Peinados de moda: ¿un renacimiento del salmonete? El corte de pelo de los 80 que está arrasando en TikTok | Comunidad

Ella Imhoff, nuera de Kamala Harris, monta en Proenza Schuller. La joven cantautora española Natalia Lacunza. Gigi Hadid en la portada revista Vogue. El rapero Lil Nas X y la cantante Amyl and the Sniffs.

El denominador común en esta diversa lista de nombres es un corte de pelo: el salmonete. A lo largo de la historia, la apariencia de «trabajo en el frente, fiesta en la parte de atrás» ha sido popularizada por grupos en contraste con los estadounidenses al revés y los homosexuales en los años 70 y 80. Pero ha cambiado en las últimas décadas. A veces es solo una decisión estética, otras veces es política o relacionada con la música. En 2022, las aplicaciones de redes sociales como TikTok son una causa en sí mismas: el desafío #oneminutemullet, en el que los usuarios se cortan el cabello con tijeras de cocina, ha acumulado 92,8 millones de visitas.

Se remonta a Egipto y Grecia, fue usado por guerreros que aprovechaban el flequillo corto y la protección solar de la pelusa más larga y despeinada, y fue inmortalizado por los Beastie Boys en la canción de 1994. molibdenoNo hay una sola razón detrás de esta nueva tendencia. En su informe de predicciones para 2022, Pinterest lo calificó como «Rebel Cuts» como uno de los peinados más populares entre la Generación Z. Las búsquedas de imágenes inspiradoras sobre papas en la plataforma aumentaron un 190 % en comparación con el año anterior.

«No pensé en por qué lo estaba usando hasta que le pregunté», admitió por teléfono la ilustradora y artista de guiones gráficos Carla Berocal. Se sometió a esta reducción durante tres años, y la primera vez que lo hizo, en 2019, fue en Roma durante su formación técnica en la Academia de España. “Nunca he tenido mucha sensibilidad por la estética, pero conviviendo con la moda y estando en Roma, que se respira estética por todos lados, buscaba el cambio”. Pidió el consejo de un compañero estilista, cuyo gusto es «muy italiano y sofisticado», y le sugirió que hiciera algo «como un niño» con su cabello. “Ahí lo cortaban muy bien, con navaja, que lo hacía más desnivelado, ahora lo hacen con tijera pero lo sigo usando”.

READ  Con 'Madres Paralelas', Almodóvar, Cruz realmente regaña a Fox
Scarlett Johanson en 2003.

Para Berrocal, el salmonete es un encanto y los años 80 son un elemento de su imagen, ya que sus gafas de aviador oversize y sus camisetas vintage también evocan esa época. Pero si hay algo sobre este corte de pelo, el estilista Guido Palau, el creador de peinados que dominó el desfile de moda Primavera 2022 de Alexander McQueen, señaló: New York Timessiempre ha «provocado reacciones tan fuertes porque se niega a ser solo una cosa, se encuentra en algún lugar entre alto y bajo, masculino y femenino, de buen gusto y vulgar».

René Zamudio, diseñador, estilista y director creativo de tesis en el Instituto Europeo de Diseño (IED) de Barcelona, ​​coincide: “Yo mismo lo usé a finales de los 70 cuando, con Bowie, se extrapoló al mundo de la moda. Es gracioso porque siempre he pensado que era un corte feo, pero te acostumbras hasta que al final te gusta”.

En Estados Unidos, el resurgimiento del mullet en los últimos años se ha asociado al «trumpismo y la defensa de estilos de vida atrasados. La socióloga, consultora de género y diversidad e investigadora social Marina López Baena explica a este periódico que «la moda lo ha reutilizado». como una forma de ironía y poder limitante.” Pero dice que en países como España, a menudo se asocia con grupos sociales marginados. Este cambio de perspectiva cultural lo experimentó Berocal cuando regresó de su estancia en Roma: “Me di cuenta de que el salmonete aquí tiene este significado. No me gusta la idea de romantizar una clase social. Para mí, sigue siendo una referencia a Boy».

«¡También es vasco!» agrega la compañera de cuarto de Carla. La ilustradora explica cómo los españoles también asocian el salmonete con el look preferido por los nacionalistas vascos en el norte de España, algo que le ha costado burlas y comentarios desafortunados en las redes sociales. La fotógrafa Esther Galván abordó comentarios similares, pero dice tener la sensación de que el corte de pelo, que era «una seña de identidad para muchos movimientos sociales y dentro de la música», ha perdido parte de su significado al ponerse cada vez más de moda. En su caso, volver a llevarlo en una versión más setentera y más cercana al corte shaggy o lobo (más largo y perfilado) significó reconciliación además de liberarse de la plancha.

READ  8 películas que te ayudarán a sobrellevar una ruptura

«La poesía siempre se ha tratado de la identidad para mí, pero no algo deliberado como, ‘Ahora me voy a afeitar la cabeza porque quiero romper los roles de género’. “Era solo otra forma de expresarme, como si me estuviera pintando o vistiéndome de alguna manera”, agrega Galván.

Ellen DeGeneres en 1987.
Ellen DeGeneres en 1987.

«En ambientes de moda, un salmonete es un elemento que te permite mostrar que estás a la vanguardia. En espacios siniestros o exóticos, es más un elemento autorreferencial, que te permite definirte dentro de la sociedad», señala el sociólogo. López Baína. La poesía como medio de expresión, para reforzar la identidad y las señas. En el colectivo LGTBQ+, y especialmente en el caso de la cultura lésbica y la estética carnicera, que reasigna elementos masculinos tradicionales como el pelo corto, el mullet ha jugado este papel.

«Recorté todas las imágenes que pude de Keith Richards. Las estudié durante un tiempo, agarré las tijeras y tijera para salir de la era folk», escribió Patti Smith en solo niños, detallando cómo improvisar un salmonete en un momento ridículo ha supuesto un antes y un después en su carrera. «Cuando fuimos a Max’s, mi peinado causó un gran revuelo. No podía creer el interés que despertaba. Aunque seguía siendo la misma persona, mi estatus social mejoró repentinamente». En Max Kansas City (el antro de Nueva York es considerado el lugar de nacimiento del punk), Smith cuenta cómo alguien le preguntó si era bisexual. «Pensé que la palabra significaba hermoso y feo al mismo tiempo. Lo que sea que eso signifique, con un peinado como ese, milagrosamente me volví andrógino de la noche a la mañana».

READ  Falcon y la nueva hebilla Winter Solidere

Este es exactamente el efecto deseado en muchas otras ocasiones. En un contexto en el que las generaciones más jóvenes en particular entienden el género y la identidad de una manera más fluida, la búsqueda de lo andrógino y lo no binario es otra de las razones por las que experimentan estas reducciones. Arua Ai, tatuadora e integrante de la banda Shego, llevó un mullet durante dos años, durante los cuales ella o sus amigas se cortaron el pelo: “Lo hice porque me pareció muy cool, al estilo de los 80 y además totalmente andrógino. Además, lo encuentro muy cómodo. Tienes la sensación de llevarlo corto mientras te crece la espalda».

El confinamiento por la covid ha dado lugar a nuevos ejemplos de este corte que se presta bien al mantenimiento por cuenta propia. Con rulos, tijera en mano, la modelo, artista y diseñadora Ella Emhoff arremetió dentro de su departamento de Brooklyn, dando vida al mullet que luego llevaría a las pasarelas. Miley Cyrus hizo lo mismo: «Solo tenía una opción y la necesitaba», dijo. Esa elección fue que su madre reprodujera el único corte de pelo que sabía hacer: el mismo corte de pelo que llevaba su padre, Billy Ray Cyrus, a finales de los 80 y principios de los 90, cuando el mullet se hizo popular, perdió su poder controvertido y continuó a la gracia Estrellas de cine como Patrick Swayze.

“Con el tiempo, el mullet ha perdido ese lado rebelde y de lado, y ha perdido su fuerza para hacerle frente a la sociedad que alguna vez tuvo, y creo que eso ha sido influenciado por las redes sociales, que lo están convirtiendo todo en una tendencia muy rápido. ”, reflexiona René Zamudio. El salmonete no es tan destructivo como lo era antes, pero el salmonete no ha perdido su capacidad para mantener una conversación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.