Sask. La Autoridad Sanitaria proporciona evidencia de la política de vacunación para ingresar a todas las instalaciones

La Autoridad de Salud de Saskatchewan (SHA) implementa una guía de política de vacunación en todas sus instalaciones.

La política establece que los miembros esenciales de la familia, los apoyos y los visitantes deben proporcionar un comprobante de vacunación COVID-19 completa para ingresar a cualquier centro de SHA o hogares de atención a largo plazo (LTC), incluidos los afiliados, a partir del 8 de noviembre, según un comunicado de prensa. SHA el viernes.

Las personas que opten por no mostrar evidencia de vacunación pueden presentar una prueba de PCR negativa o una prueba rápida de antígenos que un proveedor autorizado haya realizado en las últimas 72 horas. SHA no cubrirá el costo de la prueba.

La prueba de vacunación se puede presentar mediante una de las siguientes opciones:

  • Código QR en su teléfono móvil (captura de pantalla de MySaskHealthRecordOpens in a new window o aplicación SK Vax Wallet).
  • El código QR impreso de MySaskHealthRecord se abre en una nueva ventana.
  • Un certificado de vacuna COVID-19 impreso de MySaskHealthRecordOpens in a new window.
  • Tarjetas de billetera recibidas en el momento de la vacunación (Autoridad de Salud de Saskatchewan o Aboriginal Services Canada).
  • Prueba (electrónica o escrita) emitida por otra provincia, territorio o gobierno.

El Departamento de Salud trabajará con los hogares de cuidado personal para alinearse con la política, según el comunicado.

«La SHA reconoce que la presencia de una familia es esencial para brindar una atención segura a los pacientes y residentes. Se está estableciendo un proceso de exención y se pondrá a disposición más información una vez que se finalicen los detalles», se lee en el comunicado.

READ  Un tribunal de Myanmar condenó a la líder derrocada Aung San Suu Kyi a 4 años de prisión

La evidencia de la política de vacunación entró en vigencia para los trabajadores de SHA el 1 de octubre, pero los empleados, médicos y otros trabajadores contratados tenían hasta el 15 de octubre para presentar una declaración de su estado de vacunación, intención de vacunar o buscar vivienda, o su intención de participar en un programa de pruebas supervisado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *