Un análisis de big data multiomegámico desmitifica los códigos genéticos del cáncer colorrectal

Se ha publicado un análisis de más de 100.000 casos de cáncer colorrectal y 154.000 controles sanos en genética normal Descubra cientos de señales que pueden servir como nuevos objetivos terapéuticos y preventivos.

Este estudio es más del doble de grande que los estudios previos de asociación del genoma completo, según el artículo. La colaboración involucró a investigadores afiliados a cientos de estudios e instituciones de Europa, América del Norte y Asia, incluida Stephanie Schmidt, MD, MPH, vicepresidenta del Instituto de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland. Los estudios de asociación del genoma completo a esta escala ayudan a los investigadores a identificar los genes asociados con el cáncer colorrectal, así como las vías biológicas afectadas por estos genes.

«Este es un gran paso en la comprensión de la complejidad de la susceptibilidad genética al cáncer colorrectal», dice la Dra. Schmidt, quien comenzó a trabajar en parte del esfuerzo durante su formación doctoral hace aproximadamente una década. «Los datos han revelado algunas vías que pueden tener potencial para prevenir y tratar enfermedades, y proporcionan un refuerzo continuo para la exploración de mecanismos fuera del colon, como el sistema inmunitario».

El Dr. Schmitt formó parte del grupo coautor del primero de este estudio, el Estudio multidisciplinario colorrectal (CORECT) financiado por los Institutos Nacionales de Salud con la subvención U19CA148107.

El cáncer colorrectal se desarrolla a partir de tumores, conocidos como pólipos, en el revestimiento interno del colon. La enfermedad afecta anualmente a más de 1,9 millones de personas en todo el mundo. Aunque algunas mutaciones raras que se transmiten de padres a hijos están asociadas con riesgos muy altos de cáncer colorrectal, la mayoría de las variantes genéticas que contribuyen al cáncer colorrectal son comunes en la población y cada una confiere un riesgo muy pequeño por sí sola. Junto con los factores ambientales, los factores del estilo de vida y los comportamientos de detección del cáncer, los genes son una pieza importante del rompecabezas de esta compleja enfermedad.

READ  La NASA ofrece volar su nombre alrededor de la luna en Artemis I - Boston 25 News

Los investigadores compararon datos genómicos de personas con y sin cáncer colorrectal para determinar asociaciones genéticas con la enfermedad. El estudio identificó 250 asociaciones de riesgo independientes, 50 de las cuales no se detectaron previamente, mediante el análisis de datos genómicos, transcriptómicos y de metiloma. Los análisis también encontraron 155 genes efectores de alta confianza, que codifican moléculas que influyen en la actividad biológica.

Comprender el «panorama general» del cáncer colorrectal

Después de identificar los genes, los investigadores pueden detectar genes relacionados con el riesgo que provocan cambios en otros tejidos más allá de la mucosa colónica, el tejido que recubre el colon donde se desarrollan los pólipos precancerosos. Los resultados muestran que más de un tercio de los genes efectores probablemente actúan fuera de la mucosa colónica.

El estudio también encontró que el riesgo de cáncer colorrectal se deriva de la variabilidad en la función colorrectal normal a nivel molecular: homeostasis, proliferación, adhesión celular, migración, inmunidad e interacciones microbianas.

Los hallazgos revelan que los genes identificados pueden afectar múltiples sistemas, incluidas las funciones de los sistemas cardiovascular, nervioso e inmunológico. Según el artículo, la microbiota intestinal también es un área de interés potencial para futuras investigaciones.

El Dr. Schmidt dice que el nuevo análisis y la colaboración en curso son un «punto de partida» para los esfuerzos de investigación que pueden traducirse en la práctica clínica.

Estos esfuerzos de descubrimiento ayudan a confirmar las vías que se explorarán en el avance de la investigación del cáncer colorrectal. Los datos adicionales sobre las vías biológicas brindan información para identificar los riesgos genéticos del cáncer colorrectal y cómo se pueden aprovechar estos conocimientos para la estratificación del riesgo y el desarrollo de nuevos enfoques de prevención y tratamiento».


Dra. Stephanie Schmidt, PhD, MPH, vicepresidenta del Instituto de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.