Fibromas: sus tipos, causas, síntomas, factores de riesgo, tratamiento del mioma por un médico | la salud

Los fibromas uterinos, leiomiomas o leiomiomas son un tipo común de músculo no canceroso tumor Varían mucho en tamaño, forma y ubicación y pueden crecer en el útero, en la pared o superficie uterina, o adherirse al útero mediante una estructura similar a un tallo o una pata. Mientras algunos fibromas Tan pequeños que su médico no puede verlos a simple vista, otros crecen en grandes bultos que pueden afectar el tamaño y la forma de su útero.

Es uno de los tumores benignos más comunes del sistema reproductivo en las mujeres. Los informes sugieren que alrededor del 40-77 % de las mujeres pueden desarrollar fibromas uterinos en algún momento de sus vidas, pero no todos estos causarán síntomas o complicaciones.

Especies:

Según la Dra. Anjali Kumar, obstetra y ginecóloga consultora y fundadora de Maitri Woman’s Health, se ha afirmado que dependiendo de la ubicación, los fibromas pueden ser de diferentes tipos:

1. Interno – El fibroma se encuentra en la pared muscular del útero.

2. membrana mucosa – Inflamación de fibromas en la cavidad uterina

3. Debajo del suero – El fibroma se encuentra en el exterior del útero.

4. Culpable – El fibroma está adherido a la superficie del útero solo con una pierna delgada

las razones:

La Dra. Anjali Kumar reveló: «A pesar de los grandes avances en la ciencia médica y la tecnología, todavía no podemos determinar la causa exacta del desarrollo de fibromas en algunas mujeres, pero no en otras. Se han identificado factores de riesgo, pero la causa exacta aún no está clara». Entonces, sabemos que los fibromas son tumores dependientes de hormonas que se desarrollan en respuesta a las hormonas femeninas: estrógeno y progesterona».

READ  La NASA promueve un descubrimiento 'sorprendente': un trozo de asteroide que mató a los dinosaurios

Añadió: «En algunas mujeres, el efecto de estas hormonas conduce al crecimiento excesivo del tejido muscular uterino y, por lo tanto, a la formación de fibromas. Esto está respaldado por la observación de que los fibromas rara vez se diagnostican antes de la pubertad y se sabe que se reducen de tamaño después de la menopausia. Asimismo, se sabe que aumentan de tamaño después de la menopausia y de volumen durante el embarazo cuando el contenido de estrógeno y progesterona en el cuerpo es mayor”.

síntomas:

Es importante tener en cuenta que no todos los fibromas uterinos causarán síntomas o complicaciones y el desarrollo de sus síntomas depende en gran medida del tamaño, la ubicación y la cantidad de fibromas presentes en el útero. La Dra. Anjali Kumar enfatizó que muchas mujeres con fibromas pueden no tener ningún síntoma, pero alrededor del 25 al 50 % de las mujeres pueden tener problemas como:

1. Menstruaciones abundantes y/o prolongadas

2. Sangrado entre períodos (sangrado intermenstrual)

3. Períodos dolorosos

4. Presión o dolor pélvico

5. Dificultad para orinar

6. Micción frecuente

7. Estreñimiento

8. Bulto abdominal

9. Dificultad para concebir

10. Dolor durante el coito

Factores de riesgo:

Para empezar, los fibromas pueden desarrollarse en cualquier mujer y a cualquier edad y, dado que estos tumores dependen de las hormonas, se encuentran más comúnmente en mujeres que tienen ciertos factores de riesgo, como:

1. Antecedentes familiares de fibromas uterinos

2. Obesidad

3. Embarazo

4. ascendencia afroamericana

5. 30 años de edad o más

Diagnosticar:

La Dra. Anjali Kumar confirmó que el médico puede realizar un examen físico del abdomen y la pelvis para detectar la presencia de fibromas y dijo que es posible que se le recomiende someterse a ciertas pruebas según los síntomas y el examen clínico. Éstos incluyen:

READ  Se encontró un fósil de reptil de ave de 170 millones de años; Lo llamó "el más grande de su tipo".

1. Ultrasonido de la pelvis y el abdomen Para detectar el número y tamaño de los fibromas.

2. Imágenes por resonancia magnética (IRM) – Esto es necesario en algunos casos para diferenciar los fibromas de otras afecciones benignas o cancerosas, como la adenomiosis o los sarcomas.

3. Tomografía computarizada Puede ser necesario estudiar los órganos pélvicos y el abdomen en detalle.

4. Histeroscopia Es un procedimiento mínimamente invasivo en el que se inserta una cámara larga y delgada en el útero a través de la vagina para estudiar el cuello uterino, la cavidad uterina y el endometrio. Esto puede ayudar a diagnosticar fibromas submucosos o pólipos fibrosos.

5. Laparoscopia También es una técnica mínimamente invasiva en la que se inserta una cámara telescópica delgada en el abdomen bajo sedación para estudiar los órganos internos, el útero, las trompas y los ovarios.

Tratamiento:

“Los fibromas pequeños asintomáticos que se diagnostican por casualidad y no causan ningún síntoma no requieren ningún tratamiento específico y generalmente se controlan mediante ultrasonido y un examen clínico anual”, explicó la Dra. Anjali Kumar. Sin embargo, ha revelado que los fibromas grandes que causan síntomas requieren tratamiento y hay varias opciones disponibles, como:

1. Medicamentos de venta libre- Su médico puede recetarle analgésicos y medicamentos para controlar el sangrado.

2. AINE- Estos son medicamentos que ayudan a controlar el dolor y el sangrado.

3. Drogas hormonales- Estos pueden ser por vía oral o por inyección.

4. Dispositivo intrauterino Se ha encontrado que el levonorgestrel es muy efectivo para controlar el sangrado y funciona bien durante 5 años.

5. Procedimientos quirúrgicos- A veces, cuando los métodos médicos conservadores fallan o no son apropiados para algunas mujeres, un médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico para extirpar solo los fibromas (miomectomía) o, a veces, puede ser necesario todo el útero (histerectomía).

READ  Se cree que el ratón se extinguió hace 150 años y fue encontrado viviendo en la isla.

6. Otras formas- Se utilizan algunos métodos modernos para controlar los síntomas y el crecimiento de los fibromas. Estos incluyen ultrasonido enfocado de alta intensidad (HIFU) o embolización de la arteria uterina (UAE).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.