La reapertura del caso de España contra el presidente ruso Michael Friedman ‘error técnico’

Un juez dictaminó el jueves que la decisión de España de reabrir un caso penal contra el socio ruso Mikhail Friedman y dos de sus asociados en la quiebra deliberada de una empresa de tecnología española fue un “error técnico”.

La Audiencia Nacional española abrió por primera vez una demanda contra el presidente, acusándolo de manipulación del mercado de Friedman, quiebra fraudulenta, corrupción empresarial y apropiación indebida de activos de la empresa. Los abogados alegan que Friedman, un prestamista y accionista de Jet Worldwide, diseñó en secreto la quiebra de la empresa para poder recomprarla a un precio inferior a su valor de mercado.

El miércoles, Deutsche estuvo en Valle Anunciado El investigador principal anuló la decisión de diciembre de 2020 de cerrar el caso después de que los fiscales dijeron que habían encontrado nuevas pruebas. Los abogados nombraron a los asociados de Friedman Anton Kudryashov y Alexei Azarenkov como acusados.

En una carta Cotizado Al día siguiente, Deutsche Wellal explicó que la solicitud de citación del juez Manuel García-Castellan, Kudryashov y Azarenkov fue el resultado de un “error técnico”. Dijo que la convocatoria de los dos había sido cancelada y “las acciones pactadas no serían fructíferas”.

Friedman niega cualquier implicación en la quiebra de Jet Worldwite.

Fundada en 1998 en Madrid, Jet Worldwide ha desarrollado y comercializado valiosos servicios para operadores de telefonía móvil. Hizo una fortuna con servicios premium de SMS y comandos de videojuegos tácticos militares en tiempo real.

Friedman se convirtió en uno de los accionistas clave de la empresa y uno de sus principales prestamistas.

Luego, en 2014, Wimbledon, una compañía de telecomunicaciones controlada por Friedman, terminó abruptamente o cambió sus contratos con las subsidiarias rusas de Jet Worldwide, que perdieron importantes ingresos, dicen los fiscales.

Los acuerdos impulsaron las ganancias de Seth al cotizar en NASDAQ, tomando prestados 140 millones de euros (157 millones de dólares) en 2013, algunos de los cuales provinieron de un banco controlado por Friedman, dicen los fiscales.

Friedman y Wimbledon, ahora conocido como Wein, dijeron: “Sabían que esta deuda sería inasequible si hubiera una reducción significativa en los ingresos del mercado ruso”.

Como resultado, Jet Worldwide se acogió a la protección por quiebra en junio de 2016, cuatro meses después de que empresarios cercanos a Friedman ofrecieran una oferta de compra de 20 millones de libras esterlinas, que según dicen era “mucho menor que su valor cuando comenzaron las sanciones”.

Informe de contribución de AFP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *