Aspirando a obtener un estatus de altos ingresos – BusinessWorld

Macroctor – Freebeek

(parte uno)

aEl último líder (Editorial) en el prestigioso Boletín Económico Semanal El economista (31 de julio) Plantea algunas preguntas muy importantes sobre nuestro futuro económico a largo plazo. ¿Está Filipinas, entre los mercados emergentes, condenada a no generar altos ingresos en las próximas décadas? ¿Nuestras respuestas fallidas a la pandemia sellaron nuestro destino para siempre de ser un país de bajos ingresos o incluso un país de ingresos medianos altos? ¿Estamos entre las economías en desarrollo a las que se refiere el párrafo inicial del líder: «A principios de siglo, las economías en desarrollo eran una fuente de optimismo ilimitado y ambición violenta. Hoy, Sudáfrica sufre un levantamiento, Colombia sufre protestas violentas y Túnez se enfrenta a una Crisis constitucional. El gobierno antiliberal en la moda. El Perú acaba de ser juramentado como marxista con su presidente y las instituciones independientes bajo ataque en Brasil, India y México «.

El optimismo sobre los mercados emergentes en particular surgió a principios del tercer milenio a través de una tesis propuesta por Jim O’Neill, economista global de Goldman Sachs. Acuñó el acrónimo BRIC (Brasil, Rusia, India y China), ya que predijo que estos cuatro grandes países podrían ser las economías más dominantes para 2050. En 2003, estos países incluían más del 25% de la cobertura terrestre del mundo y el 40% de la población mundial, tienen un PIB (en términos de paridad de poder adquisitivo) de alrededor de $ 20 billones. A principios del 21S t En el último siglo, estos cuatro países se encontraban entre los mercados emergentes más grandes y de más rápido crecimiento.

La abreviatura BRIC se ha convertido en una palabra de economistas y empresarios. Los cuatro han cambiado sus sistemas políticos para adoptar políticas orientadas al mercado y el capitalismo global. Goldman Sachs predijo que China e India, respectivamente, se convertirían en los proveedores globales dominantes de bienes manufacturados y servicios, mientras que Brasil y Rusia se convertirían en proveedores igualmente dominantes de materias primas. La euforia por los mercados emergentes se ha extendido a otros países más pequeños. Goldman Sachs agregó 11 mercados emergentes más (nombrados los siguientes 11) a su lista de economías muy prometedoras que al menos podrían dar el salto a los ingresos medios altos, si no a los ingresos altos. Estos fueron Bangladesh, Egipto, Indonesia, Irán, México, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Corea del Sur, Turquía y Vietnam. Todos estos países, excepto Corea del Sur, que ya tiene una economía de ingresos altos, siguen siendo países de ingresos medios en la actualidad. La pregunta de los $ 60 es si se graduarán o no al estatus de ingresos altos, o caerán en la llamada trampa de ingresos medios que discutiremos más adelante en esta serie de artículos.

READ  Machday: Barcelona intenta recuperar el segundo puesto. Burnley - Southampton

Cabe señalar que de estos 11, solo Vietnam, Indonesia y Filipinas (VIP) están incluidos entre los 10 países de la ASEAN. El denominador común entre estos tres es la gran población, que es una clara ventaja con mayores ingresos porque el mercado interno puede ser el principal motor de crecimiento en contraste con las pequeñas economías que dependen demasiado de las exportaciones, como Singapur y Hong Kong. De hecho, una de las principales razones por las que Filipinas ha podido mantener un crecimiento anual del 6 al 7% durante muchos años después de recuperarse de la pandemia es que nuestro principal motor de crecimiento es el mercado interno de 110 millones (y los consumidores que están en el mercado local). subir). Representa más del 70% de nuestro PIB. También debe tenerse en cuenta que el crecimiento de China en la actualidad está impulsado principalmente por el consumo interno más que por las exportaciones.

En 2009, los líderes de los países BRIC realizaron su primera cumbre y en 2010 el BRIC se convirtió en una institución oficial. Sudáfrica inició sus esfuerzos para unirse a los BRICS, y el 24 de diciembre de 2010, en una reunión en China, fue invitada a unirse al grupo BRICS. Con la incorporación de Sudáfrica, los BRICS se convirtieron en una organización política, ya que su inclusión fue claramente por el bien de la corrección política. Jim O’Neill, el creador del concepto BRIC, en realidad no estuvo de acuerdo con la inclusión de Sudáfrica porque reconoció con razón que Sudáfrica, con una población de menos de 50 millones, era demasiado pequeña como economía para unirse a las filas de BRIC. Países como México, Pakistán e Indonesia habrían sido candidatos más dignos.

READ  Los planificadores de turismo miran hacia PowerGen PoS | trabajo local

Qué está pasando ahora, como lamenté editorial El economista Como se mencionó anteriormente, no es la primera vez que se desvanecen las esperanzas para los mercados emergentes. El sueño BRIC no duró mucho. En algún momento del camino, Rusia y Brasil administraron mal sus finanzas y hoy ya no se promocionan como mercados emergentes atractivos. La crisis financiera rusa en 2014-2016 fue particularmente grave. La principal razón de esto fue la fuerte depreciación del rublo ruso que comenzó en el segundo semestre de 2014. La crisis afectó negativamente a la economía rusa, tanto para los consumidores y las empresas comerciales, como para los mercados financieros regionales. El mercado de valores ruso, en particular, experimentó caídas significativas, con una caída del 30% en el índice RTS desde principios de diciembre hasta el 16 de diciembre de 2014.

Durante la crisis financiera, el estado ruso volvió a las prácticas socialistas al tomar posesión de empresas privadas, ya que el 60% de los activos productivos terminaron en manos del gobierno. Algo muy parecido sucedió en Brasil. Es por eso que Goldman Sachs, el creador del concepto BRIC, cerró silenciosamente el fondo BRIC después de perder el 88% de su valor de activos desde 2010. Ahora, el banco está dirigiendo el fondo a otros mercados emergentes, especialmente en Asia. Como señala el director de mercados emergentes de Morgan Stanley Investment Management, Rocher Sharma en su libro hackear nacionesEs difícil mantener un crecimiento rápido durante más de una década. ¿Puede Filipinas volver a su trayectoria de crecimiento del PIB del 6 al 7%, una hazaña que pudo lograr en la casi década anterior a la pandemia?

De 2010 a 2019, el PIB de Filipinas creció a una tasa anual promedio de 6-7%. Un desempeño tan superior al promedio merece la fama de la economía filipina por parte de un gran número de grupos de expertos internacionales, instituciones financieras y organizaciones multilaterales. De hecho, el Banco Mundial resumió estas evaluaciones complementarias señalando en un informe sobre Filipinas en junio de 2020 que Filipinas antes de la pandemia era una de las economías más dinámicas de la región de Asia Oriental y el Pacífico, manteniendo un crecimiento promedio anual del PIB del 6,4%. para la década prepandémica.

READ  Cricket World Life 9 de marzo de 2021

¿Será el mundo pospandémico una repetición de las dos primeras décadas de este siglo cuando los mercados emergentes prometedores como Rusia, Brasil y Sudáfrica pasaron de un auge a la caída? ¿La próxima evaluación de El economista Se aplica a la economía filipina (aunque nuestra propia mención como una historia de éxito): «Esta edad de oro ahora parece haber terminado prematuramente. En 2010, la proporción de países que se están poniendo al día cayó al 59% (desde el 82%). China ha desafiado a muchos Los pesimistas y ha habido historias de éxito asiáticas más tranquilas como Vietnam, Filipinas y Malasia. Pero Brasil y Rusia han renunciado a los BRICS, y América Latina, Oriente Medio y África subsahariana se están quedando más rezagados con respecto al mundo rico. Incluso Asia emergente se está recuperando más lentamente de lo que solía ser «.

Con la economía filipina recuperándose de su crecimiento del PIB anual del 6-7% en 2022 y más allá, es seguro que pasará de la categoría de ingresos medios bajos a la categoría de ingresos medios altos. Pero existe un fenómeno bien conocido de la «trampa de la renta media». ¿Es inevitable que debido a nuestras debilidades caigamos en esta trampa y, como todos los países latinoamericanos que han alcanzado el estatus de ingresos medios en el último siglo, caeremos para siempre en esta trampa y no podamos hacer la transición a un nivel de ingresos altos? economía como la de Corea del Sur y otras economías de tigre en el este de Asia en el último siglo? Intentaremos responder a estas preguntas en partes futuras de esta serie.

Continuado.

Bernardo M. Villegas tiene un Ph.D. Tiene un doctorado en Economía de la Universidad de Harvard, es profesor emérito de la Universidad de Asia Pacífico y profesor invitado en IESE Business School en Barcelona, ​​España. Fue miembro del Comité Constitucional en 1986.

Bernardo Villegas@ steam.asia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.