El tiempo - Tutiempo.net

Los socialistas de Socuéllamos proponen una Ordenanza para regular la tenencia y la protección de los animales de compañía

Con el objeto de establecer una normativa que regule las relaciones entre personas y animales, haciendo compatible dicha relación con los posibles riesgos para la higiene ambiental, la salud y seguridad de las personas y bienes
|


El Grupo Municipal Socialista ha presentado para su debate y aprobación en pleno una Ordenanza municipal de tenencia y protección de animales de compañía –fundamentalmente referida a perros y gatos-, con el objeto de establecer una normativa que regule las relaciones entre personas y animales, haciendo compatible dicha relación con los posibles riesgos para la higiene ambiental, la salud y seguridad de las personas y bienes, así como establecer los requisitos sobre tenencia de animales y normas de comportamiento a seguir por sus propietarios o responsables, considerando que los animales deben recibir un trato digno y correcto.


Con esta intención, la ordenanza tiene en cuenta tanto las molestias y peligros que puedan ocasionar los animales, como el valor de su compañía para un elevado número de personas.


Como sucede con toda convivencia, debe encauzarse de forma razonable para que sus peligros no tornen en desventajas los muchos beneficios de la cercanía de animales. Las personas han de tener en cuenta que los animales dependen absolutamente de ellas y que deben responsabilizarse de todas las atenciones que requieren, así como de asegurar que su presencia o sus hábitos no van a ser dañinos para el resto de la comunidad, sobre todo para la higiene, el ornato y la seguridad de la ciudad y para las personas a las que no les agrada la presencia de animales.


En el articulado de esta norma se han plasmado los puntos esenciales que tienen que ver con las ventajas y los inconvenientes que genera la existencia de gran población de animales de compañía: la coexistencia entre propietarios y no propietarios; la educación y sensibilización ciudadana; la garantía de la higiene y el ornato de la localidad; las condiciones de movilidad, circulación y transporte de los animales en los lugares públicos, asegurando las condiciones en que esto se puede hacer y acotando lugares para la estancia de animales en libertad. La regulación de la tenencia y los cuidados. La protección y defensa de los derechos de los animales y la atención a sus necesidades en caso de abandono y maltrato.


En el texto también se incluye un apartado específico sobre los animales potencialmente peligrosos, que deberán estar registrados mediante una licencia municipal, así como una serie de requisitos para la tenencia de estos animales por parte de sus propietarios. Otro apartado que se contempla en el articulado es el referente a las agresiones que un ciudadano pudiera sufrir por parte de un animal doméstico; o la prohibición el uso de venenos, cepos y otros métodos que causen dolor para el sacrificio de perros y de cualquier otro animal de compañía.


Asimismo, queda prohibido el abandono de animales en todo el término municipal, pudiendo ser sancionado como falta muy grave por riesgo para la salud pública, estableciéndose por norma que el propietario que no desee continuar poseyendo el animal deberá entregarlo en un centro de acogida.


La ordenanza también recoge las infracciones o sanciones por el incumplimiento de la misma, calificándose en razón a su entidad en leves, graves y muy graves, con multas que podrán variar desde 30 a 3.000 euros.




tiempo.es