Los estudios muestran que el Sur Global sufre una brecha en la investigación del cambio climático mientras que las naciones ricas lideran la agenda

Un nuevo estudio muestra que los países en desarrollo sufren una enorme brecha en términos de investigación científica relacionada con el cambio climático, a pesar de que contienen las comunidades y personas más vulnerables al clima severo, el aumento del nivel del mar y otros efectos peligrosos del cambio climático.

dijo Max Callahan, autor principal de estudiando Es investigador del Instituto Mercator de Investigación sobre los Bienes Comunes Globales y el Cambio Climático en Berlín.

«Sabemos que existe algún tipo de desigualdad en este sistema científico global en términos de recursos».

La cruda dicotomía en la disponibilidad de la investigación científica ha estado en el radar de los expertos en clima, con importantes obstáculos a los que se enfrentan los científicos del Sur Global, como el acceso a revistas científicas prestigiosas (y caras), la falta de tiempo y la financiación para trabajar en la investigación. , e incluso onerosos requisitos de visado que dificultan la asistencia de los científicos a conferencias y reuniones en el norte del mundo.

Los expertos advierten que la brecha puede dejar a los países en desarrollo sin un medio para decidir hacia dónde dirigir los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático para prepararse para futuros desastres climáticos. También se necesita una buena climatología Dinero de ayuda Desde los países ricos para ayudar a los países pobres a hacer frente al cambio climático se apuntan y se gastan en los proyectos adecuados.

  • ¿Tiene preguntas sobre ciencia climática, política o política? Envíenos un correo electrónico: [email protected]

Los manifestantes muestran sus pancartas durante una protesta por el cambio climático en Sudáfrica en 2019. Incluso con relativamente poca financiación para la ciencia climática, los investigadores ya saben que gran parte de África se enfrenta a los efectos del cambio climático. (Dennis Farrell / The Associated Press)

Mapeo de impactos climáticos por aprendizaje automático

El nuevo estudio, publicado esta semana en Nature Climate Change, utilizó el aprendizaje automático para examinar más de 100.000 artículos científicos en todo el mundo. El estudio está diseñado como una forma de ver si el aprendizaje automático puede ayudar al trabajo del organismo de ciencia del clima de las Naciones Unidas, y Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, al facilitar el examen y análisis manual de los miles de artículos que los científicos están estudiando actualmente.

Los autores del estudio dividieron el mundo en celdas de cuadrícula más pequeñas y contaron la cantidad de estudios climáticos que examinaron los efectos del clima en esas regiones.

Descubrieron que se han publicado muchos más estudios climáticos sobre impactos en países desarrollados que en países en desarrollo.

Por ejemplo, casi 30.000 estudios analizaron áreas de América del Norte. 10,000 estudios solo analizaron África, que tiene una población de más del doble de la población.

Luego, los investigadores utilizaron datos de lluvia y temperatura para determinar si un área en particular estaba experimentando un cambio climático causado por el hombre. Descubrieron que, si bien las tres cuartas partes de los africanos viven en áreas que experimentan los efectos del cambio climático, solo el 22 por ciento de ellos vive en áreas con altos niveles de investigación científica sobre estos efectos.

Esto es increíble mapa interactivo El estudio muestra el peso de la evidencia de los efectos del clima a través de la red celular en todo el mundo. El sombreado más oscuro muestra más peso para la evidencia. Los filtros se pueden utilizar para seleccionar una unidad climática y una clase de impacto. Crédito: Max Callahan.

Canadá financia la investigación en el Sur Global

Una agencia del gobierno canadiense está trabajando para abordar esta brecha de investigación. los Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional, una institución de la corona federal, que financia y fomenta la investigación científica en el sur global con oficinas en países como Uruguay, Senegal e India.

En 2019-2020, el Centro de Investigación para el Desarrollo Internacional y donantes asociados financiaron nuevos proyectos por un total de $ 166,4 millones. centrar pone llamadas Presentar propuestas de investigación para el desarrollo internacional que logren objetivos específicos, como la adaptación al cambio climático. Los investigadores y las instituciones pueden postularse, y los fondos se destinan a investigadores locales o colaboraciones.

Si bien ha habido años de pensamiento conceptual sobre la adaptación al cambio climático, ahora necesitamos implementar estos conceptos aquí en Canadá, y en todos los demás lugares donde vemos impactos climáticos, dice Bruce Currie-Alder, director del Programa de Resiliencia Climática del Center for International. Investigación para el desarrollo. Aquí es donde la microclimatología se vuelve muy importante, para saber exactamente cómo debe adaptarse un área en particular.

«Una cosa es decir que el mundo se está calentando. Hay ciertas partes que están más secas, hay cierta frecuencia de tormentas», dijo.

«¿Qué significa eso en una región o estado en particular? Y ese conocimiento es absolutamente esencial».

Bruce Currie-Alder, quien dirige los programas de resiliencia climática en el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo (IDRC), dice que la ciencia del impacto del microclima es esencial para ayudar a las comunidades a prepararse para el futuro. (IDRC)

Obstáculos a los que se enfrentan los investigadores africanos

La cruda dicotomía se ha destacado en climatología otro papel Publicado en septiembre y financiado en parte por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC), que examinó la financiación de la investigación en África. Encontró que el 3,8 por ciento de la financiación mundial para la investigación del cambio climático se gasta en África.

Incluso cuando ese es el caso, el dinero se destina principalmente a investigadores del norte del mundo. Por ejemplo, de esta pequeña cantidad de fondos para la investigación en África, el 78 por ciento se destinó a instituciones en Europa y América del Norte. Solo el 14,5 por ciento fue a instituciones africanas.

Grandes olas rompen en el paseo marítimo de Sea Point en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, en 2020. Los países del sur global también contienen las comunidades más vulnerables al clima extremo causado por el cambio climático. (Foto de Nardus Engelbrecht / AP)

La solución no solo radica en aumentar la financiación para los investigadores africanos, sino también en mejorar la calidad de la financiación, dice Christopher Tresos, coautor de investigación sudafricano e investigador principal de la Iniciativa Africana de Desarrollo y Clima en Ciudad del Cabo.

«Por ejemplo, aumentar el acceso directo y el control directo sobre la investigación, el diseño y los recursos para los socios africanos cuando se trabaja con investigadores de lugares como Canadá o Estados Unidos, en contraposición a las agendas de investigación que se establecen externamente», dijo.

Trisos también señaló que los investigadores africanos enfrentan barreras incluso al intentar acceder a artículos publicados, muchos de los cuales se encuentran en muros de pago en línea que pueden exceder sus presupuestos.

«Así que publicar más datos de acceso abierto y más publicaciones científicas abiertas es una gran parte de la solución allí también», dijo.

Christopher Tresos, investigador de la Iniciativa Africana de Desarrollo y Clima en Ciudad del Cabo, dice que existe una mayor aceptación de que el conocimiento indígena es valioso para comprender cómo las personas pueden adaptarse al cambio climático. (Christopher Trisos / Twitter)

Estas disparidades de financiación conducen a «dinámicas de poder desiguales en la forma en que las instituciones de investigación de Europa y Estados Unidos dan forma a las agendas de investigación del cambio climático en África», dijo el documento.

Una consecuencia de esto es que los investigadores de los países desarrollados pueden estar estableciendo preguntas y objetivos de investigación para una audiencia del Norte global, en lugar de proporcionar información procesable para que sus socios locales utilicen esta investigación para combatir el cambio climático en África, advierte el documento.

Debe incluirse el conocimiento indígena

Michelle Lyon es especialista senior de programas en las oficinas del Centro de Investigación para el Desarrollo Internacional en Dakar, Senegal. Actualmente está trabajando en un proyecto financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC) que estudia la migración en la región y cómo se relaciona con los cambios climáticos y ambientales en los recursos hídricos y la productividad agrícola.

Lyon acogió con satisfacción el estudio del aprendizaje automático, pero señaló que el método tecnológico que utilizó es un ejemplo de la brecha de recursos entre los científicos del Norte y del Sur a nivel mundial.

Dijo: «Existe el riesgo de una especie de nueva división global, con el desarrollo rápido y exponencialmente rápido de la inteligencia artificial y las herramientas de aprendizaje automático desarrolladas en el norte con ideas del norte, con conjuntos de datos del norte y sesgo del norte».

Trisos dice que también es importante considerar quién se considera un experto. Añade que existen muchas barreras para la investigación que atraviesan la raza y el género, y que frenan a algunas personas y algunas formas de conocimiento.

“Afortunadamente, dentro de organizaciones como el IPCC que están comenzando a cambiar la autoría, los equipos se han vuelto más diversos”, dijo Trisos.

«También hay una mayor apreciación no solo por el conocimiento científico, sino también por el conocimiento indígena y el conocimiento local, ya que contienen una valiosa historia de cómo la gente en algunos lugares se ve afectada por el cambio climático».

Incluso sin mucha investigación realizada en el Sur Global, está claro que el cambio climático está afectando a las personas.

«Creo que está claro que incluso con esta pequeña cantidad de fondos y esfuerzos de investigación, todavía hay fuertes indicios de los severos impactos del cambio climático en la salud de las personas, en su seguridad alimentaria y en la biodiversidad en África», dijo Trisos.

«Pero sabremos mucho más si se dedican más recursos a este problema».

READ  Expediente de Trump y Rusia: Analista arrestado | Noticias CTV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *