El eclipse solar total de 2024 brindará una valiosa oportunidad para realizar ciencia en la sombra Noticias de ciencia


Eclipse solar del 21 de agosto de 2017, capturado por el proyecto Chasing the Eclipse I. (Crédito de la imagen: SwRI/NASA/Daniel B Seaton).



En un evento que recuerda al eclipse solar total del 21 de agosto de 2017, la sombra de la luna recorrerá los Estados Unidos el 8 de abril de 2024. Pero hay diferencias. La Luna estará más cerca de la Tierra que en 2017, lo que provocará que la sombra sea más amplia en la superficie de la Tierra, lo que permitirá que más personas disfruten de la impresionante vista de la Luna bloqueando la cara del Sol al mediodía. En 2017, el ancho total de la pista era de 115 km, pero en 2024 tendrá unos 200 km de ancho. El eclipse de 2024 también atravesará las zonas urbanas más densamente pobladas.

El eclipse solar total fue capturado el 21 de agosto de 2017 (Crédito de la imagen: NASA/Aubrey Gemignani).

La NASA está aprovechando la oportunidad y brinda apoyo para cinco experimentos científicos que se llevarán a cabo durante el eclipse solar de 2024. Un proyecto utilizará un avión de investigación de gran altitud WB-57 para capturar el eclipse desde una altitud de más de 55.000 pies (16.764 metros). ). Los investigadores esperan monitorear detalles finos de las características dentro de la corona solar y examinar la atmósfera exterior del sol con frecuencias visibles e infrarrojas. El avión también aprovechará la oportunidad para explorar un anillo de polvo alrededor del sol, además de detectar cualquier asteroide que orbite cerca del sol.

READ  La ardiente conclusión del experimento Saffire de la NASA abre nuevas posibilidades

La ionosfera permite a los operadores de radio comunicarse en todo el mundo a pesar de la curvatura de la Tierra, mediante señales rebotadas. Sin embargo, el comportamiento de la ionosfera puede ser errático durante un eclipse. Los operadores de radioaficionados establecerán contacto con tantos otros operadores como sea posible, registrando la intensidad de las señales para rastrear los cambios en la ionosfera durante el eclipse. Una red de sensores terrestres con la Red de Radar Súper Doble Auroral (SuperDARN) estudiará el efecto de la radiación solar en las capas superiores de la atmósfera terrestre durante un eclipse. Otro equipo de científicos monitoreará las regiones activas del Sol, asociadas con manchas solares, erupciones solares, explosiones filamentosas y eyecciones coronales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *