El tiempo - Tutiempo.net

El Hospital de Tomelloso crea un circuito de atención pediátrica en Urgencias y duplica el número de salas para observación infantil

​Los alumnos de la Escuela de Arte Antonio López han decorado el circuito para humanizar los espacios infantiles y ayudar a reducir el estrés de los menores.
|



El Hospital General de Tomelloso, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha creado un circuito de atención pediátrica en Urgencias y ha duplicado el número de espacios de observación, pasando de una a dos salas adaptadas a las necesidades de los niños.


El proyecto, que se enmarca en el Plan Dignifica diseñado por la Consejería de Sanidad, incluye además la creación de un circuito de atención pediátrica que permita atender a los menores de forma independiente a los pacientes adultos.

Humanizar la asistencia sanitaria mediante la adaptación de los espacios a las necesidades de los pacientes y crear ambientes acordes con su edad implica importantes beneficios para los niños y sus familiares, que podrán acompañarlos en un entorno más íntimo.


El gerente del Área Integrada de Tomelloso, Antonio Sanz, ha subrayado que uno de los beneficios más importantes es que los “niños no se mezclen con los pacientes adultos que pueden presentar patologías graves”.


Antes sólo contaba con una sala de observación para niños y en caso de que hubiera dos pacientes tenían que compartir habitación, además eran recibidos en la misma sala de espera que cualquier otro paciente, a pesar de que los menores “tienen unas necesidades concretas empezando porque es básico reducir sus niveles de ansiedad para que faciliten la atención médica, algo que con un adulto no es necesario”, explica Irene Moreno, jefa de Urgencias del Hospital de Tomelloso.


El circuito establecido de atención pediátrica consta de una sala de espera adaptada, la consulta y las dos salas de observación.


Decoración adaptada a los niños


Para desarrollar el proyecto de Humanización en el servicio de Urgencias y hacer más agradable en entorno dedicado a la atención de los más pequeños ha sido “determinante la ayuda de los alumnos de la Escuela de Arte Antonio López, cuya visión artística y esfuerzo ha permitido mejorar el proyecto.


Una colaboración que debe considerarse “arte terapéutico”, ya que ayudará a que los pacientes pediátricos y sus familias a sentirse más relajados cuando por circunstancias tengan que acudir al servicio de Urgencias del Hospital de Tomelloso.


Alumnos de varias disciplinas artísticas han trabajado desde el verano en el diseño y decoración de la consulta pediátrica, la sala de espera y la zona de observación con las dos salas infantiles.