Naomi Osaka lidera a Bencic para llegar a la final del Abierto de Mujeres de Miami

Naomi Osaka tenía lágrimas en los ojos cuando terminó el partido, un espectáculo demasiado familiar para ella en los últimos años.

Esto fue de una alineación feliz.

Para el ex No. 1 del mundo, este es un gran avance.

Osaka derrotó a la cabeza de serie número 22, Belinda Bencic, por 4-6, 6-3, 6-4 el jueves en las semifinales del Abierto de Miami. Aparecerá en un partido de torneo por primera vez desde el Abierto de Australia de 2021, y se enfrentará a la 16.ª cabeza de serie, Jessica Pegula, o a la 2.ª cabeza de serie, Iga Swiatek, el sábado.

«Maldita sea, casi lloro», dijo Osaka.

Tal vez ni siquiera casi. Escondió su rostro con una toalla naranja un par de veces justo después de que terminó el partido, y al menos una lágrima se abrió camino hacia su mejilla derecha. Osaka ingresó a este torneo en el puesto 77 del mundo, dejando a Miami no peor que el puesto 36 y regresará al top 30 si gana el título.

Ha sido un viaje largo, difícil y a menudo emotivo para Osaka desde su victoria en la final del US Open de 2018 sobre Serena Williams. Se horrorizó durante la derrota ante Indian Wells el 12 de marzo después de un grito insultante de un espectador, y se retiró del Abierto de Francia del año pasado para abordar su estado mental y se fue del Abierto de Estados Unidos del año pasado llorando.

Pero en el sur de Florida, uno de los lugares a los que llama hogar, todo el apoyo ha sido de los fanáticos.

READ  Joan Laporta: "Priorizamos al equipo por encima de todo"

“Desde el fondo de mi corazón, les agradezco”, les dijo Osaka en su comparecencia ante el tribunal.

Pegula y Swatek, que reemplazarán a la ahora retirada Ashleigh Barty como la jugadora femenina número 1 del mundo, se enfrentarán la próxima semana en otro partido de semifinales femenino el jueves por la noche.

Mientras tanto, Daniil Medvedev llegó al torneo como el jugador masculino número 2 del mundo. Hubert Hurkacz confirmó que se quedaría allí.

El octavo sembrado Hurkacz y el campeón defensor Miami Medvedev, el número uno lleno de calambres, vencieron 7-6 (7) 6-3 el jueves en los cuartos de final masculinos.

“Cada músculo tenía espasmos, espasmos, espasmos, espasmos”, dijo Medvedev.

Si Medvedev hubiera ganado, habría superado a Novak Djokovic el lunes y vuelto al número uno en el ranking mundial. En cambio, el ruso seguirá siendo el número 2 del mundo y verá quién ganará el título de Miami el domingo como todos los demás.

“Para mí, ganar el partido era más importante que ser el número 1”, dijo Medvedev. «Ganar el partido, lo vi más como una recompensa».

Hurkacz, que viene de Polonia, se enfrentará al 14º sembrado Carlos Alcaraz de España en las semifinales. Alkaraz derrotó al no cabeza de serie serbio Miomir Kekmanovic 6-7 (5), 6-3, 7-6 (5) el jueves por la noche en los últimos cuartos de final masculinos.

«Estaba regresando muy bien, estaba golpeando su servicio y eso me estaba ayudando», dijo Hurkacz. «Pude obtener algunos puntos gratis en mi envío y eso fue bastante grande».

En las otras semifinales, el sexto cabeza de serie Casper Ruud de Noruega se enfrenta al no cabeza de serie Francisco Cerondolo de Argentina.

READ  Camping: el Atlético de Ottawa se prepara para comenzar su campo de entrenamiento en España

Hurkacz ha jugado contra Medvedev cuatro veces, y Medvedev ha sido clasificado segundo en el mundo en cada uno de esos encuentros ahora divididos. Hurkacz mejoró a 14-5 este año, y su récord de Miami es 12-1 de todos los tiempos.

«Venir aquí es muy divertido», dijo Hurkacz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.