El tiempo - Tutiempo.net

La criminóloga Beatriz Alarcón explica su experiencia en el psiquiátrico penitenciario

​Ha realizado una interesante charla en el Centro Social Carmen Arias, denominada “La Cara Desconocida de la Psiquiatría Penitenciaria”.
|



La sala de usos múltiples del Centro Social “Carmen Arias”, ha acogido repleta de público en la tarde del jueves 17 de agosto, la charla ofrecida por la criminóloga socuellamina, Beatriz Alarcón Delicado, denominada “La Cara Desconocida de la Psiquiatría Penitenciaria”.


Alarcón ha querido exponer ante el público, el trabajo que realiza como voluntaria en el psiquiátrico penitenciario, dando un enfoque diferente a lo que normalmente se conoce muchas veces a raíz de los medios de comunicación “cuando no se transmite toda la información que realmente sucede cuando los hechos han acontecido y pasa un tiempo, se olvida todo lo que hay detrás”.


En el caso de la psiquiatría penitenciaria, Beatriz ha explicado que se trata a las personas que entran en prisión por un delito cometido y que padecen una enfermedad mental y que en muchas ocasiones no se valora el trabajo que se realiza en este tipo de centros “cuando se trata de recuperar a la persona y que pueda llevar una vida normal, en base a su enfermedad, como el resto de la población. “Como digo, cuando en los medios de comunicación la información no es del todo completa, puede quedar distorsionada la imagen de estas personas como gente peligrosa, que no es capaz de vivir en sociedad y es todo lo contrario, por eso quiero demostrar que sí se pueden recuperar y cuales son los pasos”.


Durante la charla ha hablado sobre una serie de casos que han sido bastante llamativos en la sociedad y otros que trata en el psiquiátrico penitenciario y cómo han evolucionado con diferentes tratamientos a través de diferentes actividades, como las salidas terapéuticas, que ayudan a estas personas a insertarse en la sociedad. También ha contado su experiencia como voluntaria.


Beatriz Alarcón ha hablado evidentemente de las víctimas. “Siempre nos ponemos en la piel de las víctimas, pero hay también otra víctima oculta que son los enfermos mentales, quienes también son víctimas, tanto de una sociedad que no ha sido capaz de diagnosticar su sociedad y de tratarla antes de que sucedieran los hechos y víctimas en muchas ocasiones de la incomprensión de lo que es la enfermedad mental, la esquizofrenia y este tipo de ámbitos”.



tiempo.es