El tiempo - Tutiempo.net

La Junta ordena el pago de más de 3,1 millones de euros para ganaderos de ovino y caprino por sus derechos especiales

​A la espera de que el FEGA haga la liquidación pertinente, el próximo viernes, tras haber realizado la nueva asignación de derechos y haber sido solicitada por Castilla-La Mancha.
|


El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha ordenado el pago de 3.139.905 euros por los derechos especiales de ovino y caprino en Castilla-La Mancha. Una inyección de liquidez “fundamental” en el medio rural donde los beneficiarios componen un sector “emblemático” para la región; “prioritario”, en la Comunidad Autónoma y una de las principales preocupaciones del consejero, por las dificultades que atraviesan los pequeños empresarios ganaderos, debido al bajo precio de su producto en origen.


Unas ayudas que estarán en las cuentas de los ganaderos el próximo viernes y que son compatibles con el resto de ayudas agroambientales previstas por el Gobierno de Emiliano García-Page, “que apuestan por el pastoreo y el fomento de la ganadería extensiva en Castilla-La Mancha”, ha dicho el consejero.


Martínez Arroyo ha recordado que los ganaderos estaban esperando que el Ministerio comunicase la ‘prima exacta’ de sus derechos por cabeza de ganado, correspondientes a los derechos especiales de 2015 y 2016. Una vez publicados, el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha comunicado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) la necesidad de “adelantar” estas ayudas asociadas a la PAC para los ganaderos debido a su vulnerabilidad y para garantizar de esta manera, su viabilidad y reducir el abandono de la actividad, “clave” para la Comunidad Autónoma.


El consejero ha señalado que Castilla-La Mancha ha hecho la petición de fondos al Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), “lo antes posible una vez que la semana pasada tuvimos la comunicación formal de la ‘prima’ exacta que tiene que cobrar las cabezas de ganado en la región, tanto aquí como en el resto de España”. Y ha aclarado que hasta que el Gobierno central no ha confirmado los derechos especiales de los ganaderos de ovino y caprino no se ha podido hacer esta petición de fondos al propio Ministerio.


Apuesta por la ganadería extensiva


Además del pago de los derechos de ovino, el consejero ha hecho hincapié en la apuesta del Gobierno regional por la ganadería extensiva que se pone de manifiesto en las ayudas agroambientales, “columna vertebral” del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha. En esta materia, están en vigor las ayudas para razas en peligro de extinción y pastoreo, es decir, para razas ganaderas extensivas, entre ellas, la raza manchega “que da lugar al emblemático cordero y cotizado queso manchego”, ha apuntado.


Asimismo, como ha explicado Martínez Arroyo, este año la Consejería de Agricultura ha convocado una nueva “ayuda de rescate al pastoreo” dirigida a los que se quedaron fuera “porque el Gobierno anterior no presupuestó la línea suficientemente en el PDR, como también sucedió con la línea de Agricultura Ecológica”. Una actividad, el pastoreo, “tan representativa” en Castilla-La Mancha y que supone una “práctica beneficiosa para el medio ambiente y el clima” muy valorado en la actualidad por la Unión Europea.


Por último, el consejero ha anunciado que en los próximos meses la Consejería de Agricultura va a convocar “una ayuda específica para ganadería extensiva de ovino y caprino dotada con 8,5 millones de euros, que se apoya en la protección de Bienestar Animal y que es uno de los logros de la modificación del PDR que acaba de firmar la Comisión Europea”. Todas estas ayudas son compatibles, es decir, que los ganaderos pueden cobrarlas al mismo tiempo y fomentan “la ganadería ligada al territorio, la que pasta”, siendo la Comunidad Autónoma que más apoya este tipo de ganadería. Un trabajo “de forma conjunta” y con “total transparencia” con las organizaciones profesionales agrarias y los agricultores y ganaderos de la región, ha concluido Martínez Arroyo.