España analiza posibles prácticas antimonopolio de cuatro bancos con préstamos COVID

MADRID (Reuters) – El organismo de control de la competencia de España, CNMC, dijo el miércoles que estaba investigando posibles prácticas anticompetitivas en la comercialización de préstamos respaldados por el Estado por parte de los prestamistas Banco Sabadell, Santander, Caixabank y Bankia.

La CNMC dijo que ha abierto una acción disciplinaria contra los bancos por presuntas irregularidades relacionadas con las líneas de crédito respaldadas por el estado para ayudar a las empresas y familias a lidiar con el impacto del COVID-19.

Esto abre ahora un plazo máximo de 18 meses para la investigación y resolución del caso por parte del Consejo Nacional de Medios.

El año pasado, el gobierno español aprobó hasta 100.000 millones de euros (121.300 millones de dólares) en las llamadas líneas de liquidez ICO, en las que el Estado garantiza hasta el 80% de los préstamos. Se dirigió a través de la banca principalmente a pequeñas y medianas empresas y autónomos.

La CNMC dijo que está investigando si los bancos han exigido a los clientes que compren productos financieros como requisito previo para obtener estos préstamos.

Sabadell y Caixabank, que a finales de marzo cerraron legalmente su adquisición de Bankia, declinaron hacer comentarios.

Santander dijo que ha cumplido con las regulaciones que rigen los préstamos ICO y que no ha condicionado el financiamiento inicial garantizado con monedas a ningún producto o servicio. Dijo que estaba esperando más información sobre los detalles de la investigación.

La CNMC dijo que también está analizando si los préstamos se utilizaron para reestructurar deuda financiera preexistente.

Esto constituiría un incumplimiento del propósito de estas líneas de crédito, ya que el apoyo estaba condicionado a atender las necesidades de liquidez directamente relacionadas con el impacto de la pandemia.

READ  APTOPIX España Afganistán | Noticias de negocios

“Tras el análisis que se realizó, el Centro Nacional de Estadísticas considera que las acciones de los bancos investigados difieren de la buena voluntad requerida en sus relaciones con los clientes”, dijo.

Como resultado, dijo, sus prácticas podrían haber cambiado el comportamiento económico de los consumidores que han recurrido a estas instituciones para obtener préstamos ICO, y agregó que esto puede distorsionar la libre competencia y afectar el interés público.

1 dólar = 0,8245 euros de Jesús Aguado; Edición de Jean Harvey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *