Los peruanos votan para elegir al presidente, divididos por clase y geografía

Escrito por Marco Aquino y Marcello Rochapon

Lima/TakabambaLos peruanos comenzaron a votar por un presidente el domingo en una elección que los dividió drásticamente por clase y geografía, con ciudadanos urbanos de derecha y de altos ingresos favoreciendo a Keiko Fujimori, mientras que los pobres de las zonas rurales apoyan al advenedizo político de izquierda Pedro Castillo.

La segunda vuelta comenzó a las 7 a.m. (1200). GMT), con largas colas construidas temprano en algunos centros de la capital, Lima, la gente se reunió ante el frío del hemisferio sur a fines de otoño.

Se invitó a los ciudadanos a votar de acuerdo con sus números en sus tarjetas de identificación en un esfuerzo por evitar grandes reuniones.

Perú casi triplicó el número de muertes por coronavirus la semana pasada después de una revisión del gobierno, lo que significa que ahora tiene la peor tasa de mortalidad per cápita del mundo durante la pandemia.

Las encuestas de opinión muestran la carrera presidencial en empate estadístico, pero con Fujimori por delante, quien sucedió a Castillo un poco antes.

Fujimori, de 46 años, hija del expresidente encarcelado Alberto Fujimori, promete mantener la estabilidad económica y las políticas de libre mercado en el segundo mayor productor de cobre del mundo.

Castillo, de 51 años, maestro de escuela primaria y líder sindical, ha obtenido el apoyo de la población rural pobre de Perú, y ha asustado a los inversionistas, con promesas que incluyen cambiar los sistemas tributarios de las corporaciones multinacionales y reescribir la constitución.

Es de un pueblo remoto cerca de la ciudad de Tacapamba, en los Andes del norte de Perú, y lo animó el sábado por la noche cuando se dirigía a su casa para votar.

READ  La imprenta de Leicester se expande en España

Previamente había advertido sobre fraude electoral y dijo que sería “el primero en convocar a la gente” si veía evidencia de fraude. Pero el sábado por la noche, le dijo a la multitud que respetaría el resultado.

En un desayuno electoral en Lima el domingo por la mañana, Fujimori dijo a sus partidarios: “Kiko significa esperanza. Salgamos todos a votar”.

Muchos peruanos sienten una profunda desconfianza hacia los políticos luego de dos décadas en las que cinco ex presidentes fueron investigados o procesados ​​por corrupción.

Ruth Rojas, una madre peruana con una hija discapacitada que dijo que vive en extrema pobreza, dijo que no cree en ninguna de las promesas de los candidatos.

“Prometen todo hasta que ingresan al gobierno, pero luego se olvidan de los pobres y piensan en sí mismos y en su gente”, dijo Rojas.

Las encuestas de opinión dicen que los votantes indecisos y los peruanos que viven en el exterior podrían inclinar la balanza.

Los peruanos en el exterior conforman cerca del 4% de los 25 millones del padrón electoral. Solo el 0,8% votó en la primera vuelta de las elecciones de abril, cuando enfermedad del coronavirus19 Los cierres eran habituales.

Sin embargo, el jefe de la Oficina Nacional de Operaciones Electorales de Perú, Piero Corveto, dijo que con los programas de vacunación que ahora avanzan más en las regiones donde predomina la diáspora peruana, Estados Unidos, España, Argentina y Chile, es probable que la participación se acerque a 1,5 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *