Un miembro del equipo dijo que China se ha negado a dar datos iniciales sobre COVID a la OMS, China News

Uno de los investigadores del equipo dijo que China se había negado a proporcionar datos preliminares sobre los primeros casos de COVID-19 a un equipo dirigido por la Organización Mundial de la Salud para investigar los orígenes de la epidemia.

Dominic Dwyer, un australiano, dijo que el equipo había solicitado datos preliminares de los pacientes para los 174 casos que China identificó desde la etapa inicial del brote en Wuhan en diciembre de 2019, además de otros casos, pero solo se les proporcionó un resumen. Experto en enfermedades infecciosas y miembro del equipo.

Dijo que estos datos iniciales se conocen como “listas de líneas” y, por lo general, son anónimos, pero contienen detalles como preguntas formuladas a pacientes individuales, sus respuestas y cómo se analizaron sus respuestas.

“Esta es una práctica normal para investigar un brote”, dijo el sábado a la agencia de noticias Reuters a través de una videollamada desde Sydney, donde se encuentra actualmente en cuarentena.

Dijo que el acceso a los datos sin procesar era particularmente importante porque solo la mitad de los 174 casos estaban expuestos al mercado de Huanan, un centro mayorista de productos del mar ahora cerrado en Wuhan, donde se detectó inicialmente el virus.

“Por eso insistimos en pedirlo”, dijo Dwyer. “Por qué no sucedió, no puedo comentar. Ya sea político, temporal o difícil … Pero si hay otras razones por las que los datos no están disponibles, no lo sé. Solo se puede especular. “

La misión de cuatro semanas de la Organización Mundial de la Salud a China para descubrir los orígenes del coronavirus concluyó a principios de esta semana sin resultados concluyentes.

READ  Biden confirma relaciones transatlánticas en la primera ronda de política exterior importante

Si bien las autoridades chinas han proporcionado mucho material, Dwyer dijo que el tema del acceso a los datos iniciales de los pacientes se mencionará en el informe final del equipo.

El personal de la OMS sin duda sintió que había recibido muchos más datos de los que había recibido el año anterior. Esto en sí mismo es un progreso “.

Mientras tanto, otro experto de la OMS, el sábado, expresó su frustración por la falta de acceso a datos primarios y dijo que se necesita más para detectar posibles casos tempranos de COVID-19.

Queremos más datos. “Pedimos más datos”, dijo a la AFP Peter Bin Mubarak, quien encabezó la misión de la Organización Mundial de la Salud en Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud dijo el viernes que podría publicarse un resumen de los hallazgos del equipo la próxima semana.

La investigación estuvo plagada de retrasos, preocupaciones sobre el acceso y disputas entre Beijing y Washington, que acusó a China de ocultar el alcance del brote inicial y criticó los términos de la visita bajo la cual los expertos chinos llevaron a cabo la primera fase de la investigación.

El equipo, que llegó a China en enero, se limitó a visitas organizadas por sus anfitriones chinos y se negó el contacto con miembros de la comunidad debido a restricciones de salud. Las primeras dos semanas las pasó en cuarentena de hotel.

La negativa de China a entregar los datos iniciales sobre los primeros casos de COVID-19 fue informada anteriormente por The Wall Street Journal y The New York Times el viernes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, pero Beijing ha defendido previamente su transparencia al lidiar con el brote y su cooperación con la misión de la OMS.

READ  Una tormenta de nieve se ha dirigido a la isla de Vancouver mientras continúa el clima frío de Columbia Británica.

Dwyer dijo que el trabajo dentro del equipo de la OMS fue armonioso, pero que a veces hubo “discusiones” con sus homólogos chinos sobre la interpretación y la importancia de los datos, que describió como “normales” en tales investigaciones.

“Tal vez estemos hablando de la cadena de frío y podrían ser más asertivos sobre lo que muestran los datos de lo que podríamos ser nosotros, pero eso es normal. No sé si hay presión política para obtener opiniones diferentes. Podría haber una buena cosa, pero es difícil saberlo “.

La cadena de frío se refiere al transporte y comercio de alimentos congelados.

Pero Peter Daszak, un zoólogo y otro miembro de la misión de la OMS, tuiteó el sábado que tuvo una experiencia diferente como líder del grupo de trabajo de animales y medio ambiente de la misión.

“Encontré confianza y apertura con mis pares en China. Nos hemos beneficiado del acceso a datos nuevos importantes todo el tiempo. Hemos aumentado nuestra comprensión de las posibles vías indirectas”, dijo en respuesta a un artículo para The New York Times.

Beijing ha tratado de cuestionar la idea de que el coronavirus se originó en China, citando la importación de alimentos congelados como canal.

Bin Mubarak dijo en una conferencia de prensa el martes que la transmisión del virus a través de alimentos congelados es posible, pero señaló a los vendedores del mercado que venden productos animales congelados, incluidos animales silvestres de granja, como una posible vía que requiere más estudio.

READ  NB revisa la estrategia de la vacuna COVID-19; Confirma el quinto caso para la variante del Reino Unido

El sábado, la Casa Blanca pidió a China que pusiera a disposición datos de los primeros días del brote de COVID-19, diciendo que tenía “profundas preocupaciones” sobre la forma en que se comunicaron los hallazgos del informe de la OMS sobre COVID-19.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo en un comunicado que era esencial que el informe fuera independiente y libre de “cambios por parte del gobierno chino”, haciéndose eco de las preocupaciones planteadas por la administración del expresidente Donald Trump, quien también se ha retirado. la Organización Mundial de la Salud. En este tema.

“Volver a involucrar a la Organización Mundial de la Salud también significa su compromiso con los más altos estándares”, dijo Sullivan. “Tenemos profundas preocupaciones sobre la forma en que se comunicaron los hallazgos preliminares de la investigación COVID-19 y las preguntas sobre el proceso utilizado para acceder a ellos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *