Brexit: El embajador quería: Por qué España aún no ha nombrado a su jefe diplomático en Reino Unido | Noticias

El lunes pasado, se permitieron nuevamente las reuniones sociales en interiores en el Reino Unido. El país, como la mayor parte de Europa, está trabajando para levantar las restricciones al coronavirus que estuvieron vigentes durante casi un año, y la falta de representación del gobierno español en el Reino Unido está comenzando a convertirse en un problema simbólico, práctico y político. Durante cuatro meses, al mismo tiempo que el Brexit se convirtió en un hecho legal, no hubo embajador en la embajada de España en Londres.

El exdiplomático jefe del país, Carlos Bastaric, cumplió 70 años en noviembre pasado, edad en la que deben jubilarse los funcionarios públicos. Pero ha sido difícil encontrar una alternativa, dado que el gobierno del Reino Unido y la Comisión Europea continuaban negociando un acuerdo comercial antes del final del período de transición del Brexit el 31 de diciembre. Existía una posibilidad real de que el Reino Unido abandonara la Unión Europea sin un futuro acuerdo comercial y de cooperación.

El gobierno español quería estabilidad mientras continuaban las negociaciones sobre el tema del Brexit y el futuro de Gibraltar, el territorio británico de ultramar en el sur de la Península Ibérica. A pedido del gobierno, Bastarisch acordó permanecer en el cargo temporalmente, mientras se tomaba una decisión sobre quién sería nombrado nuevo embajador. Pero para febrero de este año, no se había tomado ninguna decisión. Pastariche volvió a anunciar su renuncia, y dio varias semanas de preaviso, aunque esta vez dejó claro que no se quedaría más. Lleva cuatro años en el cargo, desde que reemplazó a Federico Trillo, exministro del gobierno de José María Aznar, en 2017.

La vacante envía el mensaje de que Boris Johnson, como Donald Trump, es un líder con el que ningún gobierno quiere asociarse.

Según el ministro de Estado español para Asuntos de la Unión Europea, Juan González-Barba, desde la dimisión de Bastarett, la gestión del día a día de la embajada española ha recaído en los responsables de la empresa y el diplomático José María Fernández López de Torreso. , quien es considerado el segundo al mando. . Pero según fuentes de Londres, que hablaron con EL PAÍS bajo condición de anonimato, el hecho de que no se haya nombrado un nuevo embajador empieza a preocuparnos. Conclusión unánime: Es incomprensible que este importante papel quede vacante.

READ  EdgeConneX se está expandiendo a España con planes para establecer un centro de datos Edge en Barcelona

Además de verse mal, también envía el mensaje de que el primer ministro británico Boris Johnson, al igual que el expresidente estadounidense Donald Trump, es un líder con el que ningún gobierno quiere asociarse.

También hay consecuencias prácticas, ya que solo el embajador puede aprobar el gasto en eventos en oficinas diplomáticas. En las relaciones internacionales modernas, es importante que las embajadas mantengan las alianzas e intereses entre los estados vivos y coleando. Debido a la falta de un embajador, la embajada de España en Londres, por ejemplo, no pudo organizar una celebración del Día Nacional de España. Además, el Brexit ha creado una serie de problemas burocráticos que son difíciles de resolver sin un embajador, como la obtención de visas para empleados que han obtenido pasantías para trabajar en la embajada. Estos puestos son fundamentales para el día a día de la sede y son muy buscados por quienes buscan este tipo de formación. Obtener visas para profesores de español que imparten clases en Cañada Blanch, símbolo de la cultura española en Londres, también es problemático. Todos los problemas pueden resolverse, pero se abren más puertas y las respuestas llegan más rápido cuando la persona que llama es el embajador.

La situación también tiene implicaciones políticas. Como resultado del Brexit, el Reino Unido ya no pertenece al Consejo Europeo y no está al tanto de los problemas cotidianos en Bruselas. El gobierno español respeta estrictamente la idea de que la Comisión Europea es el organismo que negocia todos los asuntos relacionados con la nueva relación con la administración Johnson. Pero se enfrenta a una nueva realidad en la que Reino Unido busca y valora la relación bilateral. Según los datos de 2018 publicados por la Cámara de Comercio de España en Reino Unido, la inversión directa española en el territorio del Reino Unido ascendió a 77.540 millones de euros, aproximadamente el 17% de la inversión extranjera total.

READ  Italia está atrayendo a los inversores a un acuerdo de deuda a 50 años con precios cautelosos

Los servicios de asesoría y apoyo económico de la embajada han tenido un éxito efectivo en lo que muchas empresas han tenido meses de gran incertidumbre. En este sentido, las relaciones entre los estados importantes se cuidan solas. Pero al igual que una máquina, “es más eficaz cuando se aplica con la grasa adecuada”, explica una fuente cercana a la embajada. El embajador puede jugar un papel importante como puente entre el gobierno del Reino Unido y las grandes empresas españolas, ayudando a presionar para acelerar las respuestas y aprobaciones de licencias específicas.

Crisis migratoria

Luego están las crisis políticas que deben resolverse o explicarse. Nadie duda de los esfuerzos del Ministerio de Asuntos Exteriores español para ayudar a la joven valenciana que ha pasado cuatro días en un centro de detención temporal debido a las nuevas y estrictas leyes de inmigración del Reino Unido. Pero es probable que una llamada del embajador español hubiera acelerado su liberación. Un embajador podría haber ayudado a explicar la reciente crisis entre España y Marruecos, cuando se permitió a miles de inmigrantes infiltrarse en la ciudad española de Ceuta. Al proporcionar más detalles sobre el contexto político e histórico de la situación, el Embajador pudo ayudar a evitar que los medios de comunicación llegaran a conclusiones parciales, incompletas e injustas. Recordar a la prensa que Gibraltar está al otro lado del estrecho.

La comunidad española en Londres está debatiendo ferozmente sobre quién finalmente será nombrado nuevo embajador. También hay apuestas sobre quién será elegido, con algunos nombres probablemente más que otros. Fuentes del Foreign Office confirmaron a EL PAÍS que se están preparando un abanico de nombramientos para diversos roles de embajadores, entre ellos, muy probablemente, el cargo en Reino Unido.

READ  CEO de Signora: la reestructuración es inevitable para Renault Samsung

Mientras tanto, puede haber dos razones por las que España aún no ha elegido a alguien para Londres: o hay un grupo de candidatos y aún no se ha seleccionado a nadie, o se ha identificado un candidato, pero este no es el momento políticamente apropiado para anunciar. Su cita. Mientras tanto, justo cuando el Reino Unido está redefiniendo su política exterior, una pancarta vacía todavía cuelga de la embajada de España en Londres.

Versión inglesa por Melissa Kitson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *