Trump dice que enfrenta acusación en caso de documentos clasificados | Noticias de Donald Trump

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó en su plataforma Truth Social que enfrenta una acusación por cargos federales de mal manejo de documentos clasificados a su salida de la Casa Blanca.

“Me han llamado para comparecer ante un tribunal federal en Miami el martes”, escribió Trump en la publicación. «Nunca pensé que algo así podría pasarle a un expresidente de los Estados Unidos».

La acusación sellada marcaría otra «primera vez» para el republicano plagado de escándalos: ningún presidente de los Estados Unidos, actual o anterior, ha enfrentado cargos federales.

En abril, Trump se convirtió en el primer presidente de EE. UU. en ser acusado penalmente, luego de que el fiscal general de Manhattan, Alvin Bragg, anunciara 34 cargos de delitos graves en todo el estado por falsificación de registros comerciales en un caso relacionado con el pago de una actriz de cine para adultos.

“Soy un hombre inocente”, dijo Trump en un video publicado poco después del anuncio del jueves. «No hice nada malo».

El expediente judicial del Departamento de Justicia, con fecha de agosto de 2022, habla sobre información clasificada obtenida de la residencia de Donald Trump. [File: Jon Elswick/AP Photo]

Una investigación de meses

El anuncio del jueves se produjo como parte de una investigación en curso del Departamento de Justicia de EE. UU., dirigida por el abogado especial Jack Smith, sobre cajas de documentos clasificados encontradas en la propiedad de Trump en Mar-a-Lago en Florida.

Los medios de comunicación, incluidos Associated Press y Reuters, informaron que el expresidente enfrenta siete cargos relacionados con la investigación. Los cargos específicos se harán públicos una vez que se desestime la acusación.

«Nuestro país se está yendo al infierno. Vienen tras Donald Trump, arman al Departamento de Justicia, arman al FBI», dijo Trump en el video, alegando que la acusación tiene por objeto bloquear su candidatura a la nominación presidencial republicana en 2024. Se llama interferencia electoral. Lo están intentando. Destruir su reputación para poder ganar las elecciones».

A raíz de la búsqueda de Mar-a-Lago en agosto, varios otros políticos de alto perfil, incluido el actual presidente de los EE. UU., Joe Biden, y el exvicepresidente de Trump, Mike Pence, se adelantaron para entregar documentos clasificados guardados en sus residencias.

Pero muchos expertos señalan que el caso de Trump es diferente. Inicialmente, cuando Trump se preparaba para dejar el cargo en enero de 2022, los Archivos Nacionales recolectaron 15 cajas de registros de Mar-a-Lago, algunas de las cuales contenían información clasificada.

Sin embargo, todavía había más registros. El FBI tuvo que emitir una citación en mayo de ese año por documentos clasificados que habían quedado en poder del expresidente.

Y cuando los investigadores del FBI llegaron a la conclusión de que había más documentos en Mar-a-Lago, a pesar de una declaración firmada por el equipo legal de Trump que afirmaba lo contrario, se emitió una orden de allanamiento en agosto para la propiedad. Esto resultó en la recuperación de aproximadamente 100 documentos adicionales marcados confidencialmente, elevando el número total a 300.

READ  Llenar el vacío: por qué los manifestantes en China sostienen hojas de papel en blanco

También es notable el volumen de registros recuperados: se retiraron de Mar-a-Lago un total de 33 cajas, que contenían casi 11.000 registros.

Supuestamente se encontraron cientos de documentos clasificados en la propiedad Mar-a-Lago de Donald Trump en Palm Beach, Florida [File: Steve Helber/AP Photo]

Posibilidad de «ocultamiento ilegal»

Los expertos han advertido que Trump podría enfrentar cargos por obstruir su conducta en la investigación. Una declaración jurada del FBI, con fecha de agosto, describe una investigación criminal sobre la «eliminación y almacenamiento inadecuados de información clasificada en lugares no autorizados, así como la ocultación o eliminación ilegal de registros gubernamentales».

Como explicó el corresponsal de Al Jazeera, Shahab Ratansi, las primeras especulaciones indicaban que Trump podría enfrentar cargos relacionados con conspiración para obstruir, hacer declaraciones falsas y retener documentos a sabiendas.

«Esto podría ser un cargo bajo la Ley de Espionaje», dijo. La ley de espionaje no significa necesariamente espionaje. Solo puede significar el mal manejo de documentos que no debería tener”.

Pero, advirtió Ratansi, ni siquiera los propios abogados de Trump tienen los detalles.

“Tampoco tienen los cargos. No tienen la acusación. Lo que recibieron es una citación para comparecer ante la corte en Miami el próximo martes. Y del lenguaje en esos documentos y algunas otras comunicaciones, pueden haber deducido lo que podrían ser los cargos», explicó Ratansi.

«Es posible que la acusación no se revele hasta la fecha de la corte el martes. Simplemente no lo sabemos».

Rivalidad en curso con Biden

En sus publicaciones en las redes sociales el jueves, Trump criticó a Biden, quien lo derrotó en su campaña de 2020 para la reelección.

“La administración corrupta de Biden les dijo a mis abogados que me habían acusado, aparentemente por un engaño de cajas”, escribió Trump, refiriéndose a las 15 cajas retiradas. Acusó a Biden de hipocresía y afirmó, sin pruebas, que el presidente en funciones tenía «documentos esparcidos por todo el piso de su garaje» cuando los funcionarios registraron su residencia en Delaware.

La acusación representa quizás el mayor obstáculo legal al que se ha enfrentado Trump desde que dejó el cargo. Además de los 34 cargos penales que enfrenta en Nueva York, el mes pasado el expresidente fue declarado responsable de difamación y agresión sexual en una demanda civil presentada por el escritor E. Jean Carroll, a quien se le otorgaron $5 millones en daños.

Trump también enfrenta investigaciones sobre si buscó anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, una en el estado sureño de Georgia y otra a nivel federal, también dirigida por el fiscal especial Smith.

READ  Prince George disfrutando de la final de fútbol de la UEFA 2020 con mamá y papá

El líder republicano ha calificado repetidamente esta elección de “amañada”, y un grupo de sus partidarios intentó interrumpir el conteo de votos del Colegio Electoral el 6 de enero de 2021, asaltando el Capitolio de EE. UU. y obligando a los legisladores a huir.

Diferentes investigaciones, diferentes escenarios

Un designado de Biden, el fiscal general de los Estados Unidos, Merrick Garland, nombró a Smith como asesor especial de la investigación de dos partes de Trump en noviembre. Garland también contrató al abogado Robert Hoare en enero para que actuara como asesor especial en la revisión del manejo de documentos clasificados por parte de Biden.

Pero es probable que las apuestas legales sean diferentes para Trump y Biden. En el caso de este último, los abogados se comunicaron con los Archivos Nacionales tras el descubrimiento de casi 10 documentos clasificados relacionados con el mandato de Biden como vicepresidente, bajo Barack Obama.

El descubrimiento, en un grupo de expertos de Washington, D.C. en noviembre, condujo a la recuperación de un segundo conjunto de documentos en la casa de Biden en Wilmington, Delaware. Los abogados de Biden entregaron rápidamente lo que describieron como una «pequeña cantidad» de documentos y autorizaron un registro domiciliario, que tomó más de 13 horas y encontró seis registros más.

No hubo evidencia de que Biden supiera de los documentos, ni trató de ocultarlos, dos preguntas persistentes sobre el caso de Trump.

De manera similar, en el caso de Pence, sus abogados informaron de manera proactiva una «pequeña cantidad» de documentos clasificados en la casa del exvicepresidente en Indiana, y una búsqueda posterior del FBI arrojó registros clasificados adicionales. El 2 de junio, el Departamento de Justicia anunció que había concluido su investigación sobre el manejo de los documentos por parte de Pence sin presentar cargos.

Los tres hombres, Trump, Pence y Biden, han anunciado su candidatura para la carrera presidencial de 2024.

Los republicanos se unen detrás de Trump

Trump sigue siendo el favorito del lado republicano, lo que lo prepara para un posible enfrentamiento contra el demócrata Biden. A raíz de las publicaciones de Trump en las redes sociales el jueves, al menos uno de los rivales republicanos de Trump por la presidencia, el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, comentó sobre la noticia de la acusación e instó a la cautela.

No recibimos nuestras noticias de Trump’s Truth Social. Veamos cuáles son los hechos cuando se publique cualquier posible acusación”, escribió Christie, un destacado crítico de Trump, en Twitter.

READ  Se informaron múltiples muertes después de que severas tormentas azotaran el medio oeste de EE. UU., El sur

Añadió: «Nadie está por encima de la ley por mucho que lo desee. Tendremos más que decir cuando se revelen los hechos».

Mientras tanto, los republicanos en el Congreso se han unido en gran medida en torno al expresidente, denunciando lo que ven como un ataque motivado políticamente.

“Hoy es ciertamente un día negro para los Estados Unidos de América”, Kevin McCarthy, presidente de la Cámara, Publicado en Twitter.

Yo, todo estadounidense que cree en el estado de derecho, apoyo al presidente Trump contra esta grave injusticia. Los republicanos de la Cámara harán que este armamento descarado del poder rinda cuentas”.

Una acusación sin precedentes

Bruce Fein, fiscal general adjunto del expresidente republicano Ronald Reagan, le dijo a Al Jazeera que los cargos federales son los primeros de su tipo contra un presidente de EE. UU., pero apenas.

Richard Nixon estuvo a punto de ser acusado [special prosecutor] dijo Finn, refiriéndose al expresidente republicano implicado en el escándalo de Watergate en la década de 1970.

«Fue indultado por Gerald Ford», continuó Finn. «Así que estuvo a punto de ser acusado, pero el indulto lo salvó».

Lo que destaca en el caso de Trump, argumentó Finn, es la «manera escandalosa» en que actuó el expresidente antes, durante y después de su único mandato. Finn se refirió a los comentarios hechos por Pence esta semana, en los que afirmó que Trump le presentó una opción el día del ataque al Capitolio: «Elijo entre él y la Constitución».

“Ningún otro presidente en la historia de los Estados Unidos, hace más de 230 años, le ha pedido al vicepresidente que deseche la Duodécima Enmienda”, dijo Finn, refiriéndose a la parte de la Constitución de los Estados Unidos que rige las elecciones presidenciales. “Bueno, esto no tiene precedentes porque la ofensa no tiene precedentes”.

Finn también desestimó la afirmación de Trump de que las últimas acusaciones eran parte de una «cacería de brujas» más amplia contra su carrera política: «¿Qué más hay de nuevo? Eso es todo lo que tiene que decir. Notarán que no salió con ninguna exculpación». pruebas que demuestren que es inocente. Empezó a gritar y gritar».

«Este es solo el libro de jugadas en sí», agregó Finn. «Creo que su base está disminuyendo. Creo que los republicanos estarán divididos, especialmente porque otros aspirantes a la presidencia, incluso Ron DeSantis, pueden volverse contra Trump».

Trump dijo que se espera que comparezca ante un tribunal federal en Miami, Florida, a las 3 p.m. EST (1900 GMT) del martes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *