El tiempo - Tutiempo.net

El Hospital Mancha Centro, pionero en la elaboración de protocolos en cirugía ginecológica para mejorar la recuperación de las pacientes

El trabajo realizado por especialistas de Alcázar de San Juan y del Grupo Español de Rehabilitación Multimodal (GERM) está destinado a reducir las complicaciones en el quirófano y a lograr una mejor y más rápida recuperación del paciente.
|



Profesionales sanitarios de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han participado en la elaboración de protocolos de recuperación intensificada en cirugía ginecológica, lo que constituye una serie de medidas y estrategias destinadas a disminuir el estrés secundario originado por la cirugía, reducir las complicaciones en el quirófano y a lograr una mejor y más rápida recuperación del paciente.


El trabajo realizado en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón por especialistas de Alcázar de San Juan y del Grupo Español de Rehabilitación Multimodal (GERM) ha abarcado dos importantes áreas quirúrgicas: por un lado, las patologías malignas, y, por otro, la histerectomía y miomectomía (procedimientos para extirpar el útero y los miomas uterinos).

El Hospital Mancha Centro será también pionero en la implantación de este Programa de Recuperación Intensificada (PRI). La recuperación intensificada, también llamada rehabilitación multimodal o ‘Fast Track’, supone un cambio en el manejo del paciente en aspectos tan importantes como el estado nutricional y la optimización de la anemia previa a la cirugía, la implantación de medidas intraoperatorias destinadas a disminuir el estrés quirúrgico, así como una movilización e introducción precoz de la alimentación. Estas medidas contribuyen a disminuir las complicaciones y a integrar precozmente al paciente a su vida habitual disminuyendo el tiempo de hospitalización.

La doctora Ana Pascual, jefa del Servicio de Ginecología del Área Integrada de Alcázar de San Juan, recalca que estos protocolos comienzan a funcionar desde el mismo momento del diagnóstico y pretenden reconocer las necesidades individuales del paciente para optimizar su tratamiento, antes, durante y después de la cirugía.

Para llevar a cabo con éxito este Programa de Recuperación Intensificada, además de contar con la estrecha colaboración de todos los especialistas que participan en el proceso (facultativos, cirujanos, anestesistas y enfermeros), también “será fundamental la ayuda del propio paciente y sus familiares”.

“Queremos que las pacientes lleguen al quirófano en las mejores condiciones posibles y que se reduzcan al máximo los efectos secundarios de la intervención. En definitiva, lo que tratamos de conseguir es que la cirugía sea lo menos agresiva y traumática posible”, explica la doctora Pascual.

En el grupo multidisciplinar que ha elaborado estas medidas se encuentra el subdirector Médico del Área Integrada de Alcázar de San Juan, Jesús Javier Castellanos; así como los facultativos del Servicio de Ginecología, Eugenia Peiró y Ana Pascual; la anestesista, Begoña González; los enfermeros de consultas externas de Ginecología, Marta López, Marta Abengózar y Victoria Lechiguero; de planta de hospitalización, Celina Palenque y Mari Carmen García; y del área quirúrgica, Javier Parra.