El tiempo - Tutiempo.net

Información y visibilización de la fibromialgia en el mercadillo local

“No es una enfermedad de los huesos, afecta a tendones, músculos, ligamentos, a todos los órganos del cuerpo, a nivel cognitivo y en tu día a día”, Maribel Alcolea, diagnosticada con fibromialgia y fatiga crónica.
|



La delegación socuellamina de la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Villarrobledo y Región (AFIBROVI) instalaba esta mañana una mesa informativa en el mercadillo de la localidad para dar “información y visibilidad a la enfermedad”, explicaba Maribel Alcolea, miembro de la delegación socuellamina.


Con motivo del Día Internacional de la Fibromialgia, que se celebra este viernes 12 de mayo, varias miembros de la asociación se han reunido en el mercadillo con el objetivo de romper estereotipos y recaudar fondos: “vendemos artículos que hemos hecho nosotras mismas para recaudar algo de dinero solamente para terapia, lo que no nos dan en la Seguridad Social”.


Según Alcolea, la fibromialgia “es una enfermedad muy desconocida y la gente tiene una visión que no corresponde con la realidad… No es una enfermedad de los huesos, es una enfermedad que afecta a tendones, músculos, ligamentos y, como consiguiente a todos los órganos del cuerpo. Es degenerativa y te afecta a nivel cognitivo y en tu día a día, no solamente es un dolor de huesos.”


La Organización Mundial de la Salud reconoció la fibromialgia como enfermedad en 1992 y, actualmente, no existe ningún medicamento para su tratamiento: “Medicamentos: antidepresivos, antiinflamatorios, ansiolíticos… pero nada que vaya relacionado con la fibromialgia porque no existe. Solo es para calmar dolor.” En Castilla La Mancha, 60 mil personas sufren fibromialgia, según el último estudio realizado en 2011. “A nivel de España entre el 2 y el 3% de la población la sufre y la mayoría son mujeres”, explicaba Alcolea quien ha añadido que en Socuéllamos 12 mujeres la padecen y todas ellas pertenecen a la Asociación. Según la OMS, entre los síntomas se encuentra el dolor generalizado, crónico, constante, fatiga extrema, insomnio, problemas de concentración y de memoria, alteraciones gastrointestinales, ansiedad y depresión, entre otros.


“LLevamos más de dos años intentando poner en marcha la asociación… Damos información, hablamos para que nos comprendamos entre nosotras porque es muy difícil que seamos entendidas por los demás. También hacemos piscina, terapias naturales, relajación… y tenemos una psicóloga y acupuntura. Son terapias un poco alternativas porque la medicación la verdad es que nos destroza todo”, añadía Alcolea quien, como la mayoría de afectadas, fue diagnosticada tras numerosas pruebas que, en su caso, tardaron 15 años.