El tiempo - Tutiempo.net

Castilla-La Mancha lideró en 2016 el incremento en la venta de coches usados

​1.941.073 unidades, lo que supone el mayor incremento del país, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). El total nacional cerró con un repunte del 12,3%, con 1.941.073 unidades transferidas
|



Por comunidades autónomas, todas ven crecer sus ventas de usados en 2016. El mayor incremento lo registra Castilla-La Mancha (+20,2%), seguida de la Comunidad de Madrid (+14%), Andalucía (+13,6%), Baleares (+13,5%) y Comunidad Valenciana y Baleares (+13%). 


Le siguen Extremadura (+11,9%), Murcia (+11,8%), Cataluña (+11,1%), Castilla y León (+10,9%), Aragón y Navarra (+10,7%), Galicia (+10,6%) y La Rioja (+10,3%)Crecen en menor medida Canaria y Asturias (+9,3%), País Vasco (+8,4%), Cantabria (+7,8%) y Ceuta y Melilla (+1,2%). 


Estos datos, según Faconauto, arrojan una ratio de ventas vehículo usado frente a nuevo de 1,7 a 1, idéntica a la del año anterior, debido a la clara mejoría en el mercado de vehículos nuevos, que cerraron 2016 con un incremento del 11%, y confirmando que España sigue lejos, en esta estadística, de otros grandes mercados europeos, donde el usado goza de más popularidad. 


Para la patronal de los concesionarios, durante el año pasado este mercado se ha caracterizado especialmente por el protagonismo de los coches de menos de tres años de edad, cuyas operaciones se han "disparado" un 32,6%, suponiendo, además, el 19% de las transferencias. 


Sigue siendo la demanda de esta franja la que con más dificultad cubren los concesionarios, especialmente los modelos seminuevos de entre uno y dos años que, al finalizar el año, arrastraban una falta de stock de 33.000 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. 


Preocupante envejecimiento


Por otro lado, en 2016 se ha intensificado el envejecimiento de los vehículos de segunda mano que se transfieren en el país, ya que el 55% rebasaba los diez años de antigüedad, habiendo crecido además su venta un 13,9%. De esta manera, la edad media de los coches transferidos ha sido de 10,8 años, tendencia que continuará en 2017, cuando sobrepase los 11 años. 


Por su parte, los coches de entre cinco y diez años cayeron un 1,8% y fueron un 19% del total, mientras que los de tres a cinco años se redujeron un 0,2%, representando el 7% de las transferencias. 


"No podemos permitirnos que el mercado de coches usados también contribuya al fuerte envejecimiento de nuestro parque automovilístico. Un mercado de ocasión sano requiere que salgan de la circulación también esos coches mayores de diez años", ha dicho el presidente de Faconauto, Jaume Roura.