Un incendio forestal envuelve el campo de refugiados rohingya en Bangladesh | Noticias de derechos humanos

El incendio en el campamento de Balukhali en Cox’s Bazar destruyó cientos de tiendas de campaña, así como varios centros de salud y otras instalaciones.

Un incendio masivo devastó un campo de refugiados rohingya en el sur de Bangladesh, destruyendo cientos de tiendas de campaña y varios centros de salud y otras instalaciones, según funcionarios y testigos.

El incendio estalló en el campamento de Balukhali en el área de Cox’s Bazar a última hora de la tarde del lunes y se extendió rápidamente a lo largo de al menos cuatro cuadras, según Mohamed Shamsoud Douza, el comisionado adicional del ACNUR del gobierno, Socorro y Regreso del ACNUR.

No hubo noticias inmediatas de heridos, pero se temían víctimas mortales y heridos.

“Fue una situación difícil porque muchas de estas cabañas estaban ubicadas en una zona montañosa donde los vehículos de extinción de incendios no podían llegar”, dijo Tanvir Chowdhury, corresponsal de Al Jazeera de Dhaka, la capital de Bangladesh. “No hay sistema de agua de ningún tipo dentro del área del campamento para apagar el fuego”.

Choudhury dijo que fuentes en el campo le dijeron a Al Jazeera que el fuego había sido controlado más de cuatro horas después de su brote.

La portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Louise Donovan, dijo que los bomberos, los equipos de rescate y respuesta estaban en el lugar en un esfuerzo por controlar el fuego y prevenir su propagación.

READ  En el epicentro del coronavirus en Vietnam, 'todos luchan por sobrevivir' | Noticias sobre la pandemia del virus corona

“Todos los socios brindan apoyo junto con RRRC y los servicios de emergencia”, dijo, y agregó que los socios humanitarios han movilizado a cientos de voluntarios de los campamentos cercanos para apoyar el esfuerzo, además de vehículos y equipo de seguridad contra incendios.

Hasta el momento, el incendio ha afectado a refugios, centros de salud, puntos de distribución y otras instalaciones. Agregó que los voluntarios apoyan a los afectados.

Refugiados rohingya ven humo en el campo [Shafiqur Rahman/AP]

Testigos en el campo dijeron que el incendio estalló alrededor de las 15:30 hora local (10:30 GMT). Algunos han dicho que creen que comenzó con la explosión de un cilindro de GLP, aunque esto aún no se ha confirmado.

Los lugareños primero intentaron apagar el fuego ellos mismos. Lalu Maji, un líder rohingya del campamento de Balukhali, le dijo a Al Jazeera, pero rápidamente comenzó a extenderse rápidamente.

“Inmediatamente intentamos evacuar el bloque N8 del campamento donde comenzó el incendio”.

Ateeq Al-Rahman, comandante de la 14ª Brigada de Policía Armada estacionada cerca del campamento de Balukhali, dijo que las fuerzas de seguridad de la isla “están ayudando a transportar a los refugiados afectados desde el campamento”.

Recibimos un informe de disparos y respondimos al incidente. “Estamos tratando de controlar el fuego”, dijo a la Agencia Anadolu Mohamed Shamsoud Douza, el comisionado adicional del Comité de Rehabilitación y Reintegración.

Mayo Khan, un líder rohingya, dijo a la Agencia Anadolu que se habían destruido “más de 700 tiendas de campaña”.

En enero, se produjo un incendio en otro campo de refugiados rohingya en Cox’s Bazar, dejando a miles de personas sin hogar.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, más de 550 refugios, habitados por al menos 3.500 personas, fueron total o parcialmente destruidos en el incendio del campamento de Nayabara, así como 150 tiendas e instalaciones pertenecientes a una organización sin fines de lucro.

READ  La última pista muestra que Elsa continúa girando hacia New Brunswick (Actualización)

En las últimas semanas, el gobierno de Bangladesh ha trasladado a varios miles de rohingya a una isla remota a pesar de las protestas de grupos de derechos humanos que dicen que algunas de las deportaciones fueron forzadas, acusaciones que las autoridades han negado.

Más de un millón de rohingya viven en campamentos continentales en el sur de Bangladesh, y la gran mayoría de Myanmar huyó en 2017 en una campaña militar liderada por el ejército que, según Naciones Unidas, se llevó a cabo con intenciones genocidas, acusaciones que Myanmar niega.

Faisal Mahmoud contribuyó a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *