Demencia: la soledad puede triplicar el riesgo de desarrollar esta condición: ‘reconocer signos importantes’

Para 2050, una de cada tres personas nacidas en el Reino Unido desarrollará demencia, un término general para un grupo de enfermedades neurodegenerativas. Mientras tanto, los científicos están trabajando para encontrar nuevos tratamientos y una cura para la demencia. Esto se debe en parte al aumento de la financiación, pero también en parte a un cambio fundamental en la forma en que se ve la demencia. En el pasado se consideraba una parte del envejecimiento, en el que una persona pierde la capacidad física, así como pierde la capacidad mental.

Ahora la ciencia ha cambiado, y los científicos ahora saben que la demencia es una enfermedad y, por eso, saben que se puede curar.

Si bien estos tratamientos y los tratamientos potenciales aún están muy lejos, las señales son buenas a largo plazo.

A corto plazo, la atención se centra en la prevención y la reducción del riesgo de demencia.

Científicos de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York en los EE. UU. han encontrado un factor en particular, el aislamiento, que juega un papel importante en el aumento del riesgo de una persona.

Leer más: Síntomas del cáncer: la señal de advertencia ‘persistente’ cuando te despiertas por la mañana

Los científicos, publicados en la revista Neurology a principios de este mes, encontraron que los estadounidenses solitarios menores de 80 años tenían tres veces más probabilidades de desarrollar demencia que los que no.

Además de la demencia, el estudio analizó más profundamente los riesgos para la salud del aislamiento prolongado y descubrió que estaba relacionado con una función cognitiva más deficiente, una toma de decisiones más deficiente y una mayor susceptibilidad al deterioro cognitivo.

READ  'Stealth Omicron': ¿Es la variante BA.2 una cepa de COVID más transmisible y deberíamos preocuparnos?

«Este estudio subraya la importancia de la soledad y los problemas de conexión social para abordar el riesgo de demencia a medida que envejecemos», dijo en un comunicado el autor principal del estudio, el Dr. Joel Salinas.

El Dr. Salinas agregó: «Este estudio es un recordatorio de que si queremos priorizar la salud del cerebro, no podemos ignorar el papel de los factores psicosociales como la soledad y los entornos sociales en los que vivimos día a día».

No te pierdas

Los hallazgos de este estudio se reflejan en investigaciones anteriores realizadas en 2013 por el Dr. John T. Cassiobo, un científico que ha pasado décadas analizando el impacto médico de la soledad.

Un estudio de 2013 realizado por el Dr. Cassiobo encontró que los adultos mayores que reportaron aislamiento social y soledad mostraron una función cognitiva deteriorada después de cuatro años.

Si bien esta investigación se realizó en ciudadanos estadounidenses, la teoría podría aplicarse a ciudadanos mayores de todo el mundo.

En el Reino Unido, por ejemplo, la organización benéfica Age UK dijo: «1,4 millones de personas mayores en el Reino Unido a menudo experimentan soledad».

Varios factores como la falta de movimiento y la tristeza pueden afectar esto.

Perder a una pareja es devastador para cualquier esposo o esposa, pero cuando esta relación ha durado décadas, el golpe psicológico puede ser masivo y tener un impacto enorme.

Esta situación se ha visto agudizada por la pandemia debido a que los adultos mayores no han podido mantener contacto físico con los familiares por temor al contagio.

Además, si bien estos estudios analizan principalmente a los adultos mayores y el efecto del aislamiento en ellos, plantean un tema más amplio, que es el efecto en la salud mental sobre el yo físico.

READ  Los científicos utilizan el color del bosque para medir la profundidad del permafrost

En los últimos años se ha prestado cada vez más atención a esta área de la medicina, sobre cómo las condiciones de salud mental afectan la salud física.

En el Reino Unido, la Mental Health Foundation describe cómo la mala salud mental puede tener un impacto en la salud física con investigaciones que indican que las personas con problemas de salud mental tienen más probabilidades de sufrir una mala salud física.

Esto se debe en parte a dos factores, la baja motivación y la falta de apoyo, lo que lleva a que el individuo no esté dispuesto a cuidarse a sí mismo o a caer en hábitos poco saludables como la mala alimentación.

Para obtener más información sobre los servicios de salud mental, comuníquese con el NHS o reserve una consulta con su médico de cabecera.

Lee el artículo original aquí

Negación de responsabilidad! Verve Times es un agregador automático de todos los medios del mundo. En cada contenido se especifica un hipervínculo a la fuente principal. Todas las marcas comerciales pertenecen a sus propietarios legítimos y todos los materiales pertenecen a sus autores. Si usted es el propietario del contenido y no desea que publiquemos su material, contáctenos por correo electrónico: [email protected]. El contenido se eliminará en 24 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.