El tiempo - Tutiempo.net

Cooperativas Agroalimentarias prevé una bajada de la producción del 10% en CLM en la próxima vendimia

Prevé una producción de 21,5 millones de hectolitros de vino y mosto en la próxima campaña de vendimia, un 10,2 % menos que en la anterior, en la que se produjeron 24,22 millones de hectolitros.
|



Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha prevé una producción de 21,5 millones de hectolitros de vino y mosto en la próxima campaña de vendimia, un 10,2 % menos que en la anterior, en la que se produjeron 24,22 millones de hectolitros, según los datos provisionales de cosecha.


Así lo ha estimado la Asamblea de Vinos que Cooperativas ha celebrado en Tomelloso, para informar sobre las claves legislativas, productivas y comerciales de campaña vitivinícola 2017-2018, según ha informado la organización en nota de prensa.


La estimación podría reducirse aún más debido al estrés hídrico que sufre el viñedo de secano, como consecuencia de las elevadas temperaturas que se vienen registrando desde la primavera y que adelantarán unos 15 días el inicio de la recolección de la uva.


Por contra, si el ciclo hídrico cambiara y se registraran precipitaciones antes del inicio de la vendimia, la cosecha podría incrementarse.


El portavoz vitivinícola de Cooperativas, Juan Fuente, ha señalado que "nos encontramos en una situación crucial para el sector, un momento histórico donde están sucediendo muchísimas cosas y muy rápidamente".


Y aunque se va a llegar a la vendimia "con cierta incertidumbre", ha considerado que "la situación es buena, el mercado está activo y los precios repuntando".


Las existencias de vino en Castilla-La Mancha son similares a la media registrada en los últimos diez años, unos 7,7 millones de hectolitros de vino y 1,3 millones de hectolitros de mosto.


Por lo que respecta al ámbito nacional, Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha prevé una producción de 38,3 millones de hectolitros, un 12,2 % menos que en la pasada campaña, lo que supondría un descenso de 5,5 millones de hectolitros.


La bajada de producción afectaría a todas las comunidades autónomas, excepto Canarias, pero con mayor incidencia en las del tercio norte peninsular (Galicia, Castilla y León, País Vasco y Navarra, sobre todo), aunque esta cifra estará muy condicionada por la principal comunidad vitivinícola que es Castilla-La Mancha.


En el contexto europeo, las heladas de primavera registradas el pasado mes de abril hicieron mella en el viñedo, especialmente en el de Francia, cuyo Ministerio de Agricultura cifró a mediados de julio en un 17 por ciento (8 millones de hectolitros) la bajada de la producción respecto al año pasado.


Italia y otros países centroeuropeos, podrían completar la disminución global de 5,5 millones de hectolitros, hasta alcanzar una producción en torno a los 148 millones de hectolitros, lo que supondría una disminución de entre el 10 y el 12 por ciento con respecto a la pasada campaña.


Ante estas estimaciones, Fuente ha hecho un llamamiento a las bodegas cooperativas de Castilla-La Mancha para que "se abastezca el mercado con productos diferenciados y de calidad, con el fin de obtener una mejor captación de valor y mayor reconocimiento en los mercados vitivinícolas mundiales".


Por otro lado, Cooperativas ha valorado la reducción del rendimiento máximo declarable de 40.000 a 30.000 kilos/hectárea, como método de control para que la Consejería de Agricultura pueda detectar posibles irregularidades en las declaraciones de cosecha realizadas a través del sistema informático DECOVI.


En este sentido, la organización cooperativa considera que dado que en la práctica no existen rendimientos tan elevados y que su mantenimiento permite la posibilidad de prácticas poco transparentes y perjudiciales para el conjunto del sector, la Consejería podría estudiar incluso aplicar una mayor reducción.


Además, apuesta por incentivar la elaboración de mosto como producto regulador del mercado vitivinícola, destinando aquellas producciones con rendimientos altos o sobremaduraciones provocadas por la sequía, y por abastecer el mercado de alcoholes, producto que podría tener mejores perspectivas de venta al haber disminuido la producción en las principales zonas de producción de coñac en Francia. 

tiempo.es