Un estudio muestra un riesgo reducido de desarrollar miocarditis/pericarditis después de la vacunación con ARNm de COVID-19

En un estudio reciente publicado en medRxiv * Servidor de preimpresión Científicos taiwaneses han identificado un riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis entre adultos jóvenes que recibieron vacunas contra el coronavirus 2019 (COVID-19) basadas en ARNm.

estancia: Riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARN mensajero 2019-nCoV: un estudio a nivel nacional. yoCrédito del mago: Africa Studio / Shutterstock.com

antecedentes

Las campañas de vacunación masiva contra el COVID-19 realizadas en todo el mundo han ayudado mucho a controlar el curso de la epidemia. Entre las diferentes vacunas que se han desarrollado, las vacunas basadas en vectores y adenovirus se han asociado con una mayor eficacia en la reducción de la infección, la hospitalización y la mortalidad por SARS-CoV-2 y el síndrome respiratorio agudo severo.

En cuanto a los problemas de seguridad relacionados con las vacunas contra la COVID-19, varios estudios han indicado que las vacunas basadas en ARNm pueden aumentar el riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis entre los adultos jóvenes, especialmente después de la segunda dosis. Sin embargo, se observó un alto nivel de inconsistencias entre los estudios, lo que podría deberse a diferencias en etnias, métodos de seguimiento, definiciones de casos y períodos de observación después de la vacunación.

Un creciente cuerpo de evidencia también indica que el riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis puede estar asociado con el tiempo entre dos dosis de la vacuna primaria. Mientras que algunos países han considerado un período de cuatro semanas entre dosis, algunos han optado por un período relativamente largo de ocho a 12 semanas.

En el estudio actual, los científicos estiman la prevalencia de miocarditis y pericarditis en Taiwán después de la vacunación homóloga (dos dosis de la misma vacuna) y heterocigota (dos dosis de vacunas diferentes) contra el MERS-CoV basado en ARNm. Para ello, clasificaron la prevalencia en función de la edad y el sexo de los vacunados y los intervalos entre dosis.

READ  Excavación profunda: ¿la recombinación genética está relacionada con la expresión de rasgos nocivos?

Prevalencia de miocarditis y pericarditis

El estudio estimó la prevalencia de miocarditis y pericarditis entre marzo de 2021 y febrero de 2022. Se informaron un total de 5957 y 2408 eventos adversos después de la primera y la segunda vacunación, respectivamente, al sistema de notificación de adversidad asociada a la vacuna en línea en Taiwán.

Se identificaron un total de 238 casos de miocarditis y pericarditis, incluidos 189 casos de miocarditis y miocarditis, así como 49 casos de pericarditis sola. De los casos identificados, 203 requirieron hospitalización y 101 requirieron ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI). De los pacientes ingresados ​​en la unidad de cuidados intensivos, nueve requirieron oxigenoterapia y cuatro fallecieron.

Dado el número de dosis de vacuna, se produjeron miocarditis y pericarditis en 90 y 148 pacientes después de la primera y segunda dosis, respectivamente. Alrededor del 70% de los pacientes que recibieron vacunas homeopáticas eran hombres de entre 12 y 85 años.

La mayoría de los pacientes que desarrollaron miocarditis y pericarditis después de la segunda dosis recibieron dos dosis de la misma vacuna durante un período de 90 días.

Factores que afectan la prevalencia de miocarditis/pericarditis

Entre los pacientes mayores de 18 años que recibieron la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2, la prevalencia de miocarditis/pericarditis fue de cuatro casos por millón de receptores masculinos y cinco casos por millón de receptores. En cambio, la prevalencia tras la segunda dosis en hombres y mujeres fue de nueve casos y tres casos por millón de receptores, respectivamente.

Entre los pacientes mayores de 18 años que recibieron la primera dosis de la vacuna Moderna mRNA 1273, la prevalencia de miocarditis/pericarditis fue de cinco casos por millón de hombres que recibieron la vacuna y nueve casos por millón de receptores. La prevalencia tras la segunda dosis en hombres y mujeres fue de dos y seis casos por millón de receptores, respectivamente.

READ  Las primeras imágenes de campos magnéticos al borde de un agujero negro en M87 | sala de redacción

Considerando ambos sexos y todos los grupos de edad, la mayor prevalencia de miocarditis/pericarditis después de la segunda dosis se observó en hombres de 12 a 17 años con vacuna Pfizer y hombres de 18 a 24 años con vacuna Moderna.

En cuanto al intervalo entre dos dosis de vacuna, no se observó asociación significativa entre mayor duración y menor prevalencia de miocarditis/pericarditis. Con respecto a la vacunación heterocigota, se observó una prevalencia significativamente mayor de miocarditis/pericarditis en hombres y mujeres de 18 a 49 años después de recibir la vacuna de vector de adenovirus (Oxford/AstraZeneca) seguida de una dosis de la vacuna de refuerzo Moderna en comparación con la vacuna homocigota AstraZeneca. .

Estudia la importancia

El estudio reveló una menor prevalencia de miocarditis/pericarditis después de la vacunación COVID-19 basada en ARN. Sin embargo, los hombres jóvenes pueden tener más probabilidades de desarrollar estas afecciones después de recibir una segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19.

*Nota IMPORTANTE

medRxiv Publica informes científicos preliminares que no han sido revisados ​​por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, orientar la práctica clínica o el comportamiento relacionado con la salud ni tratarse como información establecida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.