Mucha gente sigue sufriendo | trabajo local

La economista Dra. Indira Sajewan no está de acuerdo con la «historia de los buenos tiempos» del ministro de Finanzas, Colm Imbert, sobre el estado de la economía de Trinidad y Tobago.

“El Secretario habla de que las cosas han ido mucho mejor, pero cuando miramos a nuestro alrededor, cuando miramos la calidad de nuestra red de carreteras, cuando miramos el crimen, esas cosas ciertamente no respaldan la historia del buen tiempo del Secretario. ”, dijo ayer, en una respuesta inmediata a la presentación de Imbert en el evento Spotlight on the Economy en el Hyatt Regency, Puerto España.

En el evento, Imbert pintó una imagen positiva de la economía de T&T, diciendo que el país tenía más de ocho meses de cobertura de importaciones, con «casi el país de ingreso per cápita más alto del Caribe», que los ingresos de T&T por petróleo y gas ahora eran Representa el 35 por ciento de los ingresos del gobierno (frente al 7 por ciento en 2015) y las reservas de divisas se mantienen cerca de $ 7 mil millones.

Dijo que el déficit fiscal esperado a principios de año ascendía a 9 mil millones de dólares, pero para fin de año se espera que alcance los 2 mil millones de dólares.

En una entrevista telefónica con El Expreso, Sajuan dijo que las personas que entendían cómo funcionaba la economía sabrían que las cosas positivas que había señalado el ministro, por ejemplo, la reducción de la relación deuda-PIB en este país y el nivel de reservas de divisas, fueron una función de la invasión rusa de Ucrania, que condujo a un aumento de los precios mundiales del petróleo y el gas a niveles que no se habrían producido con la guerra.

READ  El espíritu empresarial femenino rompe las barreras en torno al equilibrio entre el trabajo y la vida personal

«Entonces, básicamente, Trinidad y Tobago se beneficia de una intervención que no tiene nada que ver con nuestro trabajo. Es simplemente el resultado de la mano invisible que actúa a nuestro favor y no estoy segura de que sea un servicio del que debamos estar orgullosos», afirmó. .

Saghiwan dijo que Imbert también notificó al país que el precio del combustible en los surtidores aumentaría. Dijo que si los precios del petróleo se mantienen iguales, en el rango de $95 a $100, el apoyo el próximo año será de $2,100 millones. Dijo que el país no podía permitírselo y que el gobierno sentía que el límite máximo apropiado sería de mil millones de dólares al año.

Sajuan respondió: «Lo que escuchamos del ministro es que las cosas van a limitar el poder adquisitivo de los ciudadanos. Cuando agregas el hecho de que él es muy fuerte al referirse a la incapacidad del gobierno para proporcionar un aumento salarial a los servidores públicos proporcional a la tasa de inflación, quiere decir que en general, la referencia que estamos escuchando es que tenemos que seguir atando el estómago y reducir los gastos familiares, esto es en la mayoría de los ciudadanos que, en mi opinión, pertenecen a la clase media y categoría de bajos ingresos».

Los grupos empresariales responden

En respuesta a la presentación de Imbert ayer también estuvieron los presidentes de la Asociación de Empresarios de San Juan (SJBA) y de la Cámara de Industria y Comercio de Chaguanas (CCIC).

El presidente de SJBA, Jason Roach, señaló en un comunicado de prensa que la economía parece estar recuperándose en el contexto global, pero con el aumento de los precios de la energía, la inflación sigue siendo un problema grave.

READ  La mayoría de las personas que ingresan al Reino Unido en barco son refugiados, no migrantes económicos.

El ministro de Finanzas habló de apoyo principalmente para subsidios sociales, la Autoridad de Agua y Saneamiento y la Comisión de Electricidad de Trinidad y Tobago, además de combustible. El hombre de la calle inevitablemente sentirá la presión de la inflación.

Sobre los $2.3 mil millones, Imbert dijo que un aumento salarial propuesto del 4 por ciento para los empleados públicos le costaría al país: «Eso definitivamente es una carga para el dinero de los contribuyentes y la conclusión es que estamos pagando por algo que no lo es», dijo Roach. El resultado es una utilidad y un rendimiento óptimos”.

El presidente de CCIC, Richie Sukhai, dijo que estaba complacido de ver que el gobierno finalmente reconoció la importancia del sector no energético y su contribución a la economía, ya que impulsó al país durante un período de bajos precios del petróleo y el gas.

Sookhai dijo que el crimen y la infraestructura aún requieren más enfoque y recursos, ya que esto podría afectar negativamente la economía y la capacidad de atraer inversionistas potenciales.

Dijo que la Cámara de Chaguanas quiere ver más atención a los proveedores de servicios en la aduana, lo que garantizará la disponibilidad oportuna de bienes y servicios y también ayudará a evitar que el contrabando ingrese al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.