Opinión: Para ciudades como Barcelona, ​​COVID-19 presenta una oportunidad para reinventar la economía turística

La Sagrada Familia, diseñada por el arquitecto Antoni Gaudi, en Barcelona, ​​España, el 9 de julio.Juan Mathieu / The Associated Press

Carlo Ratti es director del Senseable City Lab del MIT y cofundador de Carlo Ratti Associati Design and Innovation Bureau.

Cuando comencé a visitar Barcelona a principios de la década de 2000, era una ciudad fascinante: alegre, animada, progresista y llena de gente joven de toda Europa. Equilibró su orgullo catalán con su apertura al mundo.

Lamentablemente, en los años siguientes, el Barcelona se convirtió en víctima de su propio éxito. Pero la pandemia de COVID-19 puede abrir nuevos horizontes para su futuro.

Esta no sería la primera vez que el Barcelona se recupera. Durante la dictadura de Francisco Franco, fue visto como un lugar gris que suprimía su belleza natural y vida cívica. Tras la transición de España a la democracia, Barcelona aprovechó la oportunidad para renacer. Muchos dicen que el punto de inflexión fueron los Juegos Olímpicos de 1992, que los funcionarios locales experimentados aprovecharon para mostrar la ciudad a nivel internacional y convertirla en un peso pesado urbano.

Con un presupuesto ajustado, el alcalde Pascual Marajal aprovechó las Olimpiadas para iniciar una de las remodelaciones urbanas más exitosas de finales del siglo XX en Europa. Solicitó la ayuda de los mejores profesionales del diseño para crear un plan municipal que aseguraría que la ciudad se beneficiaría del legado de los Juegos mucho después de que terminaron.

Además de la construcción de instalaciones deportivas, el plan ha abordado dos de los retos urbanos más profundos de Barcelona: el paseo marítimo y los espacios públicos. Antes de los Juegos Olímpicos, el paseo marítimo estuvo aislado del resto de la ciudad durante mucho tiempo. Hoy, el puerto se ha integrado con la ciudad por carretera y transporte público, y se ha convertido en un barrio animado donde los bañistas acuden en masa a las playas.

READ  Comunicado del club: Messi deja el Barcelona por "obstáculos económicos"

La reinvención de los espacios públicos requería pensar en ellos no solo como lugares físicos, sino también como el espíritu del espíritu cívico de Barcelona. Esto redirigió la percepción de los ciudadanos sobre su patrimonio colectivo y ayudó a desarrollar el talento arquitectónico local.

Estas ingeniosas opciones de diseño se han visto amplificadas por el «marketing urbano». A medida que las fronteras nacionales en Europa retrocedieron a fines de la década de 1990, las capitales regionales se encontraron compitiendo para atraer talentos, turistas y capital utilizando herramientas de planificación y diseño. Los esfuerzos de Barcelona, ​​que comenzaron con los Juegos Olímpicos de 1992, resultaron particularmente exitosos. Desde 2012, la ciudad ha atraído Entre 25 y 30 millones de visitantes cada año, una cantidad enorme para un municipio de poco más de 1,5 millones de personas.

Pero como muchos otros destinos calientes, Barcelona ha sufrido la negatividad Consecuencias Turismo de masas: agotamiento de los bienes públicos, erosión de los servicios comerciales para los residentes y expulsión indirecta de los residentes locales para dar paso a hoteles y alquileres a corto plazo. Los turistas a menudo viajan con impunidad, lo que distorsiona las economías locales en el futuro. Explotan la ciudad física sin establecer ninguna relación con la gente.

Los lugareños respondieron con creciente enojo, ayudando a la populista Ada Kolaw a ganar las elecciones a la alcaldía de 2015. Propuso políticas radicales, incluida la expropiación de apartamentos vacíos para su uso como vivienda pública. Pero este tipo de propuestas no añaden una nueva visión urbana.

La pandemia de COVID-19 ha convertido los males de Barcelona en una crisis. En 2020, una multitud de turistas desapareció repentinamente, dejando las calles vacías y cientos de tiendas a punto de cerrar. Los líderes coinciden en que la era iniciada por los Juegos de 1992, definida por el turismo atropellado que produjo el éxito de Barcelona y provocó su declive, está llegando a su fin. El Barcelona de mañana todavía está indeterminado.

READ  Los tripulantes de cabina de Ryanair en España han anunciado 12 nuevos días de huelga en julio

Quizás es hora de considerar un modelo alternativo de viaje, llamémoslo «turismo rápido», que se puede utilizar para reinventar Barcelona y otras ciudades del mundo. Los turistas permanecerán en Pace durante semanas o meses en un solo lugar en lugar de saltar constantemente de ciudad en ciudad, lo que les dará tiempo para redescubrir el significado de conceptos como integración y contribución cívica. La aparición del trabajo a distancia puede hacer que los viajes largos sean más accesibles para más personas.

La videoconferencia ya está permitiendo que los “nómadas digitales” se instalen lejos de sus hogares sin interrumpir sus carreras. Y la capacidad de recuperación cuestionable de la llamada “economía del trabajo temporal” puede crear puestos de trabajo locales que se adapten rápidamente a los cambiantes desafíos urbanos. Ciudades como Barcelona pueden aprovechar el poder de las plataformas en línea para atraer turistas a un ritmo rápido. Los gobiernos pueden alentar a los hoteles, aerolíneas e incluso restaurantes a ofrecer mayores descuentos para estadías más largas.

Asimismo, las ciudades podrían beneficiarse del impacto de la pandemia en la infraestructura de educación superior y vocacional. Si Barcelona ofrece a los estudiantes que asisten a clases online alojamiento a bajo coste, pueden terminar la escuela y luego trabajar en la ciudad.

Hay muchas cuestiones complejas que deben resolverse para hacer realidad estas ideas. Y su implementación requiere coraje y atrevimiento. Pero pocos lugares tienen estas cualidades en abundancia en Barcelona. La creatividad y el ingenio catalán pueden contribuir a resolver el gran enigma urbano -cómo emprender el turismo global sin sucumbir a él- que la propia Barcelona ha contribuido a presentar al mundo moderno.

READ  España apunta a un paquete de rescate de 11.000 millones de euros para empresas en problemas - EURACTIV.com

Copyright: Project Syndicate, 2021.

Mantenga sus opiniones claras e informadas. Recibe el boletín. Regístrese hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.