Por qué el modelo de transferencia de Chelsea es un modelo de éxito que otros deberían seguir

El modelo de negocio del Chelsea es muy similar al de muchos otros clubes de élite en Europa, particularmente en Italia y España.

Se inyecta una pequeña fortuna en su academia con el objetivo de aprovechar los pocos privilegiados que finalmente brillan en su mejor momento en menos de 23 años, mientras que otros prospectos nacionales se venden por pura ganancia. El sistema de préstamos se usa de manera similar para recaudar fondos para cumplir mejor con las regulaciones del Juego Limpio Financiero y para facilitar el gasto masivo del primer equipo con una o dos firmas importantes en el verano.

Al mirarlo a través de este post, parece muy claro; Bastante estándar, y eso es porque en su esencia. Es un modelo diseñado para diseñar un primer equipo sólido y un presupuesto saludable. Idealmente, cuando todo sale según lo planeado, es lo mejor de ambos mundos.

Solo dos aspectos clave relacionados con la estrategia de transferencia del Chelsea se han omitido de lo anterior, aspectos que hacen que el enfoque de los Blues en los últimos tiempos sea completamente único y nada indirecto. Primero, está la enorme escala de sus operaciones; La rotación excesiva de empleados no es una política, sino una industria en sí misma. En segundo lugar, aunque subjetivos, también son mejores en el mercado de fichajes que cualquier otra persona.

Empecemos por la escala. Este verano, el Chelsea recibió a 33 jugadores de períodos de cesión, una cifra colosal que no es inusual para un club que ha sido acusado repetidamente de acumular talento en los últimos años.

En 2016/17 establecieron un récord de 38 profesionales, jóvenes y mayores, repartidos en la Premier League, Championship, League One y una amplia selección de indumentaria europea de confianza. (El principio de larga data del Chelsea es no proporcionar a los clubes por debajo de la Liga Uno su talento, con respecto a la Premier League 2, también conocida como la Liga de Desarrollo Profesional, para que estén en pie de igualdad).

READ  Sala de prensa - ¡Vamos a España! American Airlines está lista para conectar a los viajeros de placer con España el 7 de junio



Esta posible diáspora regular ha recibido muchas críticas ya que el club ha cambiado drásticamente su postura anterior al centrarse solo en el extremo superior de su estructura de personal, confiando en la inversión masiva de Roman Abramovich para comprar una estrella a la medida tras otra. ¿Recuerdas esos días? ¿Cuando los gigantes del oeste de Londres fueron insultados como ‘Chelsky’ y siguieron gastando extravagantemente cada verano? También fueron criticados entonces, lo que en esencia significaba que no podían ganar.

Sin embargo, todavía existe una ambigüedad moral en tratar a los jóvenes futbolistas como una mercancía, desviados aquí, allá y en todas partes en una práctica que recuerda el comercio de caballos. El verano pasado, el centrocampista holandés Marco van Ginkel finalmente dejó el puente después de ocho años, en su mayoría cedido al PSV Eindhoven, tres veces, al Stoke y al AC Milan. A lo largo de su largo mandato en Londres, el planificador altamente calificado solo había asistido al club de su padre cuatro veces, quizás el mejor ejemplo de las muchas promesas verdaderas frustradas por tanta confusión.

Sin embargo, en general, es un esquema que funciona para todos los involucrados. El jugador tiene que mostrar su habilidad a un nivel decente mientras experimenta una curva de aprendizaje empinada que el sistema juvenil no puede proporcionar. Chelsea tiene que valorar adecuadamente su «mercancía» y ver subir su valor de mercado. Al final del segundo período de préstamo de un jugador, este suele ser el caso, pero no siempre, entonces tendrá el lujo de decidir si integrar a su estrella en ciernes en el primer equipo o vender para obtener una ganancia extraordinaria. Mientras tanto, el club de préstamos se beneficia de un adolescente brillante y todo por una pequeña tarifa. Es una situación en la que todos ganan.

READ  España podría incluirse en la lista de viajes 'Amber Plus', lo que obligaría a los turistas a ponerse en cuarentena al regresar al Reino Unido.

Insertar desde Getty Images

Es un proceso en el que hemos visto el impacto de la totalidad de la temporada pasada varias veces y también esta temporada porque algunos de esos 33 jugadores que regresaron a Stamford Bridge antes de la temporada fueron expulsados ​​rápidamente por una puerta giratoria. Conor Gallagher está ahora en Crystal Palace después de impresionar la temporada pasada en West Bromwich Albion. Ethan Ampadu está en Venecia después de demostrar su fuerza en Sheffield United. Armando Bruga marcó regularmente para Southampton después de preocuparse por las defensas de la Eredivisie a favor de Vitesse. Para mayo, Chelsea sabrá a quién llamar y dar el número de camiseta, ya quién vender para obtener ganancias.

Esta última opción tampoco debe subestimarse. De hecho, es una característica fundamental que impulsa el esquema hacia adelante. Durante la reciente ventana de transferencia, los aspirantes al título 2021/22 obtuvieron la asombrosa cantidad de £ 92 millones de jugadores que pasaron por sus filas, a un costo mínimo, incluidos Tammy Abraham, Mark Guehy y el atrevido lateral derecho Tino Livramento. Tarifa de terminal hecha en casa pero totalmente pagada vendida a Romelu Lukaku, el delantero que resolvió de manera integral un problema a largo plazo para el equipo de Thomas Tuchel.

Por supuesto, existe un riesgo inherente que siempre viene asociado con el potencial de desollado y es un riesgo que Chelsea pica en el pasado. Sin duda lo volveré a hacer. En 2013 vendieron prematuramente a Kevin De Bruyne por £ 18 millones, y quién podría decir que Livramento, por ejemplo, nunca superó su valor de venta de £ 5 millones. Muchos dirían que hizo precisamente eso con una serie de grandes partidos para Southampton.


READ  El 11% de las empresas en España utilizan la tecnología Blockchain, un informe

Pero el club ve esto como una desventaja necesaria, eclipsada por el bien común. Es un arrepentimiento lateral.

Debido a que el panorama general muestra, de manera concluyente, que el modelo de transferencia de Chelsea les conviene y cuando también se tiene en cuenta su inconfundible capacidad de invertir adquisiciones clave para obtener grandes ganancias, el último ejemplo es Eden Hazard, que se vendió por £ 72 millones en ese momento. Tras ocho años de servicio distinguido, se puede decir razonablemente que los cinco veces campeones de la Premier League tienen negocios de transición.

Es un modelo que no está exento de críticas o fallas justificables pero al que los clubes rivales aún deben estar atentos. Porque, nos guste o no, es el presente y el futuro del fútbol de alto nivel con el Chelsea a la cabeza.

Leer – mago del mediocampo: «Czech Fury» Pavel Nedved

Lea también – Evalúe el mandato de cada entrenador del Manchester United en la era posterior a Fergi

Suscríbete a nuestros canales sociales:

Sitio de redes sociales de Facebook | Instagram | Gorjeo | YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *