El tiempo - Tutiempo.net

La Guardia Civil impide la venta de más de 211.000 dosis de droga en Albacete, una de las mayores incautaciones

​En el marco de la operación 'Octopusy' se ha impedido que lleguen al mercado de varias provincias españolas en lo que han calificado como la "mayor incautación" de estupefacientes en Castilla-La Mancha de "la última década"
|



La Guardia Civil de Albacete ha impedido que 211.240 dosis de droga lleguen al mercado de varias provincias españolas en lo que han calificado como la "mayor incautación" de estupefacientes en Castilla-La Mancha de "la última década", según ha asegurado el responsable de comunicación y cabo Primero de la Comandancia de Albacete, José Amado Cuenca, que ha lamentado, no obstante, que "no ha sido posible descabezar la pirámide" del entramado de la organización.


En el marco de la operación 'Octopusy', se ha conseguido detener a un hombre de 37 años sin antecedentes penales y de nacionalidad ecuatoriana y vecino de la localidad madrileña de Vallecas, como presunto autor de un delito contra la salud pública al estar acusado de tráfico de drogas, tras "sorprenderlo" en un control organizado en la autovía A-31, a la altura de La Roda, con cerca de 2000 gramos de heroína, 612 gramos de cocaína y 100 gramos de hachís.


Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo, después de que una patrulla del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Albacete detectase "un comportamiento extraño" en la conducción de un vehículo a la altura de La Gineta, según Amado.


En ese momento, se detectó que llevaba en el vehículo un macuto con recipientes que contenían productos químicos, calificados como precursores adulterantes en el listado de la ONU.


Tras esa comprobación, se alertó al equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de Albacete que comenzó una serie de "seguimientos muy costosos" hasta la localidad de Vallecas, del que sospechoso era vecino.


Tras varios dispositivos de vigilancia se "tuvo conocimiento" de que el individuo iba a proceder a trasladar en su vehículo personal una "ingente cantidad de droga", lo que hizo según ha indicado el cabo Amado, que se vieran "obligados" a intervenir, establecimiento un dispositivo en la autovía A-31, para interceptar el "alijo" de heroína cuyo destino, según han detallado eran las provincias de Albacete, Ciudad Real, Alicante, Murcia y Córdoba.


Tras detener al sospechoso, se comprobó que en el maletero del turismo llevaba "ocultos" cuatro bultos que correspondían a cerca de dos kilogramos de heroína.


Tras la detención de esta persona y con la "pertinente" autorización judicial, agentes de la Guardia Civil realizaron un registro en su domicilio particular donde se incautaron de 612 gramos de cocaína de gran pureza, 100 gramos de hachís, además de diverso material audiovisual, informático y móviles, y el turismo que el detenido utilizaba para transportar la droga.


Gracias a esta aprehensión se ha conseguido evitar, según el responsable de comunicación, de la llegada al "mercado negro" de 211.240 dosis aunque "no ha sido posible descabezar la pirámide" del entramado de la organización, según el cabo José Amado.


En la operación 'Octopusy' han intervenido efectivos del equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la comandancia de la Guardia Civil de Albacete, personal de la agrupación de Tráfico, así como perros del servicio Cinológico y de la Sección de Intervención Rápida, que fueron los que detectaron la droga en el maletero.


A pesar de la que detención se produjo hace un mes, la investigación se encontraba bajo secreto de sumario por lo que no ha sido hasta ahora cuando se ha podido dar cuenta de la operación.


Las actuaciones están siendo llevadas a cabo por el Juzgado de Instrucción número 3 de Albacete y el detenido se encuentra ingresado en la prisión de La Torrecica sin fianza.