Los Dos Guernicas: la inocencia vencerá a la destrucción

El busto de un hombre se desvanece lentamente en la pantalla oscura. Apretado contra su pecho y con las manos harapientas, es un oso que bala y tiene el cuello flaco. La cámara se acerca muy lentamente al rostro tosco del hombre, acentuando sus ojos grandes y elocuentes con sus miradas intensas. Al mirar ese rostro y a los ojos, las palabras suspendidas de la voz gritan desafiantes:

Bajo el roble muerto en Guernica
Sobre las ruinas de Guernica
Bajo el cielo puro de Guernica,
Un hombre volvió con un balido de embarazo,
Y en su corazón hay una paloma.

todos los hombres cantan
pura canción rebelde,
Agradecido por el amor, rechazando la injusticia.

avalancha de dolor de avispas
En el horizonte roto.
Haz abejas con sus canciones.
Sus nidos están en el corazón de la humanidad.

Guernica:
La inocencia vencerá a la destrucción.
Guernica

Esta entonación final del «Guernica» es un ardiente grito de esperanza y una poderosa afirmación. De repente, pasamos del aterrador torbellino de muerte y destrucción a la mente y el ritmo de renovación de la vida. En el mágico Alain Resnais, Guernica se convierte en talismán.

Guernica (1937) Pablo Picasso.

El hombre con el carnero en sus manos es una escultura a gran escala de 1943 de Pablo Picasso, vaciada en chapa de estuco, titulada «culpa o moton quien recrea, en una representación alegórica de la paz y la libertad, al Buen Pastor del cristianismo primitivo. Hoy en día, se encuentra en el maravilloso Museo Reina Sofía de Madrid, que también alberga algunas de las otras pinturas y esculturas que pueblan el mundo de la película Reinas de 1950. Guernica.

El Reina Sofía es ahora el hogar de la pintura que también da nombre a la película, con una galería entera dedicada a la enormidad del lienzo (25 pies por 12 pies). En el momento en que se hizo la película, la pintura estaba en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, donde Picasso era un categórico, Guernica No podía trasladarse a España mientras no se devolviera la democracia a su patria y se expulsara al fantasma del dictador Francisco Franco. Su respuesta a la solicitud del gobierno español de permitir que la pintura viajara a España fue «justo sobre mi cadáver».

READ  La Universidad de Elon / Hoy en Elon / La clase Winter Trim tiene un asiento en primera fila para los clubes de La Liga, la industria del fútbol español

Otras creaciones de Picasso que aparecen en el lienzo de la película ahora se encuentran dispersas en muchos museos de Europa, incluidos Málaga, Madrid, París y, por supuesto, Barcelona. La casa del tesoro del Museo Picasso de Barcelona ha proporcionado a la película al menos dos imágenes imborrables de la condición humana: comida frugal (1902) y maternidad (1903).

Uno de los bocetos de Picasso para sus cuadros utilizados por la película de René.

Lo que es realmente inusual en Rene Guernica No se trata sólo de la maravillosa composición de Picasso, o de que resuene en la memoria del espectador aun sin incorporar en esta obra ninguna imagen gráfica de la matanza que Picasso revivió en su memoria. Lo que realmente logra es esto: sitúa la carnicería fascista en un tranquilo rincón de la España republicana en una agradable tarde de abril dentro del contexto más amplio de la implacable hostilidad de la muerte hacia la vida. En el esquema de René, la vida humana es preservada por la inocencia, la sencillez y la sinergia, mientras que el fascismo, que se alimenta de muerte y destrucción, es la antítesis de la vida, como destaca la obra maestra de Picasso de 1937 con su horroroso franco.

Aparece un rostro de la obra de René Picasso.

perceptible, Guernica Todos tienen una duración de 13 minutos. Los primeros dos minutos de la película consisten en un comentario de audio breve y seco que informa sobre la brutal masacre de casi 2.000 civiles no combatientes en la ciudad vasca norteña de Guernica a manos de los pilotos de Hitler el 26 de abril de 1937, aproximadamente un año después de la Guerra Civil española.

Luego, René procede a retratar la vida, el amor, el placer y el dolor de la vida cotidiana, a través de algunas transiciones rápidas e inteligentes, como se plasma en una serie de pinturas, dibujos y figuras escultóricas creadas por Picasso entre 1902 y 1949. El patetismo de estos espíritus, su sencillez e inocencia, tanto su carácter ordinario como su nobleza, lo pone de manifiesto la emotiva traducción de Maria Casares, de fondo, del poema de Paul EluardVictoria de Guernica Escribió después de ese fatídico día en abril de 1937: la sugerencia era que todo esto era lo que el escuadrón de bombarderos nazis buscaba para borrar la faz de la tierra en su campaña aérea mortal.

READ  Diario de España: Keerthi Suresh luce increíblemente hermosa en azul mientras está parada en un lugar pintoresco

Después de unos 6 minutos en la pantalla, el tono de la narración cambia y el ímpetu aumenta dramáticamente. La pantalla se oscurece momentáneamente, como si de repente la noche hubiera caído sobre el suelo, y luego las sirenas comienzan a romper la oscuridad. Se podía sentir que comenzaban a llover fuegos del cielo. El borrado de todo un paisaje ha sido sugerido por una serie de dibujos de Picasso, que fueron preparados para él. Guernica Canvas (todos expuestos hoy en el Reina Sofia), que irrumpen en la pantalla uno a uno a un ritmo frenético y se desvanecen con la misma velocidad. Es como si los sentidos del espectador estuvieran siendo sometidos a un incesante aluvión de balas. El backscore adquiere un tono sombrío e inquietante, a veces parece alarmantemente discordante, incluso fuera de tono, en otros momentos amenazantes con alta intensidad.

Sin embargo, esta intensidad se desvaneció lentamente antes de que la imagen del Buen Pastor se formara lentamente en la pantalla. Primero, vemos los pies del hombre firmemente plantados en el suelo de grava; Luego sus piernas, largas y largas. Entonces el cordero presiona sobre el tronco. Luego a su rostro, anodino, pero de frente alta con innumerables surcos que lo atraviesan, y sus enormes ojos con sus miradas penetrantes. La música emite su tono agudo, ahora sonando optimista y chispeante mientras las palabras de la voz en off llena de emoción realmente parecen tropezar en la garganta del espectador: «La inocencia vencerá a la destrucción. Guernica».

El dibujo preparatorio de Picasso se convierte en el grito de dolor de René.

Hay que tener en cuenta que mientras René, de 28 años, rodaba su revolucionaria película, Franco se escondía a salvo en España, y hasta la derrota del nazismo/fascismo en Europa occidental y la muerte de Hitler y Mussolini rara vez tuvo influencia en la politica y la economia la politica de españa. El gobierno del dictador español iba a durar un cuarto de siglo más, y la democracia, el grito de guerra de los republicanos españoles en la guerra civil, no volvería a España hasta dentro de 30 años.

READ  Horóscopo diario: 18 de diciembre

Por lo tanto, más que cualquier otra cosa, la invocación de esperanza de René fue una creencia en la posibilidad, de hecho, una inevitabilidad, como lo vio el joven artista activista francés en ese momento, de libertad y paz para España y para el resto del mundo. Acerca de esta esperanza, tal fe, es probable que nos sintamos algo paradójicos hoy cuando miramos a nuestro alrededor, y no se nos puede culpar si lo hacemos. Es absurdo especular cómo Alain Resnais y Pablo Picasso, si estuvieran vivos hoy, habrían visto su fe en la paz y el progreso. Pero no podemos evitar inclinar la cabeza ante el coraje de las convicciones de estos dos grandes artistas del siglo XX.

Rene conjura esperanza en medio de una ola de devastación.

Como muchas otras personas que conozco, también vi innumerables grabados de varios tamaños de las obras maestras de Picasso antes de tener la oportunidad de visitar la Sala 205 en Reina Sofia donde Guernica De pie hoy en el esplendor de la soledad. Siempre pensé que conocía la pintura de adentro hacia afuera. Sin embargo, nada me predispuso a la experiencia de pararme frente a la pintura yo mismo. Estaba simplemente abrumado. El recuerdo de aquella noche húmeda de invierno hace muchos años todavía está fresco en mi mente. Creo que un recuerdo de René Guernica También será permanente. Cuando echamos la vista atrás, hace 86 años, cuando la guerra civil española tuvo un comienzo turbulento, no podemos hacer nada mejor que homenajear estas dos brillantes obras de arte para conmemorar uno de los episodios más esperanzadores y desesperanzadores de la historia.

Anjan Basu escribe sobre la cultura y la política de la cultura. Se le puede contactar en [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.