Juez español nombra sitio de respaldo del controvertido telescopio de Hawái

MADRID (AP) – Un juez español inspirado por activistas ambientales detuvo los planes de respaldo para construir un telescopio gigante en las Islas Canarias, al menos ahora trasladando el sitio alternativo principal a una ubicación preferida en Hawai. Hubo protestas contra el telescopio.

La construcción telescópica o TMT de treinta metros se detuvo en Mona Kia, la montaña más alta de Hawái, y algunos dijeron que el proyecto deshonraría la tierra sagrada para los indígenas hawaianos.

En el Océano Atlántico, los funcionarios del telescopio seleccionaron una ubicación alternativa cerca de un centro de investigación científica en la montaña más alta de La Palma, una de las islas españolas frente a la costa de África occidental.

Pero un tribunal administrativo de Santa Cruz de Tenerife, la capital del archipiélago español, dictaminó el mes pasado que la oferta de 2017 de las autoridades locales en terrenos públicos para un proyecto temporal no sería válida. El veredicto se fijó para el 29 de julio, pero solo se hizo público esta semana después de que los medios locales anunciaran la decisión.

En sentencia recibida por Associated Press, el juez Roy López Encinas escribió que la adjudicación del terreno estaba sujeta a un convenio entre el Instituto Astronómico de Canarias o el IAC y el consorcio DMT International Laboratory (DIO), promotor del telescopio.

Pero el juez dictaminó que el acuerdo no era válido porque TIO no había declarado su intención de construir en el sitio de La Palma en lugar del sitio de Hawaii.

Al rechazar los argumentos del Comité Jurídico de la DIO y del Gobierno de la Isla, el peticionario, Ben Majek-Ecologista N Axion, un grupo ambientalista, se puso del lado del demandante.

READ  ¿Es posible investigar el subcontinente en términos de jurisdicción global en España?

Un funcionario del Tribunal Superior de Justicia de Canarias no pudo responder a las preguntas sobre el veredicto porque otros funcionarios judiciales que estaban en condiciones de responder a las preguntas estaban de baja. El oficial habló de forma anónima ya que las autoridades no tenían autoridad para nombrarlo en los informes de los medios.

Mariano Zapada, el jefe de gobierno electo local de la isla, dijo que era «triste» que los grupos de acusación estuvieran «ocupados por asuntos administrativos más que por cuestiones ambientales».

“Ojalá pudiéramos estar todos en el mismo barco con el objetivo de crear puestos de trabajo en la isla de La Palma, para que sea una especialidad internacional de la investigación científica”, dijo Zapada. Su gobierno estimó el año pasado que el telescopio invertiría al menos 400 millones de euros (470 millones de dólares) en 500 puestos de trabajo permanentes.

Scott Ishikawa, portavoz de la Federación para la Construcción del Telescopio, dijo que la federación planeaba apelar el fallo.

«Si bien respetamos la decisión de la corte en La Palma, emprenderemos acciones legales para retener a La Palma como nuestro sitio alternativo. Dijo.

Pablo Batista, portavoz del equipo Ben Majek-Ecologistas y Asia, calificó la medida como un gran revés para el programa «fraudulento», que ha hecho «falsas promesas» de nuevos empleos para la isla.

«Toda la idea de proporcionar la isla como respaldo no es más que una estrategia para presionar los proyectos de Hawái», dijo Batista.

En un comunicado, el panel dijo que los cinco años que la federación TIO perdió en La Palma deberían reflejar la estrategia arrogante e irrespetuosa alentada por el apoyo institucional en Hawai y las Islas Canarias.

READ  Maduro ordena un estudio completo de las relaciones con España

Las preocupaciones del grupo se hacen eco de algunas de las preocupaciones expresadas por quienes luchan contra el telescopio en Hawai, dijo Keeloha Picciotta, uno de los líderes que busca excluir el proyecto de Mona Kia.

“Me alegra que lo hayan desafiado, porque al igual que aquí, el desafío ayuda a crear conciencia sobre TMT.

___

Los escritores de Associated Press Audrey McAvoy y Jennifer Singo Kelleher contribuyeron al informe de Honolulu.

Aritz Barra, Associated Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *