El tiempo - Tutiempo.net

Alfonso Cortina, propietario de la bodega Villagarcía, Embajador del Vino de FENAVIN 2017

El empresario se dedica desde hace años a su pasión: el vino, al que le augura un futuro espléndido y cuyo mercado ha ayudado a expandir.
|



Alfonso Cortina comenzó su carrera profesional en el Banco de Vizcaya en los años 60 y desde ahí fue ascendiendo en el mundo empresarial desempeñando múltiples cargos importantes hasta llegar a ser presidente de REPSOL, cargo que ostentó durante ocho años. Pero su verdadera pasión es el mundo del vino, al que se dedica actualmente desde su bodega, Villagarcía, en la que vuelca todos sus conocimientos empresariales y ganas de mejorar.


P-. ¿Se vive mejor como consejero delegado de una gran empresa o como dueño de una bodega?, ¿se parecen en algo ambos mundos?

R-. Se vive mejor como dueño de una bodega, aunque los criterios básicos empresariales para dirigir una gran empresa o una pyme son los mismos.


P-. El mercado chino era uno de sus principales objetivos cuando arrancó el proyecto de Vallegarcía, ¿siente que ya ha triunfado o aún quedan cosas por hacer?

R-. El mercado chino nos ayudó mucho en el año 2011 y sigue siendo un destino importante de nuestras ventas. Hoy están repartidas por diversos mercados, siendo los más importantes, aparte de China y España, el Reino Unido, Alemania, Suiza y Estados Unidos. Siempre quedan cosas por hacer y en estos momentos vamos a iniciar la plantación de 19 hectáreas adicionales para crear nuevos vinos y atender más mercados.


P-. ¿Cuál es un recuerdo personal asociado inseparablemente al mundo del vino?

R-. Un recuerdo muy emotivo fue llegar un sábado, hace años, a la bodega cerrada y ver en el almacén de expedición pallets preparados para China, Alemania, EEUU, Japón y España. Todo ello habiendo empezado en 1999 de la nada absoluta. Fue realmente muy emotivo.


P-. ¿Qué supone para usted el reconocimiento de Embajador de Vino en esta edición de FENAVIN?

R-. Para mí es un gran honor inmerecido por haber muchos más protagonistas del sector con más méritos que yo y un gran acicate para seguir haciendo las cosas bien.


P-. ¿Cómo ve el presente y el futuro del mundo del vino español?

R-. El vino español tiene un futuro espléndido. Cada vez se hacen mejores vinos en España y su penetración en los mercados internacionales es creciente, por no hablar de una relación calidad-precio imbatible.


P-. ¿Qué opinión le merece FENAVIN?

R-. FENAVIN es la gran feria española del vino, el escaparate internacional imprescindible para el conocimiento y comercialización de los vinos españoles. Una magnífica realidad que se resume en las siguientes cifras: 7.000 compradores en la edición de 2017 que provienen de 70 países.

tiempo.es