El tiempo - Tutiempo.net

Dos camiones de Socuéllamos abordados violentamente por viticultores franceses

Fuentes de la empresa han confirmado que aunque los camioneros en ningún momento han sido agredidos, las perdidas materiales son cuantiosas.
|


Cinco camiones españoles, dos de ellos de la empresa castellanomanchega Transportes Félix, han sido abordados hoy en las cercanías del paso fronterizo de Le Boulou por un centenar de viticultores franceses, que vertieron a la calzada miles de litros de vino que llevaban en sus cubas para protestar por la llegada de una producción a la que acusan de hundir los precios.


Fuentes diplomáticas españolas indicaron a Efe que las cubas de dos de los camiones fueron íntegramente vaciadas, mientras que los tres restantes consiguieron salir con una parte de la carga del control que habían establecido los agricultores en el primer peaje de la autopista A9 tras la frontera.


Tras el suceso, el embajador se puso en contacto con los servicios del primer ministro francés, Manuel Valls, y del ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.


Según las fuentes, el departamento del Interior manifestó sus excusas al responsable de la legación diplomática.


Además, la prefecta (delegada del Gobierno) del departamento de los Pirineos Orientales tiene previsto recibir hoy al cónsul general de España en Perpiñán.


Los viticultores que habían organizado la protesta son principalmente originarios del departamento vecino de Aude, que se quejan de la entrada de vino español a granel a precios que varían entre 30 y 40 euros por hectolitro, cuando los caldos franceses se sitúan entre 70 y 80 euros.


La Confederación Española de Transportes de Mercancías (CETM) indicó en un comunicado que uno de los dos camiones vaciados pertenecen a la empresa castellanomanchega Transportes Félix, que es uno de sus socios, el otro camión de la empresa socuellamina ha sufrido la pérdida de unos cuatro mil litros.


La CETM lamentó que este ataque ocurriera "nuevamente en presencia de las cámaras de televisión y de miembros de la Gendarmería francesa que permitieron a los manifestantes actuar con total impunidad".


Por eso, mostró "una vez más su enérgico rechazo a estas acciones deplorables" y denunció "la pasividad con que el Gobierno francés se manifiesta permitiendo estos ataques".


La asociación de transportistas avanzó que pedirá que España y la Unión Europea (UE) "exijan responsabilidades" al Ejecutivo francés por vulnerar los tratados europeos al "permitir nuevamente que se impida la libre circulación de mercancía".


También reclamará que se reparen los daños y "se castigue a los responsables del ataque".