El tiempo - Tutiempo.net

Para el Grupo Municipal Socialista PP y UPyD basan su modelo de política social en la beneficencia

Los socialistas socuellaminos no están de acuerdo en "trabajar las dificultades educativas o el absentismo con el chantaje de la comida", en referencia a la próxima apertura del comedor socieducativo.
|


Con el inicio del curso escolar, el gobierno municipal del PP y UPyD vuelve a retomar el proyecto del comedor social; un proyecto con el que desde el Grupo Municipal Socilaista están en desacuerdo, al considerar que “está mal planteado desde el principio y que como ni ellos mismos saben de lo que hablan porque unas veces lo califican como comedor social y otras veces como comedor socioeducativo han confundido a los vecinos y vecinas, ya que hemos recibido muchas consultas sobre el tema”.


Para la concejal socialista, Vanessa Sáez, es un proyecto “mal planteado desde el inicio” y afirma “que el equipo de gobierno no ha hecho más que dar tumbos porque primero nos hablaron del comedor social para familias en situación de vulnerabilidad, un comedor para pobres, como así venía en su programa electoral; luego nos dijeron que solo sería para menores y que serviría para trabajar el absentismo escolar, intentando darle así alguna justificación a un servicio que no había por dónde cogerlo. No podemos estar de acuerdo en trabajar las dificultades educativas o el absentismo con el chantaje de la comida”, explicaba Sáez.


Desde el Grupo Socialista ya mostraron el año pasado su desacuerdo, pues entendían que las carencias o dificultades para acceder a los recursos básicos como es la alimentación, o los malos hábitos alimenticios que puedan tener las familias “deben trabajarse ahí, en el seno de la familia; y el absentismo y la intervención socioeducativa deben desligarse de ese problema”.


“Y mucho menos usarse como moneda de cambio para obtener una comida o acceder al mismo, continuaba Sáez en declaraciones en rueda de prensa, considerandoque se trata de“políticas desfasadas, rancias, segregadoras; políticas basadas en la beneficencia y que desde luego no atienden cada problema donde debe tratarse, y ni mucho menos atienden al principio de inclusión. El equipo de gobierno de PP y UPyD por darle forma o justificar su comedor social han mezclado churras con merinas”.


Además, para el Grupo Municipal Socilaista, el equipo de gobierno en el ayuntamiento, están mostrando desde el inicio del programa una falta de previsión o de proyecto que también se pone de manifiesto en las contrataciones para llevar a cabo el servicio, primero con el plan de empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha y que al ser de seis meses motivó que a mitad de curso se tuviera que contratar el servicio con una entidad privada; “y ahora veremos cuánto nos suponen los diferentes contratos que se van a firmar para su puesta en marcha: alquiler, limpieza, servicio de cátering, contratación de personal; acondicionamiento del local… etc”.


Desde el Grupo Socialista han querido aclarar a los socuellaminos y socuellaminas que este proyecto no tiene nada que ver con un COMEDOR ESCOLAR, “que es lo que nuestro grupo tenía previsto poner en marcha y que así se recogía en nuestro CONTRATO CIUDADANO”.


“Este servicio no es un Comedor Escolar abierto a toda la población, no es un comedor con carácter educativo, y desde luego no es un comedor que ayude a conciliar la vida familiar y laboral, que es la apuesta del Grupo Socialista. Éste sí sería un buen servicio que Socuéllamos está perdiendo con este gobierno de PP y UPyD, que van dando pasos hacia atrás en lugar de avanzar”, afirman.


El Grupo Socialista plantea un Comedor Escolar que acogería a los alumnos y alumnas de todos los centros educativos, con dos objetivos: por un lado facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral; y por otro, educar a nuestros escolares en una serie de hábitos alimenticios, una educación alimentaria que fomente una actitud adecuada ante los alimentos, que mejore la autonomía de nuestro alumnado a la hora de sentarse a la mesa, que ejerza labores de socialización también y sobre todo a la hora de comer, así como resolver problemas de alimentación de nuestros menores.


"Vemos como todas las poblaciones de nuestro alrededor, más grandes y también más pequeñas que Socuéllamos disponen de comedores escolares con gran demanda”. Ponían como ejemplo las localidades de Pedro Muñoz, que en el próximo curso inaugura el segundo, en Tomelloso casi todos los colegios disponen de él, con once comedores, Villarrobledo, en Alcazar de San Juan hay ocho, Herencia, Mota del Cuervo… “En Socuéllamos seguimos quedándonos atrás en servicios para los ciudadanos, seguimos quedándonos en modelos de beneficencia en lo relativo a las políticas sociales, y así será mientras siga gobernando el PP y su socia de gobierno de UPyD”.

tiempo.es