El tiempo - Tutiempo.net

Castilla-La Mancha ha incrementado en 604 millones el gasto social y los recursos para generar riqueza y empleo desde el inicio de la legislatura

El gasto social se ha incrementado en 2016 y 2017 en 509 millones de euros y las partidas relacionadas con el desarrollo económico y el empleo un 35,1 por ciento.
|


El Gobierno de Castilla-La Mancha ha incrementado en 604 millones de euros el gasto social y los incentivos a la inversión empresarial y la creación de empleo con los dos primeros presupuestos de la legislatura, lo que permite destinar 1,6 millones de euros adicionales al día a la reconstrucción social y económica de la región.


El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, así lo ha subrayado durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales, en el que ha sido rechazada la enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2017.

Ruiz Molina ha resaltado que los presupuestos de este año se han elaborado para “meter tres marchas más a los avances sociales y económicos” de la región. De esta forma, los principales objetivos que se ha marcado el Ejecutivo de Emiliano García-Page son mejorar la calidad de vida de las personas, priorizando el gasto social; impulsar las condiciones que incentiven la inversión empresarial y que permitan generar riqueza y empleo y, todo ello, hacerlo compatible con un control férreo de las finanzas públicas, cumpliendo con el objetivo de déficit.

Unos presupuestos para este ejercicio, ha enfatizado Ruiz Molina, que suponen una enmienda a la totalidad a la política de recortes y mala gestión que llevó a cabo el anterior Ejecutivo regional y que, por lo tanto, son la segunda anualidad de un plan muy ambicioso de legislatura para la reconstrucción social y económica de Castilla-La Mancha.

Resaltando que el Ejecutivo de García-Page “siempre mira hacia adelante”, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que los presupuestos para 2017 son “una herramienta fundamental para que Castilla-La Mancha siga recuperando su autoestima y su confianza como región”.
La voluntad del Gobierno, ha continuado, es devolver los servicios públicos, las infraestructuras, las ayudas, las subvenciones y las inversiones para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía de Castilla-La Mancha. “Esa es la llave maestra que mueve nuestros presupuestos, los de 2016 y los que hoy debatimos en esta cámara, los de 2017”, ha añadido Ruiz Molina.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, durante su intervención en el pleno de las Cortes, ha puesto en valor que el Gobierno regional con los mismos mimbres que hace dos años ha elaborado unos presupuestos para 2016 y 2017 con “alma y cabeza”. Con alma, ha indicado, porque “detrás de cada decisión de gasto somos conscientes de que hay un ciudadano afectado y con cabeza porque se maximiza en beneficio de la ciudadanía cada céntimo público de la Administración regional y se recupera a la región controlando el gasto público”.

El gasto social se ha incrementado en 509 millones con los presupuestos de 2016 y 2017
Ruiz Molina ha explicado que el proyecto de presupuestos para 2017 asciende a 8.919,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,9% respecto a 2016, que en términos absolutos son 499,6 millones de euros más. Desde un punto de vista del presupuesto no financiero, excluida la deuda pública, el crecimiento es del 3,7%.
Para garantizar la consolidación del gasto social, al que se destina el 70% del gasto no financiero, se destinan 5.009 millones en 2017. Si al de 2017 se incorpora el presupuesto de 2016, en solo dos años se ha incrementado el gasto social en 509 millones de euros, un 11,3% más que en 2015.

La partida para sanidad es la de mayor importe del presupuesto de la Junta y supone cerca del 40% del gasto no financiero, por lo que cada día se destinan a este ámbito 7,3 millones de euros.

Una apuesta por la sanidad pública del Gobierno de García-Page que se refleja en que se ha incrementado en 300 millones la partida sanitaria en tan solo dos años, un 12,5%, incrementando además un 9% las inversiones en el ámbito sanitario, que permitirán continuar con las obras de los nuevos hospitales e iniciar la construcción de ocho nuevos centros de salud.

A educación, la segunda partida de mayor importe del presupuesto, se destinan 1.625,6 millones de euros, el 22,7% del gasto no financiero, es decir, 4,4 millones al día. Con el objetivo de recuperar la educación tras el paso del anterior Ejecutivo, el gasto en educación se ha incrementado en 144,8 millones en dos años, casi un 10% más.

Al tercer pilar del Estado de bienestar, los servicios sociales, se destinan 692,5 millones de euros en 2017, lo que tal y como ha recordado Ruiz Molina, permitirá invertir 1,9 millones al día.

Además, este año se ha aumentado la inversión pública un 21%, siendo el capítulo que más crece en los presupuestos para 2017, lo que tiene como objetivo dotar a los servicios públicos fundamentales de las infraestructuras que necesitan para prestar los servicios con la calidad que se merecen los ciudadanos y, al mismo tiempo, generar empleo gracias al efecto multiplicador de la inversión pública.

En materia de servicios públicos, Ruiz Molina ha puesto de manifiesto que, en relación con la mejora del empleo público en la Administración regional, se han contratado durante la legislatura a más de 2.200 trabajadores y se han aprobado dos ofertas de empleo público con 2.244 plazas.

Las partidas relacionadas con el desarrollo económico y el empleo crecen en dos años un 35,1%

Respecto al bloque económico de los presupuestos, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha señalado que sigue apostando por la inversión empresarial para que las empresas aumenten de tamaño y llegue inversión de fuera con el objetivo de crear un mayor número de empleos.

Así, entre 2016 y 2017 se incrementan las partidas relacionadas con el desarrollo económico y el empleo un 35,1%, al sumar 94,8 millones más.

Para 2017 al Plan Extraordinario por el Empleo, se destinan 92,5 millones; al Plan Adelante, más de 50 millones, y a las políticas destinadas a I+D un total de 107,8 millones de euros.

También en esta área se desarrollará el Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento, se impulsará la incorporación de los jóvenes al campo, se aumentarán los incentivos en la industria agroalimentaria, se mejorará el transporte de viajeros y se recuperará la tarjeta joven del transporte colectivo interurbano, entre otras actuaciones.

En cuanto al tercer objetivo, el control riguroso de las finanzas públicas, Ruiz Molina ha señalado que es lo que permite pagar muy rápidamente a los proveedores y tener controlado el déficit público.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha recordado que, además, esto demuestra que “se puede compatibilizar la apuesta por la recuperación social y económica con una ejecución presupuestaria rigurosa y seria”.

En definitiva, ha añadido Ruiz Molina, con los presupuestos de 2016 y 2017 hemos demostrado que “es posible avanzar en la recuperación social y económica manteniendo el rigor y el respeto a los principios de sostenibilidad financiera y estabilidad presupuestaria. Y haciéndolo desde el diálogo y el consenso con la sociedad en su conjunto”.

Ruiz Molina ha subrayado que estos objetivos se van a lograr sin llevar a cabo ningún cambio en los impuestos de titularidad autonómica, que ya en 2016 se modificaron para hacerlos más progresivos, con lo que se ha congelado la presión fiscal.

Los presupuestos de 2017 se desarrollarán en un contexto económico en el que, según los principales estudios económicos del país, la tasa de crecimiento de la economía regional será superior a la de la economía nacional, una coincidencia que, tal como ha enfatizado Ruiz Molina, se produce desde que García-Page es presidente de la región y no antes.

Esto se debe a varios factores, según Ruiz Molina, entre los cuales se encuentra la política en materia económica y presupuestaria que está llevando a cabo el Gobierno de García-Page y que ha permitido que, desde el inicio de la legislatura, se hayan constituido más de 4.200 empresas en la región, se haya reducido un 5% la tasa de paro y haya 47.600 parados menos y 49.300 ocupados más.