchistas y barriobajeras, utilizado miserablemente a una de mis hijas, al intentar “ROBARLE” poniendo al cobro una factura de agua duplicada del mismo periodo (2º Trimestre 2016) por importes de 30,19 y 604,44 Euros, alegando el incompetente, patético, vulgar y mediocre encargado del servicio, que el cobro de la segunda factura es por “ESTAFA” y nunca mejor dicha esta palabra que se la tienen que aplicar ellos mismos, porque es lo que llevan haciendo muchos años “ ESTAFANDO A LOS USUARIOS”; y como dice el refrán piensa el “ LADRÓN QUE TODOS SON DE SU CONDICIÓN”.


En cuanto a las medidas inusuales, absurdas, inmorales, carentes de modales y sin sentido como el chantaje, amenazas, presiones, persecución, e incluso al corte del suministro, quiero que sepan que tendrán respuesta inmediata y desde aquí les digo que no me dan miedo y tampoco van a conseguir amedrentarme, ya que tengo material y documentación más que suficiente como para inculparles de todos estos presuntos fraudes y artimañas que llevan realizando a lo largo de tantos años.


Claro está que todas estas presuntas maniobras fraudulentas que la Empresa AQUONA lleva realizando durante tanto tiempo, tendrían solución si nuestros Gobernantes tuvieran las suficientes agallas, valor y actuaran en consecuencia poniendo en “VEREDA” y en su sitio a la Empresa, en defensa del usuario que en definitiva es el gran perjudicado.

Si el Excmo. Ayto. tuviera ese coraje como he comentado en el párrafo anterior, la Empresa dejaría de ingresar unos cuantos miles de euros (traducidos en varios millones de pesetas, que es el GOLPE BAJO que han recibido y que les duele) que hasta ahora presuntamente nos ha estado robando, por lo que están que echan las uñas y se suben por las paredes, porque ven que se les ha acabado el chollo.


También tengo que denunciar que el pasado mes de Agosto se presentó en mi casa el incompetente y mediocre encargado de AQUONA acompañado de una dotación de tres policías locales sin previo aviso ni notificación alguna con el propósito de cortarme el agua de la vivienda que tengo en el Paraje el Juncarillo a 300 mts. del final de la calle Villarrobledo zona las granjas, alegando que era una acometida ilegal (la acometida es legal y data del año 1988); cuando se procedió a canalizar dicha calle previa aprobación del Pleno del Excmo. Ayto. y como trabajador de la Empresa, conforme al artículo 50 del convenio colectivo los trabajadores de AQUAGEST, S.A. ahora AQUONA estábamos exentos del pago de la factura del agua, (algo similar a los derechos que tenían o tienen los trabajadores de las compañías del ramo, agua, gas y electricidad, adjunto copia de dicho convenio). A día de hoy, la empresa no me ha notificado por escrito algo que contravenga mis derechos adquiridos durante mi etapa de trabajador de la misma.


Lo cierto es que haciendo uso de la fuerza alardeando de su porte ruín y mezquino, el incompetente, infame y mediocre encargado viéndose superior y envalentonado por la compañía de la fuerza pública, me cortó el suministro de agua y se llevó el contador de mi propiedad (hago alusión a la propiedad porque era mío ya que en su momento lo pagué y entiendo que me lo ha robado) como si de cualquier maleante, asesino u okupa se tratara, sin darme tiempo ni lugar a la defensa y alegato de cualquier tipo que pudiera aclarar la situación.




Fdo. Ángel Laguía Collado




* Forosocuellamos no se hace responsable de los artículos de opinión enviados a nuestra redacción, siendo el único responsable del mismo el autor/autora firmante. 

tiempo.es