Recuperar el tiempo perdido con la reapertura de las discotecas de Ibiza

En muchos países, incluidos España, Alemania y Gran Bretaña, los gobiernos ahora permiten que los clubes reciban visitantes sin controles de vacunas, máscaras o requisitos de distanciamiento social. Y aunque la pandemia está lejos de terminar y una nueva variante podría surgir en cualquier momento para estropear la diversión, los clubes europeos parecen estar preparados para revivir los días en que nadie oía hablar del covid-19.

El regreso de los clubes fue un alivio para muchos en el sector de la vida nocturna, que se ha visto particularmente afectado. Antes de la pandemia, el 45 por ciento del PIB de las Islas Baleares, incluida Ibiza, procedía del turismo, del que las discotecas son una gran atracción. En la primera mitad del año pasado, el gasto turístico en Ibiza y la vecina isla de Formentera fue menos de un tercio de los niveles previos a la pandemia, según el Instituto de Estadística de las Islas Baleares.

Osio de Ibiza, una asociación local de ocio nocturno, estima que 30.000 personas viajaron a Ibiza el pasado fin de semana para ir de discotecas, un número similar al del fin de semana inaugural. Sanjay Nandi, director ejecutivo del grupo que opera el gran club nocturno Al-Basha, dijo en una entrevista antes de la apertura que las ventas anticipadas de boletos han superado las de años anteriores. De las principales discotecas de la isla, solo una, Privilege, no tiene planes de reabrir este verano.

“Sé que somos muy afortunados”, dijo Nandy, explicando que, al igual que otros clubes, Pacha había recibido ayuda del gobierno español en forma de un programa de licencia para empleados. La empresa también recibió un préstamo de 18 millones de euros, o unos 19 millones de dólares, del fondo estatal de recapitalización para empresas afectadas por la epidemia, y pudo obtener algunos ingresos a través de la constelación de restaurantes y otros lugares. Nandy dijo que el tamaño de los principales clubes de Ibiza, que van desde los 3.000 a los 7.800 aforos, y la influencia política asociada con ellos les han permitido capear la pandemia mejor que los estadios más pequeños. «Ser mayor ayuda», dijo.

READ  Colapso del cono del volcán La Palma, liberando rocas gigantes | noticias | DW

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.