El tiempo - Tutiempo.net

José Luis Cuerda: “En La Mancha sales a la calle y no ves nada, te lo tienes que inventar”

El director participó ayer en una divertida y multitudinaria charla en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan en el marco de los Encuentros con Cervantes
|



Anoche ocurrió algo inaudito en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. Concha Cuetos, Rosa Navarro, Miguel Rellán, Emilio Gavira, Javier Rioyo y Rosa Melchor, alcaldesa de la localidad, se quedaron encerrados en un ascensor del Consistorio. José Luis Cuerda se perdió la escena porque tenía fiebre y llegó con el tiempo justo. 


La surrealista conversación de los cautivos con el servicio técnico quedará entre ellos y el teléfono de emergencias. “Una escena entre Berlanga y Cuerda”, apuntó Rioyo. Éste fue el prólogo de “Lo que da la tierra”, la primera de las citas de Encuentros con Cervantes en Alcázar, en la que todos ellos participaban.



“Lo que da la tierra es el primer título que se me ocurrió”, confesó Cuerda, “pero a Manuel Juliá –director de estos Encuentros- le gustó y así se ha quedado, menos mal que no se me ocurrió decir berenjena o cualquier barbaridad”. Bajo este título el director del Instituto Cervantes en Lisboa, Javier Rioyo, la filóloga Manchega Rosa Navarro y el director de cine conversaron sobre el carácter manchego, que como los hombres de los bancales de “Amanece que no es poco”, sale de la tierra.



“Aquí en La Mancha sales a la calle y no ves nada, te lo tienes que inventar. Fantaseas, te metes con alguien, pasas el rato…” argumentó Cuerda para justificar ese humor manchego socarrón y malicioso, “en Albacete paseas por la calle Ancha y unos chavales te dicen que por aquí ya no pasas y te tienes que cambiar de acera. Muchas de las historias que cuento en mis películas las he visto con estos ojos, como cuando Don Alonso nos decía que contáramos hasta mil y cuando le decíamos que habíamos terminado nos hacía empezar otra vez”.



Rosa Navarro definió el humor de Cuerda como un continuador del de Cervantes y se acogió a la definición de su cine que en su día hizo Gianni Totti: “Subruralismo”. Para ella esa querencia por el surrealismo nace del secarral, de la falta de horizonte del paisaje manchego.



Javier Rioyo, por su parte, recordó el nombre de algunos intelectuales que ha dado esta tierra como Gregorio Prieto, Francisco Navarro, Francisco Nieva o Antonio Martínez Sarrión, un albaceteño que llevo la modernidad a Madrid desde Albacete. “Pero la persona más fantasiosa que me he encontrado era Sara Montiel, tenía una capacidad increíble para inventar”.



José Luis Cuerda aprovechó la presencia de Miguel Rellán, uno de sus actores fetiche para anunciarle frente a un auditorio que se quedó pequeño: “puede haber proyecto”. Cuerda se refirió a “Tiempo después”, su próximo filme del que dijo que “es lo mejor que he escrito en mi vida. Y os voy a contar el final y así os jodéis: al final se genera un mundo en el que todo es gratis menos la luz”, concluyó.



Diálogos con Cervantes

La guinda a la jornada llegó con “Diálogos de Don Quijote y Sancho”, una lectura dramática de algunos de los pasajes más conocidos de la obra -como el de los Molinos o el de los batanes- en las voces de Concha Cuetos como narradora, Miguel Rellán como Quijote y el alcazareño y ganador de un premio Goya, Emilio Gavira, como Sancho.



Encuentros con Cervantes es una iniciativa de la Diputación de Ciudad Real para conmemorar el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Once localidades acogen desde el mes de septiembre coloquios, representaciones y ponencias para acercar la figura del escritor a los habitantes de la provincia.