Corresponsal de Al-Jazeera asesinado durante una redada israelí en Cisjordania

Advertencia: Esta historia contiene imágenes gráficas de la muerte.

La veterana periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akle, fue asesinada mientras cubría una redada militar israelí en la ciudad cisjordana de Jenin la madrugada del miércoles.

El presentador y el reportero que resultaron heridos en el incidente culparon a las fuerzas israelíes.

El ejército israelí inicialmente planteó la posibilidad de que Abu Okla fuera asesinado por fuego palestino perdido, diciendo que los militantes estaban presentes en el área. Sin embargo, el comandante del ejército, el teniente general. Aviv Kochavi luego se retractó de esa afirmación y dijo que «en este momento, no podemos determinar quién resultó dañado por su fuego y lamentamos su muerte».

Abu Okla, de 51 años, ha sido un rostro familiar y respetado en el Medio Oriente, conocida por su cobertura de las duras realidades de la ocupación militar de Israel durante las últimas tres décadas. Su muerte repercutió en toda la región y se volvió viral en las redes sociales. Trabajó como reportera para Al Jazeera Arabic y era ciudadana estadounidense.

La Casa Blanca pide una «investigación exhaustiva»

El Departamento de Estado de Estados Unidos describió su asesinato como un «insulto a la libertad de prensa». “Pedimos una investigación exhaustiva sobre su muerte”, dijo la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karen-Jean-Pierre, a los periodistas a bordo del Air Force One mientras el presidente Joe Biden se dirigía a Illinois.

El periodista recibió un disparo mortal en la cabeza en las primeras horas de la mañana del miércoles en las afueras del campo de refugiados de Jenin, en el norte de Cisjordania. Su productor, el periodista palestino Ali Al-Samoudi, fue trasladado al hospital en condición estable tras recibir un disparo en la espalda.

READ  Ola de calor en el oeste de Estados Unidos: 31 millones de personas se preparan para temperaturas récord | Clima en los Estados Unidos
Un colega responde junto al cadáver de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Okla, quien fue asesinada a tiros el miércoles en Jenin, Cisjordania. (Al Yazira / Reuters)

Al Jazeera acusó a Israel de «apuntar y matar deliberadamente a nuestro colega». Los periodistas palestinos que estaban con Abu Okla en ese momento dijeron que informaron a los soldados israelíes de su presencia y que no vieron hombres armados en la zona.

El ejército israelí forma un equipo de investigación

El ejército israelí dijo que sus fuerzas fueron atacadas con fuego pesado y explosivos mientras operaban en Jenin, y que devolvieron el fuego. El ejército dijo anteriormente que estaba realizando una investigación y «estudiando la posibilidad de que los periodistas fueran baleados por palestinos armados».

Kochavi, el jefe del ejército, dijo que se había creado un equipo especial para investigar.

Israel publicó un video de palestinos armados disparando en un callejón en el campo de refugiados de Jenin, y luego dijo que el video tenía la intención de reforzar su afirmación de que los palestinos estaban disparando en el área.

Sin embargo, la organización israelí de derechos humanos B’Tselem publicó su propio video que arroja dudas sobre estas acusaciones.

Los ciudadanos de Amman, la capital jordana, llevan carteles con la imagen de Abu Akleh. (Khalil Mazraoui/AFP/Getty Images)

Video de B’Tselem tomado por uno de sus investigadores mientras caminaba entre la ubicación de los pistoleros en el video y el lugar donde le dispararon a Abu Akle. También proporcionó las coordenadas de los dos sitios. La distancia entre ellos parecía ser de unos 300 metros, separados por muros y edificios.

El portavoz del grupo, Dror Sadot, dijo que su evidencia mostraba que «no hay espacio» porque las balas que aparecían en el video mataron a Abu Okla. «No hay un tiro claro», dijo.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, indicó que en el video difundido por Israel, se escuchó a un hombre armado gritar que un soldado había resultado herido. Debido a que ningún israelí resultó herido, dijo, esto indica que los hombres armados dispararon a un periodista en su lugar.

Abu Okla nació en Jerusalén y comenzó a trabajar para Al Jazeera en 1997. Era una reportera habitual de todos los territorios palestinos, lo que la convirtió en un rostro conocido en las pantallas de televisión de todo el mundo árabe.

7 periodistas cubrieron la redada de Jenin

Smoudi, quien ha estado trabajando como su productor, dijo a The Associated Press que estaban entre un grupo de siete periodistas que fueron a cubrir la redada el miércoles temprano. Dijo que todos llevaban equipo de protección que indicaba claramente que eran periodistas, y pasaron cerca de las fuerzas israelíes para que los soldados supieran que estaban allí.

Dijo que un primer disparo falló, luego un segundo disparo lo alcanzó y un tercero mató a Abu Okla. Dijo que no había hombres armados u otros civiles en el área, solo reporteros y el ejército. Dijo que la sugerencia del ejército de que los hombres armados les habían disparado era una «completa mentira».

La red con sede en Qatar, cuyas relaciones con Israel han sido tensas durante mucho tiempo, cortó sus transmisiones para anunciar su muerte. En un comunicado difundido por su canal, pidió a la comunidad internacional que «condene y responsabilice a las fuerzas de ocupación israelíes por atacar y matar deliberadamente a nuestro colega».

Los dolientes palestinos sostienen fotografías de Abu Uqla con letras árabes que dicen «Shirin, la voz de Palestina» frente a la oficina de Al Jazeera en la ciudad cisjordana de Ramallah, el miércoles. (Nasser Nasser/La Prensa Asociada).

“Nos comprometemos a enjuiciar legalmente a los perpetradores, sin importar cuánto intenten encubrir su crimen y llevarlos ante la justicia”, dijo Al Jazeera.

Transmitió una cinta separada que mostraba a Abu Aqla tendido inmóvil al costado de una carretera junto a una pared mientras otro periodista estaba sentado cerca y un hombre gritaba por una ambulancia. Había disparos de fondo. Ambos reporteros vestían chalecos antibalas azules claramente marcados con la palabra «PRENSA».

La fuente del tiroteo no apareció en el video.

Shatha Hunaisha, otra periodista palestina entre los periodistas, dijo que no hubo enfrentamientos ni tiroteos en los alrededores. Ella dijo que cuando escuchó los disparos, ella y Abu Okla corrieron a un árbol para cubrirse.

«Llegué al árbol antes que Shireen. Ella cayó al suelo», dijo Hanisha a Al Jazeera. Cada vez que alcanzo a Shirin, los soldados nos disparan».

Israel dijo que había propuesto una investigación conjunta y una autopsia con la Autoridad Palestina, que rechazó la oferta.

Procesión fúnebre a través de Jenin

La Autoridad Palestina, que administra partes de Cisjordania ocupada y coopera con Israel en asuntos de seguridad, condenó lo que calificó como un «crimen horrible» cometido por las fuerzas israelíes.

Israel ha llevado a cabo incursiones casi diarias en Cisjordania ocupada en las últimas semanas en medio de una serie de ataques sangrientos dentro de Israel, muchos de ellos llevados a cabo por palestinos de Jenin. La ciudad, y en particular su campo de refugiados, ha sido conocida durante mucho tiempo como un bastión de los militantes.

Los periodistas rodearon el cuerpo de Abu Akleh en la ciudad de Jenin en Cisjordania, hoy, miércoles. (Magdy Mohamed/La Prensa Asociada).

Cientos de palestinos, incluidos varios pistoleros enmascarados, marcharon por Yenín en un cortejo fúnebre, llevando el cuerpo de Abu Uqla cubierto con una bandera palestina y un chaleco de presión azul. Su cuerpo iba a ser transportado a Ramallah, la sede del gobierno palestino, antes de ser enterrado en Jerusalén.

Embajador confirma ciudadanía estadounidense

El embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nedis, tuiteó que estaba «extremadamente triste» al enterarse del asesinato de Abu Akle y pidió una «investigación exhaustiva». También confirmó que ella es ciudadana estadounidense.

La Liga Árabe condenó el tiroteo y culpó a Israel, y el ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, describió el tiroteo como un «crimen atroz».

Israel ocupó Cisjordania en la guerra de Oriente Medio de 1967, y los palestinos quieren que la zona forme parte principal de su futuro Estado. Casi tres millones de palestinos viven en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.